domingo 18 de octubre de 2020 - 12:00 AM

¿Cómo les fue a los bares de Bucaramanga en su reactivación?

Algo ‘sobria’ e incluso un tanto ‘zanahoria’ se vivió la noche del pasado viernes, durante la reapertura gradual de los bares y las tabernas de la capital santandereana.
Escuchar este artículo

Aunque se vio algo ‘sobria’, este fin de semana comenzó la reapertura gradual de los bares y de las tabernas en la capital santandereana. Todo se hizo con algunas restricciones, dada la etapa de aislamiento selectivo por la COVID-19 en la que está inmerso el país.

Fue singular la experiencia del reinicio de actividades en dichos establecimientos nocturnos. Y es que regresó la rumba, pero sin baile; y el horario que tuvo la gente para estar en las mesas fue muy ‘zanahorio’: solo pudieron estar hasta las 11:00 p.m.

Para participar en el plan piloto de reapertura de esos negocios, los establecimientos se vieron obligados a registrar sus protocolos de bioseguridad actualizados, con base en la Resolución 1.569 de 2020 en el portal de reactivación económica.

La prueba de este fin de semana comenzó con un grupo de 62 bares que demostraron una mejor implementación de las respectivas normas de bioseguridad.

Según Ángel Galvis, asesor del Municipio, “de acuerdo con los resultados e indicadores de salud pública, las autoridades seguirán con la evaluación y la autorización gradual de otros establecimientos”.

Según el funcionario, la denominada ‘Caravana por la Vida’, conformada por Secretaría del Interior, Secretaría de Salud y Policía, se encargó de garantizar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y demás normativas durante la primera jornada de reapertura.

Se visitaron establecimientos en barrios como Cabecera del Llano, La Universidad, Diamante ll, Centro, Provenza, Asturias y Ricaurte, entre otros, para verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, concepto de uso de suelo y que previamente hubieran hecho la inscripción en la plataforma oficial de la Alcaldía.

Estas acciones dejaron como resultado un sellamiento temporal a un establecimiento en la zona centro, que no contaba con las condiciones higiénico-sanitarias y su propietario no había registrado su reapertura en la plataforma de la Administración Local, conforme con el Decreto 0387 del 16 de octubre.

Se destacó el cumplimiento con el horario de funcionamiento de bares y restaurantes en el sector de Cuadra Play, los cuales cesaron actividades antes de las 11:00 p.m., cuando inicia la medida del toque de queda municipal.

Desde Unibares Santander calificaron la primera jornada como exitosa y ahora esperan que se puedan recuperar al menos unos 2.000 puestos de trabajo en este sector de la economía.

“Ha sido una jornada tranquila, la gente muy graneada. Nosotros somos conscientes de los límites que hay tanto en horario como en consumo responsable; esto hace que no todas las personas tengan la opción de salir. Es un tema de responsabilidad social para volver a abrir y volver a darles empleo a todas esas personas que han estado con nosotros”, indicó Juan Camilo Toro, presidente de la agremiación en mención.

Lo propio dijo René Rincón, otro de los voceros del gremio: “Demostramos que estamos preparados para adoptar los protocolos exigidos y que garantizamos el distanciamiento físico. Lo estamos haciendo bien y esperamos que, tras las evaluaciones oficiales, nos permitan atender al público unas cuantas horas más de las hoy establecidas”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad