martes 29 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

¿Cómo va la ejecución de obras de infraestructura claves en el sur de Santander? Vanguardia hizo el recorrido

Retrasos, falta de ejecución y hasta problemas prediales están dificultando que al menos tres obras de Santander puedan ser terminadas para ponerlas en funcionamiento. Prosantander, Invías, veedores y demás gremios visitaron los proyectos.

Un balance agridulce se llevó Prosantander, el gremio de los empresarios de la región, luego de visitar junto a funcionarios del Instituto Nacional de Vías, Invías; la Sociedad Santandereana de Ingenieros, SSI, y algunos veedores, al menos tres proyectos de infraestructura vial en las provincias Guanentina y Comunera.

Si bien es cierto que las obras visitadas avanzan, algunas a buen ritmo, hay otras que aún están retrasadas, e incluso presentan riesgos por el vencimiento del contrato, mientras se esperan más adiciones en dinero para poder finalizarlas.

Marcela Gualdrón, miembro de la Veeduría de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, afirmó que el balance de estas obras es agridulce, además de incierto. Agregó, por ejemplo, que un proyecto como la variante de San Gil, que busca descongestionar el tránsito en el interior del municipio y esquivar el tráfico pesado, registra varios retrasos.

Por su parte, Luis Prada, presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, SSI, expresó su preocupación por el mínimo avance en las obras, y más cuando estos retrasos no son por falta de recursos.

“El problema no es el dinero. El problema es la lenta ejecución de los proyectos. No hay avances notorios en las obras. En algunos casos, como en el Aeropuerto de Los Pozos, en San Gil, se evidencia que no hubo certeza, ni planeación. La terminal está acabada, pero sin amoblar”, cuestionó el Presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros.

Si bien es cierto que en obras como la variante de San Gil hay recursos, pero falta ejecución, hay proyectos viales como el corredor Curos - Málaga que presenta dificultades.

Por eso el director regional del Invías, Edgar de Jesús Rojas, pide a los gremios de la región unirse en un solo llamado al Gobierno Nacional: adelantar vigencias futuras para ejecutar los proyectos sin contratiempos.

En este caso, según Rojas, el contratista tiene la capacidad técnica para operar. Si se acepta ese pedido, el tiempo de la obra podría pasar de ocho a solo cuatro años en ejecución. “Falta voluntad”, afirmó el Director del Invías.

Esta entidad también tiene en estudios una doble calzada que iría desde Curos hasta Piedecuesta, para poder agilizar el tráfico por esta vía nacional, la cual según estimaciones podría tener un costo de $200 mil millones, invirtiéndose buena parte de ese dinero en compra de predios. De igual forma está en estudios una paralela a la autopista de Bucaramanga para descongestionar esta arteria vial.

Entre tanto, Juan Pablo Remolina, director ejecutivo de Prosantander, considera que estas obras son de vital importancia para el Sur de Santander, pese a los retrasos que representan actualmente.

"El balance actual no es satisfactorio. La variante de San Gil, si bien muestra una mejora importante en la ejecución, se debe ampliar el plazo y se deben garantizar los recursos para que se termine la obra", puntualizó Remolina, afirmando que un cambio de contratista no sería conveniente por el momento.

El Director de Prosantander también considera que la ampliación de la vía Bucaramanga - San Gil y el corredor vial San Gil - Charalá - Duitama representan retrasos y peor aún, cuentan con desfinanciamiento hasta el momento.

"La realización de los estudios y diseños de la ampliación del principal corredor del departamento es una gran noticia. Pero se ha retrasado su terminación. Esperamos que se entreguen y se socialicen lo antes posible y sobre todo que el Gobierno Nacional garantice los recursos para que los estudios no queden en letra muerta. La doble calza entre Piedecuesta y Curos es urgente así como la ampliación en doble calzada y en terceros carriles de adelantamiento para el resto del corredor, igual con las variantes", afirmó Juan Pablo Remolina.

Aeropuerto Los Pozos, San Gil

$!¿Cómo va la ejecución de obras de infraestructura claves en el sur de Santander? Vanguardia hizo el recorrido

Este aeropuerto lleva en construcción más de tres años y actualmente cuenta con una pista y con una terminal que se entregará este 8 de diciembre, con una inversión que supera los $9 mil millones.

Esta obra debió entregarse en julio de 2021. Sin embargo, las suspensiones y adiciones alargaron el proyecto.

Ahora, para que entre en funcionamiento, deberá abrirse una nueva licitación para amoblar la terminal. Es decir, se necesitará la dotación dentro del aeropuerto para entrar en funcionamiento.

El alcalde Hermes Ortiz afirmó que en lo que queda de 2022 no habrá vuelos en Los Pozos. Y es que todavía no se han cerrado acuerdos con las aerolíneas que podrían operar en este aeropuerto.

Las rutas que tendrán prioridad serán las de San Gil -Bogotá y viceversa, al igual que las de las costas colombianas para así poder atraer turistas al municipio santandereano.

San Gil - Charalá - Duitama

$!¿Cómo va la ejecución de obras de infraestructura claves en el sur de Santander? Vanguardia hizo el recorrido

El contrato para este corredor vial fue por $353 mil millones junto a la interventoría, y tiene como objeto el mejoramiento y el mantenimiento de 134 kilómetros de la vía San Gil - Charalá - Duitama.

Según la Veeduría de la Cámara de Comercio, este corredor tiene un avance físico del 5,62% y no ha representado mayores atrasos desde el inicio de la ejecución.

Veedores han cuestionado que la mayoría de las inversiones se están haciendo en Duitama, y piden que se intervenga la jurisdicción de Santander, especialmente en la vía que de San Gil conduce a Charalá, tramo que según ha identificado el mismo Invías tiene al menos cinco pasos peligrosos con derrumbes y taponamientos en la vía.

Sin embargo, hay un problema. Y es que uno de los contratos está en líos y no ha sido liquidado por parte de la Gobernación de Santander, razón por la cual el Invías no ha podido intervenir en algunos puntos. La administración departamental debe dar el acta de entrega.

Variante de San Gil

$!¿Cómo va la ejecución de obras de infraestructura claves en el sur de Santander? Vanguardia hizo el recorrido

Este proyecto vial, que busca crear una variante que arranca desde Pinchote, cruza por el río Fonce hasta la vía de Cabrera y Barichara para luego empalmar con la vía nacional de San Gil - Aratoca, para descongestionar el centro de la ‘capital turística’ de Santander, y evitar accidentes como el ocurrido en 2018 por un camión que se quedó sin frenos, preocupa a los gremios, veedores y a la comunidad en general, pues su avance físico representa a penas un 28% mientras que el 95% del plazo ya se ha ejecutado.

De los nueve kilómetros de esta alternativa vial, solo seis se han logrado intervenir. La estabilización de taludes, según Fernando Huertas, director de la Interventoría, avanza en un 60%.

En enero de 2023 se termina el contrato y aún falta más de la mitad de la variante y más de $100 mil millones por ejecutar. Este contrato es por $173 mil millones e inició en 2018, y aún falta más del 50% de la obra.

Uno de los principales problemas que han representado los retrasos es la venta de predios. Habitantes del barrio Monchuelo, en San Gil, se niegan a vender sus terrenos al Invías para poder ejecutar las obras. Adicionalmente, falta una adición de $100 mil millones.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Arley Sánchez

Comunicador social y periodista egresado de la Universidad de Investigación y Desarrollo, UDI.

Realizó sus prácticas universitarias en la Unidad Investigativa de Vanguardia, apoyando temas de periodismo de datos y chequeo de noticias falsas.

Actualmente se desempeña como redactor de la página Política.

@arleysanchezp

dsanchez@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad