martes 24 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

¿Cómo vamos en el área metropolitana de Bucaramanga? ¡Mal!

Ayer se presentó el informe de Calidad de Vida del Área Metropolitana, que comparó los indicadores de 2015 con los de 2018 y los resultados no pudieron ser más desalentadores. Se puede decir que en los últimos años la capital santandereana, Girón, Piedecuesta y Floridablanca se estancaron.
Escuchar este artículo

No son nada alentadores los índices de calidad de vida de los cuatro municipios que conforman al área metropolitana.

Comparados los resultados de las cuatros gestiones de los alcaldes de Bucaramanga, Girón, Floridablanca y Piedecuesta con lo que nos dejaron hace cuatro años los mandatarios del pasado gobierno, de manera literal, se podría decir que en ‘poco’ o ‘nada’ se ha avanzado.

Y los resultados están a la vista: las tasas de homicidios aumentaron en Bucaramanga y Piedecuesta; la línea de pobreza creció en los cuatro municipios; la tasa de accidentes de transporte por cada cien mil habitantes subió en Bucaramanga; el desempleo pasó de 7,9% en 2015 a 8,8% en 2018, en fin...

Las frías estadísticas se dieron a conocer ayer en el marco de presentación del Informe de Calidad de Vida del Programa Bucaramanga Metropolitana ‘Cómo Vamos’.

En esta ocasión, los evaluadores hicieron el informe desde los indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otras cosas, para analizar los supuestos avances en el área metropolitana Bucaramanga durante los primeros cuatro años de estos compromisos.

Según Gonzalo Ordóñez, miembro del Programa ‘Cómo Vamos’, los resultados en las gestiones de los mandatarios actuales “son críticos”.

“Nada más en pobreza el porcentaje de la población afectada por este cáncer social subió de forma alarmante. El tema es crítico, estamos subiendo aceleradamente de 9,1 en el año 2015 a 14,5 en el año 2018”.

Y el dato del desempleo también es desalentador. Según el experto, “la tendencia en la tasa de desempleo en los últimos cuatro años pasó de 7,9 a 8,8 en el área metropolitana de Bucaramanga.

En lecturabilidad, salvo los esfuerzos que se han hecho a través de varias ferias del libro, hay que decir que poco se ha avanzado.

El área metropolitana tiene aproximadamente 120 mil estudiantes universitarios y el índice de lectura de libros, de haber leído al menos un libro en el año, es del 23%.

“¿Qué pasa con las universidades que no están formando en lectura crítica?”, cuestiona el catedrático.

“En cuanto al consumo de agua, en Bucaramanga y Floridablanca somos unos derrochadores; pero en Bucaramanga y Girón están los campeones del área en arrojar las aguas negras al Río de Oro sin ningún tratamiento; esto nos convierte en ambientalistas invertidos: exigimos agua pura para nuestro consumo y somos los peores contaminadores del preciado líquido”.

“El problema de El Carrasco es un asunto de responsabilidad ciudadana: cada habitante de Bucaramanga arroja 381 kilos por año al basurero. El índice del Plan Integral Metropolitano es menor a 255 kilos persona/año”.

“Además, la tasa de reciclaje de toda el AMB no supera el 2%, cuando la meta nacional es de 17.9%. Así no hay Carrasco que soporte la incultura de los habitantes del área y toda solución será un fracaso”, precisa el experto.

Para él, “la contaminación del aire es una paradoja: la CDMB y la AMB se pusieron de acuerdo para que los habitantes del área no podamos saber cuál es el riesgo de la contaminación del aire. Vamos a morir, pero no vamos a saber de qué”, advierte.

Mientras tanto, en los datos de movilidad en automóvil particular en los últimos años pasamos de 130.549 a 244.467, la cifra incluye automóvil, campero y camioneta. En motos en diez años pasamos de 132.990 a 410.651.

A este ritmo, según Ordóñez, “el área metropolitana será un cementerio de automóviles que cubrirá el cementerio de los habitantes de los cuatro municipios. Siempre se pensó en privilegiar al peatón y al ciclista y la guerra la ganó el automóvil particular y la moto”.

En salud, la mortalidad por SIDA supera tres veces el indicador nacional y triplica el valor referente de la mortalidad por tuberculosis.

En educación la cobertura neta en la media “sin exagerar, es una catástrofe en toda el área y la deserción intra- anual en educación preescolar, básica y media es un escandaloso 4.4. Podemos afirmar que tenemos un sistema educativo orientado a expulsar a los niños de las aulas”.

NOTA DE LA REDACCIÓN: El Programa Bucaramanga Metropolitana ‘Cómo Vamos’ es un proyecto privado y académico, apoyado por las siguientes entidades: la Universidad de Santander, la Universidad Autónoma de Bucaramanga, la Universidad Industrial de Santander, las Fundaciones Participar y Corona, la Financiera Comultrasan, las Cámaras de Comercio de Bucaramanga y de Bogotá y por los periódicos El Tiempo y Vanguardia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad