sábado 27 de abril de 2019 - 12:00 AM

Con histórica función, en Bucaramanga el Teatro Santander reabrió sus puertas al público

Pocas ciudades en Colombia cuentan con un escenario de similares características para las artes escénicas como las del renovado Teatro Santander. Hablamos con una reconocida docente, de 102 años de edad, quien hoy puede decir que vivió los dos grandes momentos de este lugar: el de su inauguración, en 1932; y el de su reapertura, celebrada anoche.

Carmen Mantilla de Camacho Mutis, una mujer que ha visto transcurrir a través de su ejemplar vida poco más de un siglo, dijo emocionada: “Me parece que fue ayer”

Sin embargo, desde esa lejana fundación del Teatro Santander, que tuvo su primera función el 19 de febrero de 1932, ya pasaron 87 años y 66 días.

¡Pues bien!

‘Carmencita’, como le dicen, es de manera literal la única sobreviviente de aquella icónica inauguración del Teatro Santander.

¡Así como lo lee!

Y algo más extraordinario: Desde anoche, tras la función de reapertura del viejo escenario, ella ya puede decir que es la única persona que ha disfrutado dos veces de este trascendental hecho.

Esta gran mujer, considerada como la maestra del siglo XX, tiene 102 años. Y, según dijo, “Dios me dio el honor de estar en primera fila en los dos grandes acontecimientos de este mítico escenario”.

La primera vez que estuvo allí, en los orígenes del Teatro Santander, era solo una quinceañera: “Y si la memoria no me falla, en ese entonces se inauguró con un concierto del cantante colombiano Álvaro Dalmar”.

Anoche fue la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, la que le dio apertura a la nueva temporada de este majestuoso centro de espectáculos.

Para la época en la que Carmencita presenció la inauguración del Teatro Santander, se alternaban las presentaciones de artistas locales y nacionales con los de talla internacional.

Y, a decir verdad, para ella lo de anoche fue como una especie de ‘deja vu’.

¿Por qué?

Porque durante la función inicial del renovado escenario se contó con un concierto especial que ofreció la Orquesta Sinfónica de la Unab, dirigida por el Maestro Eduardo Carrizosa.

Junto a dicha sinfónica estuvieron el pianista ruso Sergei Sichkov de la Orquesta Sinfónica de Colombia y la interpretación de la obra “Batalla por la Independencia” del Maestro Jesús Pinzón Urrea. También se presentó la soprano Luz Helena Peñaranda.

La segunda pieza fue el Concierto N° 2 en Fa Menor para piano y orquesta del compositor polaco Fréderic Chopin. Y después el certamen finalizó con la Sinfonía del Nuevo Mundo, compuesta en 1893 por Antonín Dvorák.

Nostalgia y algo más

Carmencita recordó que en la época de la fundación de este teatro, en la década de los 30, en la otrora Bucaramanga y en el país se iniciaba la violencia entre liberales y conservadores.

Más allá de esa agitación política, la protagonista de esta historia periodística ya vivía en Bucaramanga y estudiaba en la Escuela Normal.

Esta mujer tiene muy bien guardado sus recuerdos, sonríe y anoche en el Teatro Santander se le vio llena de ilusiones y de vida.

De hecho, nos contó que ultimó detalles para estar en esta emblemática jornada de reapertura del Teatro Santander.

Y así como guarda en su memoria el agradable sonido de la campana de la vieja concentración escolar Antonia Santos, en donde hace 79 años dictó su primera clase, hoy amanece con el recuerdo de las bellas notas que se interpretaron en la primera gran función de esta nueva fase del Teatro Santander.

Esta mujer, natural de Matanza, hizo historia al igual que el escenario que abrió de nuevos sus puertas al público.

Y si bien las páginas del ayer ya fueron escritas, Doña Carmen se volvió a ver de frente con este gran teatro para escuchar el sonido del alma, de la música y de la historia; todo se conjugó con un nostálgico recuerdo que le robó algunas lágrimas.

Y más allá del pelo cenizo, ella se da el lujo de ratificar que un teatro como el nuestro siempre será eterno.

Y lo mejor: el Santander, gracias a su dotación con la última tecnología, está convertido en uno de los mejores escenarios del país y, por qué no decirlo, del mundo.

AGRADECIMIENTOS
Conozca a todas las empresas y entidades que aportaron para la recuperación de este bien público:
Alcaldía de Bucaramanga: $17.153 millones.
Gobierno Nacional (MinCultura y Fontur): $6.131 millones.
Postobón– Grupo Ardila Lülle: $5.000 millones.
Electrificadora de Santander: $4.453 millones.
Ecopetrol: $2.000 millones.
Gobernación de Santander: $2.000 millones.
Cámara de Comercio de Bucaramanga: $580 millones.
Banco Davivienda: $500 millones.
Marval: $500 millones.
Otras empresas y particulares: $3.382 millones.
Homenaje a la cultura y al talento
La ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez, aseguró que “la reapertura del Teatro Santander es un homenaje a la cultura santandereana y al talento de su gente. Es un reconocimiento al compromiso de Bucaramanga con un desarrollo cercano y respetuoso de su patrimonio y su cultura”.
“Este teatro, de la tercera década del siglo pasado, es desde ahora, además de un espacio para las artes, un símbolo de la efectividad de sumar el trabajo interinstitucional público con el del sector privado en beneficio de la cultura, su protección y promoción”.
Dijo que “desde su cartera ministerial se acompañará este proyecto de renovación y dotación. Soy consciente del valor histórico y cultural de este escenario, y del potencial del sector creativo y artístico de Santander”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad