viernes 05 de febrero de 2021 - 2:25 PM

Con plan padrino buscan que jóvenes en el Norte de Bucaramanga terminen su bachillerato

Con solo $40.000 mensuales, durante seis meses, podrá contribuir a que jóvenes del Norte de Bucaramanga terminen su bachillerato y puedan mejorar su calidad de vida.
Escuchar este artículo

Educar y ayudar a que muchos jóvenes de los barrios del Norte de la ciudad salgan adelante es el objetivo de la fundación Construyendo Sueños, una entidad sin ánimo de lucro que desde el 2008 ha trabajado por el bienestar de la comunidad de este sector.

Para lograr esta meta, desde el 2012, la fundación gestionó un convenio con colegios privados para que quienes deseen puedan acceder a la educación. “Se trata de darle la posibilidad a personas mayores de 18 años, a través del ciclo de validación, la oportunidad de que hagan el proceso educativo y que lo certifiquen con su diploma y acta de grado, porque es una necesidad para postularse a otros estudios y a las ofertas laborales de la ciudad”, explicó Orlando Espitia Camacho, director de Construyendo Sueños.

Este año, dentro de la iniciativa ‘Vamos Todos a Estudiar’, surgió la campaña ‘Educando, plan padrino’, que busca recolectar recursos para que los estudiantes tengan acceso a sus ayudas educativas.

“Estamos buscando personas que nos ayuden durante seis meses con $40.000 mensuales, que serían $240.000 que corresponden a los costos educativos, lo que gastamos en cartillas y demás para que las personas de bajos recursos puedan tener la posibilidad de estudiar”, aclaró Espitia Camacho.

El dinero también puede ser cancelado semanalmente en cuotas de $10.000.

Lea también: Niños de colegio público necesitan celulares para conectarse a sus clases virtuales en Bucaramanga.

“Es un programa para las personas que quieran salir adelante, que entiendan que es una oportunidad y una facilidad para poder estudiar y ser profesionales”.

Los beneficiados de este programa pertenecen a las comunas 1 y 2, más los corregimientos 1, 2 y 3 de la capital santandereana.

“¿Por qué en el Norte? Porque hay mucha gente que no tiene para pagar lo que implica ser estudiante y a raíz de eso hay un empobrecimiento mental. Nosotros los animamos, les despertamos la responsabilidad y los invitamos a que se postulen a las becas que gestionamos con la Alcaldía de Bucaramanga, la Gobernación de Santander o becas que entidades privadas nos obsequian para ellos”.

Hasta el momento solo se han inscrito 23 estudiantes de 40 cupos. Y en el plan padrino solo hay 10 mujeres con sus costos educativos cubiertos. Por eso, si usted tiene la posibilidad de ayudar puede hacerlo comunicándose al celular 318 291 91 81.

A la fecha, mediante esta iniciativa se han logrado graduar 383 personas mayores de 18 años, de las cuales 150 están en carreras técnicas, tecnológicas y profesionales. Muchas de ellas ya acabaron sus estudios y están trabajando.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad