viernes 31 de enero de 2020 - 12:00 AM

Con tutela, estudiante que perdió el año pide “calificaciones justas” y ser promovido

A través de una acción de tutela, un estudiante de noveno grado que perdió el año busca que un juez respalde la posibilidad de que presente evaluaciones de recuperación y tenga la opción de ser promovido al siguiente año.
Escuchar este artículo

Directivos de la Institución Educativa Bicentenario, en Bucaramanga, se sorprendieron al conocer que la madre de uno de sus estudiantes interpuso una acción de tutela contra el colegio en busca de que su hijo, quien perdió el año, tenga la posibilidad de habilitar y sea promovido al año siguiente.

José de Jesús Moreno, rector de la institución, califica de insólita la situación al argumentar que aunque si se registran reclamaciones y tutelas por parte de los padres de familia, por otros motivos, es la primera vez que por medio de una acción judicial un estudiante pretende pasar el año.

“El joven perdió tres materias en definitiva, ciencias sociales, estadística y matemáticas. Según nuestro Sistema Institucional de Evaluación un estudiante de tercero a grado once pierde el año cuando al finalizar tiene juicios valorativos inferiores a 3,0 en las áreas en definitiva, por consiguiente no tiene la posibilidad de presentar recuperaciones finales”, explicó el rector.

¿Qué argumenta la tutela?

La madre argumenta que al menor de edad “no se le garantizó el debido proceso en la asignación de un juicio valorativo justo en la asignatura de ciencias sociales”.

Además, exige que se le entregue la evaluación acumulativa de la asignatura en mención, con el fin de hacer las reclamaciones respectivas, ya que su calificación final fue 2,9.

De otro lado, solicita se haga la revisión del Sistema de Evaluación Institucional de los Estudiantes por considerar que no se debe discriminar la asignatura de estadística del área de matemáticas.

Lea también: Reportan 121 casos de dengue en Bucaramanga, en lo corrido del año.

“Si se computan mi hijo solo perdería dos materias, dando paso a la posibilidad de habilitar y ser promovido al año siguiente”, se lee en el documento.

Finalmente solicita la garantía de permanencia en el plantel educativo.

¿Qué responde el colegio?

José de Jesús Moreno, rector del plantel educativo, explicó que ante el Juzgado 21 penal de Bucaramanga se aportaron todas las evidencias para demostrar que el proceso se hizo de la amanera correcta.

Frente al desconocimiento de la evaluación, el directivo señaló que la prueba si se entregó y que la calificación obtenida fue 1,3. “El chico recibió la evaluación y seguramente no la entregó a la mamá por miedo”, dijo.

Agregó que durante todo el año se hace seguimiento minucioso al nivel académico de cada alumno, incluso señaló que madre e hijo firmaron un acta en la cual se comprometían a mejorar, pues el menor perdió cuatro áreas en el primer período.

“Su situación académica no era desconocida. Cualquier estudiante tiene la posibilidad de recuperar si perdió una o dos materias, pero eso no quiere decir que ya pasó el año. Después de todas las posibilidades, si no logra los desempeños requeridos pierde el año”.

En cuanto a la revisión del Sistema de Evaluación indica que si bien la Ley General de Educación establece unas asignaturas fundamentales, también da la posibilidad de implementar optativas.

“Nuestro sistema es elaborado por padres de familia, estudiantes, docentes y directivos; está aprobado por el Consejo Directivo, avalado por la Secretaría de Educación y certificado por las normas Icontec”.

Finalmente reveló que en la actualidad el colegio está con 10 % de sobrecupo. “Somos 1.565 estudiantes y tenemos capacidad para 1.423”, menciona. No obstante aclaró que hay unos protocolos exigidos por la Secretaría de Educación que la madre no cumplió para reservar el cupo escolar del menor.

¿Qué dice la madre?

Ella comenta que tomó la decisión de interponer la tutela para que le den a su hijo el derecho de habilitar y que demuestre que tiene la capacidad de pasar a décimo, no para que le regalen el año.

Además, menciona que las circunstancias en las que hoy se encuentran han afectado al menor, pues han puesto en tela de juicio su inteligencia.

“Mi hijo no es un vago como divulgan por redes sociales. Están poniendo a mi hijo por el piso, no tienen en cuenta que esto le afecta. Estoy peleando sobre derechos, esta es la primera vez que me pierde un año”, dijo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad