viernes 13 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Conozca en cuáles municipios se declarará la Urgencia Manifiesta tras las tragedias invernales

La figura de la Urgencia Manifiesta es clave para garantizar y agilizar la ejecución de obras que permitan tanto la movilidad como el suministro de víveres de la población que está incomunicada por las emergencias invernales de Santander.

Teniendo en cuenta que Charta, Matanza, Suratá y California, entre otros municipios, están incomunicados con el resto del departamento, la Administración Seccional declarará hoy la Urgencia Manifiesta en tales localidades de la Provincia de Soto Norte.

Con esta figura se pretende agilizar las obras de reparación que se requieren en los trayectos viales que han sufrido graves afectaciones, tras los aguaceros de los últimos días.

Así lo informó anoche el secretario de Infraestructura Departamental, Jaime René Rodríguez Cancino, tras un recorrido que hizo a las diferentes zonas de desastre.

En la actualidad son más de 30 mil habitantes de Soto Norte, Santander, los que están incomunicados por la caída de puentes y las pérdidas totales de la calzada del trayecto vial.

El funcionario recordó que las emergencias que han provocado las lluvias tienen en vilo a las poblaciones que residen en esos municipios. También hay afectaciones en Encino, Oiba, Cepitá, Charalá, El Carmen de Chucurí, e incluso, algunas vías de acceso a Bucaramanga.

Pese a los planes de contingencia que se han diseñado, el mal temporal desnudó una vez más el atraso vial en el que está inmerso Santander.

Según el funcionario, será preciso reconstruir dos puentes de la región: el del Tanque y el del sector de La Playa, en el trayecto que de ese municipio conduce a Bucaramanga.

También están identificadas las pérdidas totales de la calzada en seis puntos específicos de la vía a Charta, así como las de otras áreas de la calzada en la carretera La Playa-Charta.

Vale decir que soldados del Ejército, con el apoyo de la Dirección de Gestión del Riesgo Departamental, adelantan acciones en las zonas más neurálgicas de la región.

‘Lluvia’ de emergencias

El municipio de San Andrés también es uno de los afectados por las borrascas. El desbordamiento de la quebrada La Llorona dejó al menos siete viviendas inundadas. Residentes en esta zona, como Jacinto Morales y Lilia Estupiñán, indicaron que la acción de las aguas derrumbó muros y taponó vías.

Lo propio se vivió en El Cerrito. En esta localidad, de manera adicional, se inundó una escuela afectando toda la infraestructura educativa.

Las creciente en los ríos Chinatá y Pienta también causaron estragos en Gámbita y Encino.

Lea además: Las historias de dolor que dejó la avalancha

Habilitan un carril de la vía

Al cierre de esta edición, el Invías reportó que la vía Bucaramanga-Cúcuta ya registra paso a un carril tras la pérdida de la banca, en el km 75+400 y 102+700. Vale recordar que en ese punto se registró el cierre total en los kilómetros 71 y 74, en el sector conocido como La Curva de Los Adioses, donde se reportó la caía de piedras y lodo a la calzada. El paso se habilitó a un carril.

En el kilómetro 103, entre Bucaramanga y Pamplona, se redujo a un solo carril, lo que traumatizó el paso de vehículos. Por estos lados, los deslizamientos de tierra persisten.

Pese a que los dos incidentes ocurrieron desde el 11 de mayo, todavía se mantiene el paso restringido por el aumento del caudal del río Pamplonita y la caída de rocas.

La Concesión Vial Río Pamplonita inició las evaluaciones para intervenirla y recuperar la movilidad en ambos sentidos, ya que son muchos los vehículos que se dirigen al interior del país a través de esta ruta nacional.

Las autoridades recomiendan transitar con precaución por la vía nacional que comunica a la capital de Santander con Pamplona y Cúcuta.

Un plan de contingencia

Conozca en cuáles municipios se declarará la Urgencia Manifiesta tras las tragedias invernales

El mandatario de Matanza, César Armando Lozada, informó que se diseñó un plan de contingencia para tratar de garantizar la movilidad de la comunidad, sobre todo la que reside en el sector rural. Dijo que, tras los aguaceros y la caída del puente del sector de La Playa, se adelantan trabajos con maquinaria amarilla para la habilitación de la vía La Cabrera.

Lo que se ha programado es que se pueda disponer de esta vía como acceso temporal para vehículos pequeños con el fin de comunicar la provincia de Soto Norte con Bucaramanga, la cual tiene problemas de movilidad por culpa del crudo invierno.

El Ideam pronosticó que las lluvias seguirán en Santander hasta mitad de junio.

En el sector de La playa

La creciente de la quebrada La Cristalina, que desemboca al río Charta, tumbó un puente y tres viviendas en el sector conocido como La Playa. El desplome de la estructura dejó incomunicados los municipios de Matanza, Charta, Suratá, California y Tona.

Elkin Pérez, alcalde de Tona, indicó que “esta es una de las vías de salida de los municipios hacia Bucaramanga. Estamos haciendo una revisión a los puentes, pues el agua al parecer los afectó más de la cuenta”.

Uriel Jaimes, uno de los damnificados con esta tragedia,

lanzó un S.O.S. y señaló que los labriegos del sector están perdiendo sus cultivos: “Esta es una emergencia de grandes proporciones”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad