martes 08 de septiembre de 2020 - 11:50 AM

Conozca la fundación que ayuda a las personas en condición de drogadicción y alcohol en Bucaramanga

La fundación ‘Fuente de Vida Colombia’ surgió hace tres años de manera oficial, sin embargo, sus fundadores vienen realizando esta labor desde hace aproximadamente diez años.
Escuchar este artículo

Este centro de ayuda dirigido a personas con problemas de alcohol y drogadicción tiene como objetivo brindar un soporte en donde la única medicina es el amor para acompañar a quienes están pasando por un mal momento. Cuentan con la voz de la experiencia al haber pasado por el mismo camino en busca de salir de las adicciones.

Una de sus fundadoras es Olinta Caviedes, una madre que en la desesperación para poder ayudar a su hijo a salir del mundo de las drogas, encontró hace diez años una solución para él y para todos los jóvenes y adultos que han pasado por el centro de ayuda.

“Mi hijo y yo tuvimos una experiencia espiritual en un evento de Pepe Cortázar en Medellín. Entendí que al igual que yo también había personas que estaban sufriendo y pasando por la misma situación. Decidí capacitarme y buscar información para poder ayudar a más madres, familias y jóvenes para poder salir de esa experiencia tan dura”, dijo.

Luego de ese viaje, empezaron a reunirse en la casa de la señora Caviedes y viajaban una vez al mes a Medellín con un grupo de personas amplio. Sin embargo, después de varios inconvenientes, el grupo se deformó.

Le puede interesar: La santandereana Yoreli Rincón fue titular en la victoria del Inter de Milán

Más adelante, consiguieron un local para arrendar en el barrio Caldas, decidieron reunirse allí y sobrevivir con las contribuciones de los 40 asistentes.

Finalmente, lograron ubicarse de nuevo en el barrio Villabel en Floridablanca. Allí está la sede central que actualmente tienen y en donde todas las noches, antes de la pandemia, se reunían todos los integrantes; ahora, lo hacen por turnos.

Además, también cuentan con el centro ‘Fuente de Vida Colombia’ que es una finca ubicada en la vereda Matagira, vía a Matanza. Este lugar es el primer punto en el que los internos viven un proceso de seis meses y luego pasan a reunirse en el centro de Villabel.

Según Javier Salazar, hijo de la señora Olinta, líder del grupo y representante legal, esta fundación se diferencia de otros lugares porque es con ayuda mutua. Personas que han sido adictas y ya superaron el proceso son quienes dan el soporte a los pacientes internos por medio de la guía y el ejemplo para que ellos también puedan ser personas libres.

“Utilizamos el programa de 12 pasos de alcohólicos anónimos, talleres de desarrollo humano con el fin de que ellos se vuelvan productivos y útiles. Con este programa les ayudamos a tener objetivos claros en la vida, cambiar su perspectiva y transformar la visión a una nueva vida. Este programa dura 6 meses”, manifestó Salazar.

Los pacientes se tratan a través de charlas, terapias grupales, reuniones de estudio y trabajo constante. También hay un proceso individual que consiste en el apadrinamiento de personas que ya tienen un tiempo de limpieza con pacientes en proceso, entonces tienen conversaciones en las que se ejerce una terapia privada.

Lea también: Video: En Santander y otros departamentos fue desarticulada una banda dedicada a prostituir mujeres en China

Además, este joven de 29 años también dijo que el objetivo de la fundación ´Fuente de Vida Colombia’ es que ellos se reintegran en la familia y salgan renovados después de un largo proceso. “A nadie se obliga a permanecer, todos son libres de irse en cualquier momento, pero claramente, antes se les da una charla para que no hagan eso”, explicó.

En estos momentos tienen 17 muchachos de 20 a 35 años. Cabe resaltar que esta fundación es únicamente para hombres con el fin de evitar abusos, maltratos entre ellos, denigración y no generar vínculos de relaciones amorosas en este espacio.

El objetivo a futuro es crear un centro de ayuda destinado solo para mujeres. “Ya nos encontramos capacitando a algunas para que sean ellas quienes lideren este proyecto”, afirmó Salazar, sin embargo, no cuentan con la capacidad económica para materializar este proyecto.

Es por esto que se encuentran recibiendo donaciones que contribuyan a la realización de este centro debido a que en estos momentos no tienen con qué pagar el arriendo. “Aceptamos cualquier tipo de aporte, camas, pintura, ropa, alimentos, lo que les nazca de corazón”.

Las personas que estén interesadas en donar o estén pasando por una situación de problemas de drogadicción o alcohol, pueden unirse al grupo comunicándose al 3208594734, celular de Javier Salazar. O visitar la página web www.nuncamassolos.com.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad