martes 23 de junio de 2020 - 12:00 AM

Crecen los problemas de salud mental entre los bumangueses

Mujeres entre los 27 y los 59 años de edad, quienes residen en Bucaramanga y otros municipios del área, son quienes más han solicitado apoyo. También en la lista de reportes aparecen llamadas asistenciales de jóvenes y niños.
Escuchar este artículo

Las preocupaciones por culpa del COVID-19 han ocasionado un gran impacto entre los bumangueses. El distanciamiento social hizo que todo sea aún más complejo en muchos hogares de la capital santandereana.

De hecho, las llamadas de auxilio y asesoría al Hospital Psiquiátrico San Camilo han evidenciado fuertes episodios de ansiedad, pánico, soledad, estrés, depresión, insomnio e incluso de intentos de suicidios.

Es tan grave la situación, que los reportes por estos flagelos se multiplicaron de manera considerable.

Por cada diez personas que han llamado a la ‘Línea Amiga’, habilitada por ese centro asistencial para asistir casos de salud mental, siete están relacionadas con el miedo y la incertidumbre que ha despertado entre los bumangueses el COVID-19.

Las estadísticas fueron confirmadas por el gerente del referido hospital, el médico psiquiatra Pedro Javier Gutiérrez Guiza.

Él informó que de cada diez personas que llaman a dicha linea telefónica, dos han tenido que ser atendidas por personal médico de la institución o han sido remitidas a otros centros asistenciales de la ciudad.

Desde el 8 de abril pasado, este hospital se unió al Colegio Colombiano de Psicólogos para instalar la ‘Línea de la Amistad’.

Se trata de un canal de comunicación directo para brindarles orientación psicológica y acompañamiento a los santandereanos que presenten sintomatología de salud mental como consecuencia de la pandemia.

16 psicólogos y psiquiatras conforman el equipo de profesionales que brinda atención de forma gratuita. El personal disponible las 24 horas y los 7 días de la semana.

Según datos entregados por el Hospital, a la fecha se han recibido más de 800 llamadas agrupadas entre síntomas leves, intermedios y graves.

Mujeres entre los 27 y 59 años de edad, quienes residen en Bucaramanga y otros municipios del área metropolitana, son quienes más han solicitado apoyo.

También los jóvenes adictos, incluso muchos que estaban en vía de recuperación, recayeron en los vicios por culpa del confinamiento.

Los padres de familia han reportado que sus hijos otra vez consumen sustancias alucinógenas, lo que está dando al traste con muchos tratamientos médicos y de resocialización.

Otro dato que sorprende de las llamadas es que los niños también hacen parte de los casos reportados a esta línea de atención a la comunidad.

Gutiérrez Guiza dijo que la salud mental de los niños y las niñas se ve especialmente afectada en momentos de crisis como el actual, por lo que es importante brindarles acompañamiento para que puedan afrontar las situaciones que les generen algún sentimiento de estrés o ansiedad.

En general, como consecuencia de la emergencia sanitaria del COVID-19, los bumangueses han consultado a la institución casos de miedo, preocupación, incertidumbre, temor al contagio, llanto por la situación, aburrimiento y deseos de salir de casa. Y si bien son reacciones relativamente normales, hay que prestarles mucha atención.

En cuanto a los síntomas graves, la institución de salud informó que los trastornos de ansiedad con aumento del consumo de sustancias, hechos de pánico, aumento de crisis depresivas, descompensación en pacientes con historial afectivo bipolar, trastornos del sueño, violencia intrafamiliar asociada a las sobrecargas dentro del hogar y la exacerbación de los síntomas en pacientes psiquiátricos son los casos más frecuentes.

Recuerde: Usted puede pedir asesoría profesional a través de los números 3053931600 y 6970878.

VOZ DE UNA EXPERTA
Lina Marcela Luna, representante del capítulo Santander del Colegio Colombiano de Psicólogos, explicó que ante una posible enfermedad mental siempre es importante buscar una red de apoyo, que en primer lugar sería la familia. “Sin embargo también existen redes externas como las líneas de atención, para que la gente pueda conocer de primera mano la información y reciba orientación”.
Así mismo, la profesional en psicología manifestó que además de brindar ayuda, la información recolectada a través de las llamadas ha servido para articularla con estrategias de fortalecimiento de la salud mental, así como la promoción y prevención.
“La situación psiquiátrica del país nos ha mostrado que lamentablemente hay una pandemia adicional y es la salud mental, porque las respuestas de nuestros servicios de salud no son suficientes para atender los problemas que tiene la comunidad. Desde el Colegio Colombiano de Psicólogos promovemos el directorio de salud mental que hay en cada municipio y las líneas de atención a las que pueden acudir teniendo en cuenta cada uno de los factores de riesgo”, puntualizó Luna.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad