viernes 08 de febrero de 2019 - 12:00 AM

De visita por mi barrio de Bucaramanga: Mejoras Públicas

Nuestros trayectos comunitarios nos tienen hoy en el barrio Mejoras Públicas de Bucaramanga. ¡Lo invitamos a recorrerlo de las manos de sus vecinos!
Escuchar este artículo

El barrio Mejoras Públicas se encuentra ubicado estratégicamente en la capital santandereana.

Vías como las calles 34 y 36, así como la Avenida La Rosita, poco a poco la fueron conectando con el Centro y con Cabecera del Llano.

La verdad es que es un barrio icónico. Tal vez los jóvenes de hoy no lo vean así, pero fue famoso por ser el sector en donde funcionara el exclusivo Teatro Sotomayor y el Restaurante Mateo.

El Hotel Chicamocha también es un gigante de la zona que, a finales de los 70 y comienzos de los 80, permitió la expansión del sector.

Aunque todavía conserva bellas zonas verdes, algunos vecinos antiguos recuerdan con nostalgia el gran bosque que existió por estos lados.

La construcción de las casas del barrio se dio, de manera específica, hacia el costado norte del parque.

Y aunque hoy existen por estos lados modernos edificios, aún se conservan esas casonas del ayer.

Una de ellas es la de Don Eugenio Serrano, que ‘sobrevive’ en la calle 34 con carrera 29 esquina.

Hay que admitir que la tranquilidad del vecindario ‘está en jaque’ desde hace años.

Las viviendas están rodeadas de tabernas, discotecas y establecimientos comerciales que, de alguna forma, han venido devorando ‘metro a metro’ al barrio. Pese a ello, Mejoras Públicas se niega a desaparecer.

Sinopsis del barrio

Ubicación: Desde la carrera 27 hasta la carrera 33. Sus límites también van de la calle 32 hasta tres cuadras más allá del antiguo sector de la Concha Acústica.

Comuna: Oriental.

Sectores vecinos: La Aurora, El Prado y Sotomayor.

Estrato: Cuatro. Algunos edificios pertenecen al estrato Cinco.

Nº de viviendas: 705, sin incluir los apartamentos.

Población: Se cree que allí vive una población cercana a las 2 mil 710 personas.

Organismo cívico: La Junta de Acción Comunal.

Centro educativo: El plantel más cercano al barrio es el Instituto de Las Américas.

Iglesias: Los fieles acuden a las parroquias más cercanas a la zona. Entre ellas están las del Sagrado Corazón de Jesús, San Pío y Nuestra Señora de Fátima.

Centro asistencial: La Clínica Chicamocha.

Centros de acopio: Por la cercanía al barrio, los allí residentes van a la Plaza Guarín. También están reconocidos centros comerciales y otros micromercados que bordean la zona.

Sitios reconocidos: Hotel Chicamocha y Galería Actualidad.

Zona de sano esparcimiento: Allí funciona el Parque Cultural del Oriente, administrado por la Sociedad de Mejoras Públicas.

Principales problemas: La inseguridad, hay dificultades con la movilidad vehicular, la invasión del espacio público, el mal estado del alumbrado y la contaminación auditiva, la cual generan algunos establecimientos nocturnos que funcionan sobre esta área residencial.

La historia del sector

Los inicios del barrio Mejoras Públicas estuvieron marcados por la apertura de la carrera 27, desde la calle 32 hasta la Puerta del Sol.

Y en el sector que una vez fue llamado El Bosque, en el antiguo lecho de la quebrada La Rosita, sobre la calle 37 con carrera 27, se dio al servicio en 1947 el Teatro Sotomayor.

Fue una construcción sin muchas pretensiones y un tanto austera, que tenía algunos elementos ‘modernos’, como el techo voladizo de su acceso.

No obstante, el Sotomayor fue uno de los cines más exclusivos. Su capacidad llegaba a 400 espectadores, incluyendo los de su pequeño palco.

Al lado de la sala de cine existía la famosa Heladería Tropicana, cuya inauguración, por allá en 1954, se convirtió en el gran acontecimiento de la época.

La construcción de las casas de Mejoras Públicas en sí se hicieron de manera progresiva. Cada quien loteaba e iba sacando adelante su predio.

Los terrenos pertenecían en ese entonces a Robledo Hermanos y a David Puyana Figueroa.

Muchas de las casas se levantaron en inmediaciones del bosque de la Sociedad de Mejoras Públicas; de ahí la denominación que lleva hoy el barrio.

Ese bello ‘pulmón verde’ de la ciudad tuvo una tala que, en su tiempo fue duramente criticada por los ecologistas, tal y como hoy se registra con la tala de árboles del Mesón de los Búcaros.

Todo obedeció a la última fase de prolongación de la calle 36, entre la carrera 27 y la carrera 33.

Sin embargo, gracias a ese ‘corte’, el Centro de Bucaramanga se pudo conectar con la Carrera 33 a lo largo de la Calle 36.

En 1972 otro gigante llegó al sector: el edifico del Magisterio, tras una iniciativa de la Cooperativa de los docentes. Al principio allí solo vivían profesores y sus familias, pero algunos de ellos fueron vendiendo sus propiedades y ahora viven familias con otras ocupaciones laborales.

A finales de la década de los 70, los Ronderos de Cúcuta construyeron el Hotel Chicamocha y la primera gerente fue Marilú Romero de Medina.

Por mucho tiempo, la cancha de la famosa Concha Acústica fue escenario de múltiples competencias

deportivas, terreno que hoy es administrado por la SMP.

La ciudad creció y se construyeron por estos lados la Clínica Chicamocha y la Funeraria Las Colinas, entre otros sitios.

Pocos recuerdan que la calle 37 atravesaba la carrera 27 y seguía hacia el oriente.

Hoy, en ese tramo de la calle 37 existe una moderna estación de servicio.

También un bello edificio, el Green Gold, se construyó por estos lados.

Hablan los vecinos del sector

José Luis Vásquez: “Es clave mejorar la movilidad vehicular y además se necesita que los conductores evidencien una mayor cultura ciudadana al volante”.

Marina Barrera de Galvis: “Llevo buena parte de mi vida en este sector y le cuento que es muy agradable residir aquí. Mis vecinos son adorables”.

Martha Yolanda Garavito: “Me agrada el respeto que la gente profesa por el arte. De igual forma, es bello el entorno verde que ostenta Mejoras Públicas”.

Nayibe Ardila: “Nuestro barrio es muy lindo, pero debemos admitir que el diseño de sus vías no es el mejor y, por ese motivo, no fluye la movilidad”.

Henry Augusto Delgado: “Pienso que el barrio Mejoras Públicas es muy agradable para vivir y trabajar. Además, está estratégicamente bien ubicado”.

Carmen Alicia Carreño: “Este sector tiene un pulmón verde. Hablo del Parque de la Sociedad de Mejoras Públicas, el cual embellece esta zona céntrica”.

Dato curioso:

La Concha Acústica del sector fue construida en 1969. Y Justo en ese año y desde allí, la gente del barrio se congregó para ver la llegada del hombre a la Luna, en un televisor a blanco y negro que habilitó en ese entonces el Gobierno Local.

¿Sabía que antes el barrio se llamaba ‘Elías Puyana’, luego le decían ‘Salvador Allende’, hasta adoptar el de ‘Mejoras Públicas’ por la entidad creada para cuidar los parques de la ciudad?

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad