viernes 04 de octubre de 2019 - 12:00 AM

De visita por mi barrio: hoy, Bolívar

En nuestras visitas comunitarias hoy llegamos a uno de los barrios más antiguos y patrióticos de la capital santandereana. Se le conoce con el nombre del Libertador y es una singular mezcla de pasado y tradición. ¡Acompáñenos a recorrerlo!
Escuchar este artículo

El barrio siempre ha mantenido un preciso significado cívico, patriótico e histórico de la capital santandereana.

De hecho, la estatua al Primer Ciudadano de Colombia, Simón Bolívar, realizada por el escultor Gómez Castro y adecuada por la Academia de Historia de Santander en el Parque que lleva el mismo nombre del Libertador, le rinde un gran homenaje a la figura histórica del Padre de la Patria.

La verdad es que durante toda su vida el barrio Bolívar generó entre los bumangueses una conciencia cívica, propia de los buenos ciudadanos que honran a sus héroes y que además se preocupan por el bienestar y el progreso de la comunidad.

La cercanía del barrio al Club del Comercio, así como la presencia de familias de abolengo, le dieron en el pasado una talante residencial y exclusivo al Bolívar.

Para entonces no existían grandes avenidas, el centro de la ciudad quedaba relativamente ‘lejos’ y, como si fuera poco, nadie había osado construir un solo edificio en el barrio del ‘Libertador’.

Las lavanderas de la Quebrada La Rosita recorrían el Puente de la Cochera, el cual se convirtió en el único nexo de la ciudad con la boscosa zona suroriente.

Sin embargo la ciudad se expandió, Bucaramanga comenzó a crecer de manera vertiginosa y el barrio Bolívar le cedió terreno al sector comercial de la meseta.

Las calles 36 y 45, sus verdaderos límites, se transformaron en grandes vías y muchas casas fueron demolidas para darles pasos a modernos edificios.

En la actualidad este barrio afronta los problemas típicos de la zona céntrica de la ciudad: hay brotes de inseguridad, se registra gran contaminación auditiva y, por supuesto, la congestión vehicular no se hace esperar.

Del otrora Bolívar quedan algunas casonas y un buen número de vecinos ilustres que, en estos tiempos, le están apostando a la promoción de la cultura y el arte.

De visita por mi barrio: hoy, Bolívar

‘BARRIOGRAFÍA’

Nombre: Bolívar.

Comuna a la que pertenece: No. 13.

Año de fundación: 1926.

Delimitación: Está localizado en el cuadrante de la calle 36 con la Avenida La Rosita y entre las carreras 22 y 27.

Áreas vecinas: El Centro, Sotomayor, La Concordia y Mejoras Públicas.

Estrato: Cuatro.

Número de viviendas: Cerca de 950, sin incluir los apartamentos de las edificaciones nuevas.

Población: Dos mil 130 personas, aproximadamente.

Organismo cívico: La Junta de Acción Comunal, que es presidida por Henry Aceros.

Templos religiosos: La parroquia católica más cercana es la Catedral de la Sagrada Familia y, por otro lado, en el barrio funciona la denominada Primera Iglesia Bautista.

Entidades educativas: Colegio Cooperativo Comfenalco, la Escuela Bolívar, el Centro Colombo Americano, Uniciencias, el Centro de Desarrollo Infantil Los Comuneros, el Colegio Acoandes, el Jardín ‘Rayitos de Sol’ y el Preescolar ‘Personitas’.

Algunos establecimientos comerciales: Pesquera Del Río, Deportes Veralima, ‘Vefood Comida Sana’, ‘La Marsella Free Style’, ‘Tercer Milenio’, Calzado Paraíso, El Boticario, ‘Sarang, Arte y Cocina’ y Motocicletas Bolívar, entre otros negocios.

Código postal del barrio: 680006.

Sede institucional: Allí está el edificio de la Cdmb.

Sitio de sano esparcimiento: El Parque Bolívar.

Otros sitios de interés público: El Museo de Arte de Bucaramanga, MAMB, la Casa Natal de Luis Carlos Galán, Fusader, La Casa de la Juventud de la Pastoral de la Arquidiócesis de Bucaramanga, Coopenesa, el Consulado Honorario de España, el Aula Moderna de Música y Sonido, Hotel Santa Sofía, así como La Curaduría Urbana No. 1, por citar solo algunos.

Centros asistenciales: Laboratorio Óptico El Cristal; las droguerías Trifarma y Granados; y el Instituto Clínico de Salud, entre otros.

Quebrada: La Rosita, cuyas aguas están canalizadas.

Principales problemas: Algunas vías necesitan brigadas de repavimentación, se registran altos índices de congestión y hay algunos brotes de inseguridad.

De visita por mi barrio: hoy, Bolívar

MÁS SOBRE LA HISTORIA DEL BOLÍVAR

En 1926 Víctor Martínez Villalba fundó sobre la carrera 21 con calle 39, en pleno corazón del entonces incipiente barrio Bolívar, la reconocida fábrica de “Conservas Alimenticias”, que se conocería también como Industria Nacional de Conservas Limitada.

La verdad es que, para entonces, el barrio estaba conformada por una que otra cuadra.

Fue solo hasta el 17 de diciembre de 1930, cuando se inauguró el Parque Bolívar, que el barrio adoptó el nombre del Libertador.

Once años después, en 1941, el sector comenzó a consolidarse como un área residencial de la capital santandereana.

Dicen que en ese entonces, en un viejo parqueadero de la calle 39 comenzó a funcionar el famoso ‘Circo Teatro Bolívar’ que en el papel escribiría una gran página comunitaria.

Los vecinos de antaño, los mismos que se resisten a abandonar sus casonas, recuerdan una función que cautivó la atención de miles de bumangueses. La obra se llamó así: La Campaña Libertadora. Era el 7 de agosto de 1941 y la imagen del General y

Estadista venezolano, la misma del caudillo de la emancipación americana, había elevado los sentimientos patrióticos del vecindario.

Vale decir que el sector también se caracterizó por ser la ‘meca’ de las sastrerías. Personas de alcurnia iban a sus ‘talleres de estilo’ para diseñar y escoger sus prendas y, de paso, conservar el arte del buen vestir en la ciudad.

Aunque las sastrerías se extinguieron y el telón del viejo teatro hace décadas que cayó, allí aún siguen refugiadas las ilustres familias del Bolívar, un barrio que a pesar de los años se niega a desaparecer. A este barrio lo invadió el progreso, lo ‘devoró’ el tiempo y en un santiamén se convirtió en el vecino más cercano del centro de la ciudad.

VOCES DE LA COMUNIDAD

Katherine Mendoza: “Lo que más me agrada de nuestro barrio Bolívar es el parque. Como residente en el sector celebro que pueda compartir aquí con mi familia ratos de sano esparcimiento”.

Orlando Morales: “Soy el director del Museo de Arte Moderno de Bucaramanga, que queda justo en el barrio Bolívar. Desde aquí apoyamos las expresiones artísticas y culturales de la comunidad”.

Jimmy G. Trillos: “Este es uno de los barrios más agradables de Bucaramanga. Su ubicación estratégica, gracias a su cercanía al centro, lo convierte en un lugar privilegiado para todo el vecindario”.

Cesar Colmenares: “El barrio Bolívar tiene la particularidad de que es el epicentro de la cultura. En sus casas se hacen exposiciones, presentaciones artísticas y se diseñan lindas galerías ”.

Diego Correa: “El barrio Bolívar es la ‘casa natal’ del Centro Colombo Americano, una institución cultural y educativa sin ánimo de lucro, fundada en 1957, que le hace un gran aporte a la ciudad”.

Próxima visita: La semana entrante los periodistas de Vanguardia, Euclides Kilô Ardila y Milton Velosa, recorrerán las calles del barrio 12 de Octubre, de la capital santandereana.

$!De visita por mi barrio: hoy, Bolívar
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad