domingo 16 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

‘Debemos dejar de ser tan parroquiales’

Dos años por fuera del país, dedicado solamente a estudiar economía y derechos humanos, así como a ser padre y esposo, devolvieron a un Rodrigo Rivera con mentalidad abierta y arriesgada al cambio. Así habló para Vanguardia Liberal de las metas y retos que debe emprender el país.

¿El Gobierno debería responder por los dineros de los ahorradores de las ‘pirámides’?
'Aquí hay flagrancia en un delito tipificado en el Código Penal que es la captación ilegal y masiva de dinero. No entiendo por qué se dice que no hay instrumentos legales. Por supuesto aquí puede haber negligencia que ocasione responsabilidades civiles extracontractuales del Estado por la ineficiencia de la Fiscalía en la investigación, en la adopción de medidas cautelares, en una situación que flagrantemente se aprovechó de incautos y de la fe pública'.

Estuvo en el exterior poniendo a punto sus conocimientos en economía. Al volver al país ¿considera que estamos siguiendo un modelo económico adecuado o haría correcciones?
'El país ha ganado mucho en los últimos seis años como consecuencia básicamente de la política de seguridad democrática, ha devuelto la confianza de muchos actores económicos y eso ha creado una inercia de crecimiento importante; ha habido un esfuerzo en el incremento del ahorro y la inversión.

Entonces ¿va por el camino que le corresponde?
'El problema es que la mentalidad no es la apropiada para el éxito que requerimos. El año pasado cuando crecimos más del 7%, muchos expertos macroeconómicos se asustaron y dijeron que la economía se estaba recalentando, prendieron las alarmas y presionaron a la Junta del Banco de la República para que aumentara las tasas de interés y frenara la economía. Creo que hay instintos correctos por parte del gobierno, pero faltan políticas de excelencia'.

¿Qué propone?
'Un modelo de desarrollo acelerado e incluyente para Colombia que está basado en el último estudio académico y científico elaborado por la Comisión de Desarrollo y Crecimiento con el patrocinio del Banco Mundial, los gobiernos de Australia, Nueva Zelanda y Holanda. Los expertos, nobel de literatura, estudiaron a los 13 países que tan rápidamente crecieron en medio siglo y cómo lo hicieron, son 9 asiáticos, pero hay países en Europa, África y América Latina que muestran que eso es replicable en distintos escenarios del mundo'.

Las estrategias

Para el caso de Colombia, ¿no cree que el Gobierno pecó por exceso de gasto en los buenos tiempos y ahora en los malos, no tendría cómo soportar la demanda agregada que seguramente en 2009 caerá?
'Uno de los factores que los 13 países de crecimiento acelerado mostraron, es el de la estabilidad macroeconómica. Eso consiste en déficit fiscal reducido, en que haya endeudamiento controlado y que haya inflación de un dígito, en eso  Colombia ha avanzado mucho en los últimos años, como consecuencia de la autonomía del Banco de la República. Además, el Gobierno ha reducido el déficit fiscal que heredó del Gobierno Pastrana, ha hecho reducción de gasto con la transformación de entidades que producían desangre. Pero el problema que advierto son lo señalamientos que hay entre el Banco de la República y el Gobierno Nacional en torno al tema de la estabilidad macroeconómica'.

¿Cuál es el problema?
 Uno ve la Junta acusando al Gobierno de que le falta decisión en la reducción de gasto y el Gobierno acusando a la Junta de que le falta decisión en materia de reducción de las tasas de interés. Esas discrepancias lo que muestran es falta de una agenda común…deberíamos imitar el caso de Chile donde ambos decidieron eliminar el déficit fiscal y dejarle espacio a la iniciativa privada cuando va a buscar financiación'.

¿A qué se debería el temor en el crecimiento de la economía colombiana?
'Hay cinco dimensiones para juzgar la mentalidad de fracaso o la visión transformadora: La primera, es que la visión de fracaso es de corto plazo, la visión transformadora es de largo plazo; desde el punto de vista de la profundidad, la visión de fracaso se queda en la epidermis de los problemas, la visión que transforma es la estructural que estirpa tumores; del espacio, la visión de fracaso es una visión parroquial, introvertida, que ignora lo que pasa en el mundo, como la que hemos tenido porque desarrolló al país en el centro pero ignora la potencialidad de la periferia, la visión transformadora es globalizada que saca provecho de las corrientes internacionales; la cuarta dimensión tiene que ver con la ética, la visión de fracaso es una visión Maquiavélica, de que el fin justifica los medios, los mejores fines justifican las peores herramientas, la visión transformadora está basada en valores y principios, que cuida los fines y las herramientas; por ultimo, la dimensión del tamaño indica que la visión de fracaso es pequeña y resignada, la visión transformadora es en grande.
'Entonces con estas categorías tenemos que analizar que estos trece países que tenían la misma mentalidad pequeña de Colombia cambiaron la visión y ejercieron un liderazgo al país de unión, porque esa es otra razón, la polarización política le pone un techo bajito al desempeño económico'.

¿Colombia estaría en condiciones de hacer una transformación de esa magnitud?
'Estoy absolutamente convencido de que sí, es más el país ya cambió su mentalidad en una materia muy importante que es la seguridad…hemos tenido unos avances y victorias sustanciales que no se pueden desconocer…'

El problema del contrabando

¿Cuál sería la primera acción necesaria para empezar a caminar hacia una nueva economía?
'La primera es unirnos porque fue clave en estos países superar la polarización, los odios y las disputas, y aprovechar las oportunidades. Hoy tenemos una muy importante que es aprovechar la crisis, porque son las épocas apropiadas para tomar decisiones que ya deberían estar llegando al Congreso, blindarlas contra micos y sacarlas adelante con unos acuerdos políticos ambiciosos'

¿Qué es lo que impide que en Colombia crezcamos?
'Primero la estructura tributaria. Según el Banco Mundial, los empresarios en Colombia pagan el 78% de sus utilidades en impuestos de toda clase y así es imposible hacer negocios; segundo, estamos entre los últimos lugares en materia de importación y exportación, no por tarifas sino por tramitomanía, burocracia y papeleo y por eso hay contrabando. Pero eso es algo que no se combate con policías sino reduciendo los tributos y facilitando las exportaciones e importaciones de modo que no sea negocio hacer contrabando'.

En todo este proceso, ¿qué tanto puede incidir el anuncio del recorte de aportes para el Plan Colombia, si se tiene en cuenta el tema de la seguridad?
'El Plan Colombia se ha financiado en gran parte con recursos propios y ayuda del gobierno americano, pero lo importante es que sea una política de Estado acabar la violencia…confío es que Colombia en lugar de estar preocupada con la llegada del Gobierno de los demócratas, no pase de la defensiva a la ofensiva. Confío en el liderazgo transformador de Barack Obama porque ha hablado de temas que no estaban en la agenda'.

¿Qué papel juega el TLC en todo este proceso?
'Para Colombia es bueno que el TLC haya quedado en medio de las responsabilidades del nuevo Presidente de los Estados unidos y en los intereses estratégicos de los Estados Unidos, que están muy ligados a los intereses de Colombia que es el principal aliado en la región'.

¿No cree que el tema se pueda complicar frente a la situación de los derechos humanos y los sindicalistas en Colombia?
'Yo veo al gobierno de Colombia reaccionando acertada y rápidamente sobre el tema. Se está enfrentando con institucionalidad y con democracia…creo que Colombia debe presentarse como un país sin complejos ante el Presidente Obama'.

¿Qué papel jugaría en este momento una reelección presidencial?
'Políticamente no he tomado decisiones, tengo mis convicciones, soy liberal y ejerzo. Liberalismo no es borregismo, es libertad de pensamiento y es patriotismo…lo que me alarma es la falta de pudor del liderazgo político de este país que cree que puede tener a los colombianos de rodillas cuatro años hablando de temas que sólo a ellos les convienen'.
Pero cada gobierno implementa su propia política de seguridad y si está hablando de que hay confianza para invertir gracias a las condiciones de seguridad,
¿le convendría al país seguir con la política del presidente Uribe?
'Estoy convencido de que la continuidad en las políticas debe ser esencial, garantizar que esa política tenga continuidad y no se pierda en la transición es esencial, así como en políticas sociales y económicas…pero sobre el tema de la reelección creo que lo que hay para contrastar es el sentir de la gente'.

Si fuera candidato y presidente, ¿aplicaría las mismas políticas de seguridad de Uribe?
'Creo en esa política desde hace mucho años incluso antes de que él fuera presidente…mi oposición ha sido constructiva, creo que el liberalismo debería estar apoyando la política de seguridad democrática pero expresando sus discrepancias y no desgastándose en críticas descomedidas. En los últimos años el panorama político se ha enrarecido demasiado, se ha cargado de odios y ni siquiera somos capaces de construir terrenos comunes sobre nada'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad