martes 03 de abril de 2018 - 3:12 PM

Denuncian discriminación contra pareja gay en McDonald's de Bucaramanga

Esta es la tercera denuncia por discriminación que se registra en establecimientos comerciales en Bucaramanga. En esta ocasión el celador del lugar amenazó con retirar a Juan Camilo Andino y su pareja si nuevamente se besaban en público. McDonald's rechazó esta acción y aclaró que se trató de un hecho aislado.
Escuchar este artículo

Camilo Andino, un estudiante de derecho de 18 años, estaba el pasado lunes en McDonald's, establecimiento comercial ubicado en el parque San Pío, en Cabecera, con su pareja. En medio de una conversación se besaron. "Fue un beso súper normal y recorto", explicó Camilo a Vanguardia.com. La pareja estaba en el segundo piso.

Había dos mesas ocupadas por otros comensales. Poco tiempo después del beso, el celador del establecimiento se les acercó. "Nos dijo que lo que estábamos haciendo era prohibido dentro del McDonald's y que si lo repetíamos se vería obligado a sacarnos del restaurante, porque este es un establecimiento familiar. Es decir, tengo prohibido ser gay dentro de McDonald's", se pregunta Camilo Andino.

Iván Darío Prada, vicepresidente de la Plataforma Lgbtiq Santander, organización que trabaja por la defensa de los derechos de la población Lgbt, señala estos casos no son tan aislados como se piensa en la ciudad. Esta es la tercera denuncia que reciben este año por discriminación en Bucaramanga   

El 8 de enero pasado, los integrantes de este colectivo hicieron un plantón en el Centro Comercial El Cacique donde también se registró un caso de discriminación, también hacia dos hombres que se besaron en un establecimiento comercial.

Lea también: ¿Qué tanto discriminan por orientación sexual los santandereanos?

Aunque existe la ley 1482 de 2011 o Antidiscriminación, que busca que ninguna persona, ya sea por orientación sexual, raza o credo sea amenazada, perseguida o reducida al estigma y discriminación", en la realidad parecería letra muerta, advierten las organizaciones defensoras derechos. Esta norma  además deja claro que ningún establecimiento podrá adjudicarse el famoso "derecho de admisión", si se trata de parejas del mismo sexo, por ejemplo.

La ley explica que "el acto discriminatorio es la conducta, actitud o trato que pretende consciente o inconscientemente anular, dominar o ignorar a una persona o grupo de personas, con frecuencia apelando a preconcepciones o prejuicios sociales o personales, y que trae como resultado la violación de sus derechos fundamentales”.

Los únicos datos oficiales sobre casos de discriminación a la población Lgbt corresponden a un análisis en el ámbito nacional, realizado por las organizaciones Colombia Diversa, Caribe Informativo y Santamaría Fundación. En Santander se identificaron nueve casos de agresiones, de los cuales seis hacen relación con violencia policial, dos por homicidio y uno por amenaza.

Los mismos derechos

La abogada santandereana Viviana Bohórquez, quien ha acompañado casos como el de Sergio Urrego, indica que "en Colombia, gays, lesbianas y bisexuales tenemos los mismos derechos que todas las familias. Todos los derechos han sido producto de luchas legales por la igualdad en los últimos 10 años. Lo que falta ahora, es promover cambios sociales en la vida cotidiana. Por eso no creo que se trate de reprochar y tildar al celador como homofóbico. Sino de preguntarse qué ha hecho McDonald's y las empresas en general para no discriminar a sus clientes".

Bohórquez agrega: "el celador tiene prejuicios contra un beso gay, pero eso no es aislado. Este comportamiento  es producto de una construcción social que  ha tratado a las personas Lgbt como diferentes por muchos años. Creo que nos falta educar en la diferencia, y en temas de sexualidad. Para que la gente no piense que un beso es un mal ejemplo, sino un acto de afecto entre personas que se desean o se quieren. Sin importar su sexo, orientación sexual identidad de género. Un beso  debe ser un acto libre y consentido".

La abogada sugiera que Camilo escriba al administrador de McDonald's y solicite una transformación en temas de discriminación por orientación sexual en la atención al cliente. "También puede presentar una acción legal, pero creo que lo más importante es estar abiertos a promover que la gente cambie o la ayudemos a cambiar", concluye.

Así mismo, el abogado Germán Humberto Rincón Perfetti, reconocido por su trabajo en favor de la población Lgbt, explica que "reservarse el derecho de admisión para discriminar está prohibido. Esta el famoso caso de discriminación a personas negras en discoteca de Cartagena. Los derechos fundamentales deben cumplirlos todas las personas particulares, empresas o públicas".

Camilo fue "sacado del closet" a los 14 años cuando la psicóloga del colegio en el cual estudiaba decidió contarle a los directivos de la institución y éstos a sus padres sobre su orientación sexual. Desde entonces, Camilo ha asumido con libertad su sexualidad y lo que busca al llevar el caso a los  medios de comunicación es que la situación cambie.

Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, señala que "en Colombia la ley es muy clara y la jurisprudencia de la Corte es muy clara: no se puede discriminar por muestras de afecto. La policía también lo recoge en el código de policía. Esto tiene más que ver con construcciones personales de algunos que desconocen la ley o no son lo suficientemente sensibles. Pero deben entender que aunque no vaya con sus valores lo deben aceptar". 

Los establecimientos aseguran que si un establecimiento es "familiar" es una razón para que las parejas del mismo sexo no muestren su afecto. Al respecto, la directora de la ong explicó que "lo hay que hacer que estos espacios sean más abiertas y que la gente vaya entendiendo progresivamente. Muy seguramente un vecino va a llamar a la policía si una pareja se está dando un beso en el parque y dirá sáquenlos del parque. Pero lo que la policía debe hacer es explicarle al vecino que esto no es un delito". 

Sánchez explicó que si McDonald’s reconoce públicamente que se equivocó "es algo positivo porque así debe ser la respuesta porque la discriminación fue en público". 

¿Qué dice McDonald's?

En un comunicado a la opinión pública, McDonald’s rechazó lo sucedido y explicó que se trató de un hecho aislado.

"McDonald’s respeta todas las ideologías, religiones, razas, sexo, nacionalidades y preferencias de cada uno de nuestros clientes. Reprochamos cualquier comportamiento contrario a nuestra política de servicio al cliente. Reiteramos el compromiso de McDonald’s de hacer valer estos principios en todos nuestros restaurantes. A quienes se hayan sentido ofendidos por alguna conducta indebida de parte de colaboradores de McDonald’s, les pedimos nuestras más sinceras disculpas. Internamente hemos tomado las acciones correspondientes para evitar cualquier conducta que difiera de nuestra filosofía de servicio al cliente. McDonald’s es uno de los mayores empleadores en América Latina, y abrimos nuestras puertas a miles de jóvenes sin distinción alguna, tanto para desarrollarse en el ámbito laboral como personal”, manifestó, Adriana Garzón, Gerente de Comunicaciones Corporativas para Colombia.

 

Denuncian discriminación contra pareja gay en McDonald's de Bucaramanga

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad