martes 20 de agosto de 2019 - 11:00 AM

Denuncian presunta negligencia de la UIS para mitigar acoso sexual a estudiantes

Presuntos casos de acoso sexual por parte de estudiantes y docentes de la Universidad Industrial de Santander, UIS, así como la falta de atención a las víctimas fueron el motivo para que en la semana del 12 al 16 de agosto varios colectivos realizaran una protesta en el campus.

María Andrea Camargo* aprovechó un descanso entre sus clases para ir al baño. Cuando estaba en el sanitario, notó que alguien estaba grabando sus partes íntimas con un celular. Al encarar al agresor, se dio cuenta que era un compañero con el que alguna vez vio clase.

Camila Merchán* era estudiante de la UIS en una carrera de ingeniería. La única mujer en muchas de las clases que matriculó. En una de esas asignaturas un docente la ponía de ejemplo sobre cómo no debía ser un profesional del área. Las constantes burlas machistas se convirtieron en chantaje para ayudarle a mejorar su promedio. Cuando Merchán no quiso reunirse en privado con el profesor, éste le puso baja calificación lo que causó que ella perdiera la materia.

$!Denuncian presunta negligencia de la UIS para mitigar acoso sexual a estudiantes

“Hay casos en donde el profesor que acosa es el único que dicta una materia. Entonces si quieres pasar esa materia para avanzar en tu carrera, debes aceptar los chistes e incluso acceder a reunirte con él en la soledad de su oficina. Hemos conocido casos de compañeras que prefieren retirarse de la universidad porque saben que nunca van a pasar esa materia si no acceden a lo que quiera el docente”, explicó a Vanguardia Carolina Prada*, miembro de un colectivo de mujeres de la UIS.

Lo más grave de esos casos de presunto acoso sexual dentro del campus de la UIS, según denuncian miembros de colectivos de derechos humanos, es la sistematicidad con la que ocurren y el poco apoyo que han recibido las estudiantes después de denunciar por parte de la institución.

“El acoso sexual a estudiantes no es algo de este semestre. Tiene un trayecto histórico y desde hace más de dos años que comenzamos a exigir mejores protocolos de atención a las denuncias, más mujeres se han acercado a hablar; incluso ya egresadas. Como colectivos feministas y de género nos organizamos para hablar de estas problemáticas porque el protocolo no está dando sus frutos. Se evidencia la negligencia de la universidad para atender y disminuir esa violencia”, dijo Prada.

$!Denuncian presunta negligencia de la UIS para mitigar acoso sexual a estudiantes

Entre las quejas de los colectivos está el hecho de que el Protocolo de Género, adoptado por la UIs hace un año para recibir denuncias de maltrato y acoso, desestima muchas denuncias porque no se tratan de violencia física o porque las únicas pruebas con las que cuenta la víctima son testimoniales.

Los cerca de 15 grupos que se han unido para exigir mejores rutas de atención a las denuncias de acoso, aseguran que la universidad no entiende que la violencia sexual en el campus principal y en sus sedes regionales, es sistemática y que por el momento el protocolo no contempla sanción hacia el victimario.

“Tanto dentro del campus o de manera virtual, si usted es estudiante activo puede acceder a este protocolo. En teoría brindan asesoría jurídica (opcional) y acompañamiento sicológico. Pero se centra en brindar asesoría a la persona afectada. Al profesor denunciado no le hacen nada. Lo más grave que ha pasado es que le abren un proceso en Control Disciplinario pero de ahí no pasa. ¿Qué pasa si es el profesor que aprueba mi tesis me está acosando? Nada. A la mujer le toca aguantar las indirectas, comentarios o ‘chistesitos’ para evitar represalias. No hay atención integral”, comentó a Vanguardia, Diana Álvarez*, miembro de otro colectivo feminista de la UIS.

Además, entre las denuncias por falta de herramientas para mitigar el acoso en la universidad, está la ausencia de una rendición de cuentas sobre el Protocolo, pues a la fecha se desconoce el número de casos que se han atendido.

“Hemos recibido varias denuncias de compañeras que se acogen a este protocolo, pero nunca las llaman para hablar del tema. Parece que desestiman casos si no los consideran lo suficientemente graves”, dijo Álvarez.

$!Denuncian presunta negligencia de la UIS para mitigar acoso sexual a estudiantes

Para Carolina Prada el otro problema viene cuando una mujer se decide a denunciar con nombre y apellido propio. Así haya denuncias directas a un profesor que históricamente ha cometido esos abusos, “si yo denuncio con nombre y apellido, como víctima me expongo doble. Me tengo que aguantar que nadie quiera trabajar conmigo en clase o que otros docentes me tachen como exagerada. Los mecanismos son insuficientes para atender integralmente a las víctimas”.

“En la universidad no nos sentimos seguras”

El trabajo de los colectivos de derechos humanos que existen dentro de la UIS comenzó hace más de un año cuando salió a la luz una denuncia de una estudiante a la que abordaron y acosaron en las canchas del campus principal.

“Ahí se vio la falencia de la universidad para atender esos casos. Los trabajadores no sabían cómo atender a una denuncia de este calibre y eso se notó en la atención de este caso. Imagine que usted está en un sitio solo de la universidad, que dos compañeros la intimidan y la acosan. Logra zafarse de los victimarios y cuando pide ayuda a un vigilante, este trabajador no sabe qué hacer y deja salir del campus a los acosadores. Este tipo de casos han sucedido”, comentó Diana Álvarez.

Casos de acoso sexual dentro de la UIS, según las feministas, hay muchos. Profesores que tocan a sus estudiantes, que las chantajean con notas, que se les insinúan y cuando ellas dicen que no, las humilla y las hace perder la materia.

“Centros de estudios que se usan para que los hombres se reúnan a ver con cuántas mujeres se han metido, con nombre propio y carrera. Estudiantes que van con escote o falda y el profesores y algunos compañeros las ofenden diciendo que son perras o prostitutas. Sabemos que hay compañeras que se han retirado por la cantidad de acoso que sufren. No nos sentimos seguras dentro de la universidad”, comentó Prada.

¿Qué dice la UIS?

De acuerdo con Teresa Briceño, jefe de Sección de Servicios Integrales de Salud y Psicosocial de Bienestar Universitario UIS y encargada del Protocolo de Género de la universidad, la organización de dicha ruta ha arrojado resultados positivos pero no con la velocidad que se espera.

“Tenemos una cultura de ver resultados rápido y que ya se despida al docente. Pero la universidad tampoco puede violentar los derechos de algún miembro de la comunidad. Más del 35% de los casos que se han atendido con el protocolo tienen lugar en la casa. De hecho, también hay más casos entre los mismos compañeros, incluso que han tenido vínculo afectivo”, expuso Briceño.

$!Denuncian presunta negligencia de la UIS para mitigar acoso sexual a estudiantes

Sobre los resultados de las investigaciones la encargada del Protocolo aseguró que ya hay varios casos en manos de Control Interno Disciplinario y que desde su entidad se han remitido las pruebas necesarias para que los procesos continúen.

“Lo más importante del Protocolo es el grado de sensibilización que se ha logrado en todos los miembros de la comunidad. Acompañamos a las personas que denuncian. Ayudamos a las personas que tienen problemas, abordamos de manera científica, técnica y social sus situaciones. Hemos tenido respuestas de Comisarías de Familia y de otros organismos, como la Fiscalía, que tienen que ver con la protección de los derechos de los estudiantes”, explicó Briceño.

Cuando el agresor es externo, dijo la jefe de Sección de Servicios Integrales de Salud y Psicosocial, ellos alertan al personal de vigilancia para que cuando estos agresores quieran ingresar, lo hagan con acompañamiento.

Vanguardia intentó comunicarse con el rector de la UIS, Hernán Porras, pero desde la oficina de comunicaciones de la institución aseguraron que el rector designó a Teresa Briceño como voz autorizada delegada por Porras para hablar sobre el tema.

*Los nombres fueron cambiados para proteger la identidad de las fuentes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad