martes 10 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

En Bucaramanga, diseñan brasier especial para mujeres con cáncer

Un brasier con bolsas refrescantes removibles para mujeres que padecen cáncer de seno y están en proceso de radioterapia le entregó la primera patente a la Universidad Manuela Beltrán, seccional Bucaramanga.
Escuchar este artículo

Brindar comodidad y bienestar a las mujeres que padecen cáncer de seno y deben someterse a sesiones de radioterapia, fue la premisa para diseñar esta prenda, que recientemente recibió la patente de modelo de utilidad por la Superintendencia de Industria y Comercio, la primera para la Universidad Manuela Beltrán, UMB.

Según relata Paola Castro Salazar, coordinadora del Programa de Diseño de Modas de la institución, todo surgió por una estudiante, quien comentó que para una tía diagnosticada con cáncer de seno y en proceso de radioterapia, era muy complicado usar brasier debido a las secuelas del tratamiento.

La investigación

Una vez planteada la idea, desde la línea de investigación de prendas funcionales del ‘Grupo de Investigación en Arte, Comunicación y Diseño’, Giacodi, de la universidad, se decidió profundizar en el tema.

“En cabeza de la docente Carolina Raigoso, se indagó qué condiciones debería tener esta prenda para que una mujer con esta condición pudiera utilizarlo sin problema”, explicó Castro.

Cambios en la piel, sensibilidad e inflamación son algunos de los efectos secundarios de la radioterapia que este sostén busca minimizar.

Lea también: Con bicicleta estática docente de Bucaramanga busca rehabilitación de personas con párkinson

“En la investigación se determinó que hay textiles con ciertos componentes que permiten que la persona tenga sensación de alivio. Para llegar al textil indicado se usaron telas fabricadas con nanotecnología, además de componentes antimicrobianos para controlar la humedad y evitar infecciones”, señaló la Coordinadora del Programa de Diseño de Modas.

El brasier, que gracias a la patente tiene exclusividad hasta el 2026, está compuesto por dos bolsillos formados por dos capas con micro cápsulas y con una capa interna que tiene perforaciones en forma de malla, que aloja bolsas removibles que hacen contacto directo con la piel.

Además, la prenda cuenta con dos costadillos laterales de doble capa, que van desde el nacimiento de la axila hasta el ruedo, el cual está recorrido por una franja textil de resorte superior, seguida de una franja inferior para la adherencia a la piel y una malla al interior de la espalda.

Diseño para todos

Contrario a lo que se cree del diseño de modas, que solo busca enfocarse en la parte exterior y estética de las personas, en la Manuela Beltrán se contempla el diseño de prendas funcionales para beneficiar a la población.

“Que nos hayan otorgado la primera patente es una prueba de que más allá de ser un programa ligado a las artes impacta a las personas, que el diseñador de modas con sus creaciones puede aportarle a una persona para que se sienta bien, se sienta cómoda. Cuando hablamos de prendas que están impactando en el área de la salud es mucho más importante para nosotros, ya que muchas veces se piensa que este tipo de proyectos ligados a la salud lo deberían desarrollar esas facultades”, manifestó Paola Castro.

La meta es seguir trabajando

Según reveló Óscar Javier Rodríguez, coordinador General de Investigaciones de la UMB, para determinar la composición , sintética, natural o mixta, del gel que conforma las bolsas refrescantes removibles, se debe iniciar un nuevo proyecto de investigación con el programa de Ingeniería de Materiales, en Bogotá.

A su vez, para determinar la funcionalidad de este prototipo de brasier se debe desarrollar otra investigación científica que determine qué casos específicos o personas son las indicadas para realizar las pruebas de verificación.

La solicitud de patente fue radicada ante la Superintendencia de Industria y Comercio el 20 de septiembre de 2016. La resolución de otorgamiento de la patente modelo de utilidad fue entregada a la universidad el 3 de septiembre de 2019.

“Seguiremos trabajando en esa línea, la patente es una prueba de que sí se pueden elaborar prendas funcionales. Esperamos aliarnos con otros programas de investigación para que el producto tenga más fuerza”, finalizó Paola.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad