jueves 29 de septiembre de 2022 - 3:25 PM

Dolor en el pecho: principal síntoma para sospechar de un infarto agudo de miocardio

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, fecha que se aprovecha para promover los hábitos de vida saludable y así cuidar este órgano vital para la vida.

Se estima que el 15 % de las personas que llegan con dolor torácico a los servicios de urgencias en el mundo son diagnosticadas con infarto agudo de miocardio, enfermedad que a pesar de ser prevenible es una de las principales causas de muerte en Colombia.

Aunque un dolor repentino debe ser señal de alerta para cualquiera, los especialistas recomiendan a las personas hipertensas, diabéticas o con colesterol alto prestar especial atención a este síntoma.

“Quienes no hacen ejercicio o tienen antecedentes familiares de infarto, deben conocer sobre sus factores de riesgo para que puedan consultar de forma oportuna”, aseguró Libardo Medina López, cardiólogo intervencionista y hemodinamista.

El tiempo en la atención inicial es fundamental para mejorar el pronóstico de los pacientes con infarto agudo de miocardio: el personal médico tiene máximo dos horas desde el momento del diagnóstico para abrir la arteria coronaria que se encuentra ocluida.

Y es que ese dolor opresivo en el pecho, que en ocasiones se irradia en espalda, el cuello o el brazo, se debe a una acumulación de colesterol que impide el paso de la sangre rica en oxígenos y nutrientes al corazón.

Como el tratamiento varía dependiendo del tipo de infarto, lo primero que hacen los médicos es realizar un electrocardiograma (examen que registra la actividad eléctrica del corazón) para identificar a qué se están enfrentando.

Cuando la obstrucción de la arteria es parcial y no total, se denomina infarto sin elevación del ST. Aquí, dependiendo del estado del paciente, es posible restablecer el paso de la sangre únicamente con la ayuda de medicamentos que se encargan de disolver los trombos. Si la obstrucción de la arteria es completa, el diagnóstico se conoce como infarto agudo al miocardio con elevación del ST.

“En este tipo de infarto, que consideramos el más peligroso, la función del corazón empieza a caer exponencialmente después de la primera hora”, explicó José Federico Saaibi, jefe de cardiología y hemodinamia de la Fundación Cardiovascular de Colombia.

En este escenario, los medicamentos no son suficientes y es necesario realizar un procedimiento mínimamente invasivo conocido como angioplastia primaria, en el que se introducen unos catéteres (mangueras diminutas) por la pierna o el brazo para llegar hasta las arterias del corazón. “Una vez allí lo que hacemos es dilatar esa arteria, aspirar los trombos e implantar, en la mayoría de los casos, un stent que es una especie de malla que se expande y nos permite restablecer el flujo de sangre para que el corazón deje de sufrir”, indicó Medina López.

En la FCV la tasa de mortalidad en estos pacientes es inferior al 4,7 %, resultado que se compara con los mejores del mundo y que le valió al hospital el reconocimiento como Centro de Excelencia en Infarto por parte de la Joint Commission International (JCI), el ente acreditador en salud más exigente en el mundo.

¿Es el infarto la principal causa de muerte en Colombia?

De acuerdo con las estadísticas del Dane, en los últimos años ha aumentado el número de decesos en el país por enfermedades isquémicas del corazón, grupo en el que se encuentra el infarto agudo de miocardio.

En 2019, esta patología fue la causa de 39.179 fallecimientos; en 2020 fueron 46.349 y en 2021 se registraron 51.988 (el 91,1 % de los casos fueron infartos: 47.621). Aunque el año pasado el COVID-19 fue la principal causa de muerte en el país, en este 2022 las enfermedades isquémicas del corazón son las que han dejado más víctimas: 17.554, es decir, el 17,1% de las defunciones ocurridas entre enero y abril.

Solo en Santander, fueron 827 fallecimientos por esta razón. “Cuando ocurre un infarto, el tiempo en la atención es oro.

Parte de la razón para que la mortalidad sea tan alta es que los pacientes no reconocen sus síntomas”, aseguró Ivonne Cañón, cardióloga y líder del Centro de Excelencia en Infarto Agudo de Miocardio de la FCV.

Además de reaccionar oportunamente ante los síntomas, es importante acudir a un centro especializado en el manejo de infarto para que se pueda hacer un rápido diagnóstico y se proceda con la mejor estrategia de tratamiento.

La prevención también es un factor importante. Se recomienda abandonar el consumo de cigarrillos, alimentos altos en grasas, realizar actividad física al menos 150 minutos por semana (ejercicio moderado como caminar) y empezar con controles clínicos a partir de los 20 años para identificar los posibles factores de riesgo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad