sábado 27 de marzo de 2021 - 12:00 AM

El 53,6% de los habitantes del área metropolitana de Bucaramanga sí quiere vacunarse

A Santander llegarán otras 21 mil 351 vacunas de Sinovac. Justo ayer se lideró un PMU Nacional para definir el proceso de logística de entrega de las respectivas dosis a nuestro Departamento.
Escuchar este artículo

El 53,6% de las personas que fueron entrevistadas en el marco de la encuesta virtual #MiVozMiCiudad, aseguró que sí quiere vacunarse. Sin embargo, un 20,6% de los consultados le dio un categórico “no” a la dosis; mientras que el restante 25,8% respondió que aún no sabe si va a permitir o no que le apliquen el biológico.

En este sondeo se entrevistaron 1745 personas mayores de 18 años, usuarios de internet, pertenecientes a todos los niveles socioeconómicos y habitantes de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta.

Tales porcentajes salieron a la palestra con la noticia del pronto inicio de la vacunación a personas entre 70 y 74 años en Santander. De hecho, ayer llegaron dosis de Sinovac al Departamento para iniciar este proceso.

La encuesta, que fue liderada por el Programa Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos, BMCV, incluyó el tema de la vacunación porque, según sus promotores, “es un reto que enfrentan las ciudades durante los próximos meses”.

En esta encuesta se indagó sobre la disposición a vacunarse y las razones para no hacerlo. Y para el caso de los habitantes del área metropolitana de Bucaramanga se encontró que, la principal razón que esgrimen las personas para no quererse vacunar radica en el hecho de que no se cuenta con la información suficiente (34,2%).

De acuerdo con Alexandra Cortés Aguilar, directora del Centro de Investigaciones en Cultura y Sociedad de la Universidad Industrial de Santander, UIS, “si bien más de la mitad de los encuestados está de acuerdo con la aplicación de la vacuna, suena paradójico que el 20,6% responda que no se dejará suministrar la dosis contra la COVID-19 y que el 25,8% aún no sepa qué decisión tomará”.

“El reto de las Alcaldías y de las autoridades de salud será realizar una buena pedagogía en sus municipios para que más personas estén dispuestas a vacunarse porque, entre otras cosas, esa es una condición necesaria no solo para garantizar la salud, sino también para una reactivación económica segura”, argumentó la experta.

“Es muy importante que los gobiernos de Bucaramanga, Girón, Floridablanca y Piedecuesta implementen campañas de pedagogía e información para lograr una mayor confianza y eficacia en el proceso de vacunación”, recalcó.

Salud mental

Otro de los grandes desafíos que deja ver la encuesta, aplicada en febrero pasado, es el de proteger y cuidar la salud mental de la población, especialmente la de los más jóvenes, con medidas decididas de política pública.

Según el sondeo, la salud mental ha empeorado desde el inicio de la pandemia; es decir, desde marzo del año 2020.

“La OMS ha alertado sobre el efecto que están teniendo las medidas de distanciamiento para prevenir el contagio por la COVID-19 sobre la salud mental. Y según los datos de la encuesta, la población que manifiesta que su salud mental actual está peor con respecto a antes de la ‘cuarentena’ ha venido en aumento, siendo de 19,8% en la medición más reciente en el Área Metropolitana de Bucaramanga”, precisó.

“Sin embargo, este porcentaje es mayor en la población entre 18 y 25 años, pues casi un 50% de los encuestados en este rango de edad respondió que su situación actual se ubicaba en 1 o 2, en la escala de 1 a 5, donde 1 significa que su salud mental ha empeorado con respecto a antes de la cuarentena”.

“Es muy probable que los retos que ha enfrentado la población más joven estén afectando negativamente su salud mental, pues han sido los jóvenes quienes han sufrido mayor pérdida de empleos, con el reto adicional para quienes están recibiendo educación virtual o supervisan menores que reciben educación virtual”, añadió.

Por otro lado, “quienes están en niveles socioeconómicos bajos y los ciudadanos entre 36 y 45 años, son los que presentaron mayores niveles de insatisfacción con el servicio de salud recibido por ellos o por algún integrante de sus familias en la encuesta realizada en febrero de 2021”, afirmó Cortés Aguilar.

“Esta insatisfacción puede incrementarse puesto que muchas consultas y procedimientos médicos fueron pospuestos para minimizar la presión sobre el sistema de salud durante el confinamiento. Sin embargo, con la reanudación de las actividades los ciudadanos quieren tener acceso a esos servicios médicos que pospusieron y van a encontrar que no todos pueden ser atendidos tan rápido ni tan eficazmente como esperan”.

“Adicionalmente, si durante el periodo de Semana Santa no se guardan medidas de distanciamiento social y los casos de la COVID-19 se incrementan, seguramente este panorama de insatisfacción crecerá”, advirtió.

$!El 53,6% de los habitantes del área metropolitana de Bucaramanga sí quiere vacunarse
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad