viernes 06 de enero de 2017 - 9:34 AM

El altruismo: su mejor creación

Aunque es reconocido como uno de los mejores modistos del país, para este santandereano el trabajo en Narcóticos Anónimos como coordinador nacional de Relaciones Públicas se ha convertido en su ‘obra’ más importante en Bucaramanga sin límites.

Tener el honor de ver desfilar sus creaciones en las más afamadas pasarelas de la moda mundial, es un privilegio reservado solo para los mejores.

Los ‘FashionWeek’ de Londres, Milán, París, New York y Madrid, entre otras vitrinas internacionales de la moda y la confección reservan sus glamurosos desfiles solo para aquellos modistos que rompen esquemas con hermosos diseños; algunos que guardan toques de distinción y elegancia, y otros que le apuntan a la combinación de arte, a la delicada manufactura con materiales frescos y, sobre todo a la creatividad.

Para elaborar sus bellas creaciones los diseñadores se inspiran en la naturaleza o en elementos sociales que están presentes en la vida cotidiana, porque la existencia humana está llena de tantas aristas, que son las que al final abren el lado más sensible a estos creadores de moda.

Si bien Pedro Ramírez ha vestido a algunas de las mujeres más bellas del departamento y el país, unas que han participado en diferentes concursos de belleza y otras de la farándula criolla, para este santandereano aguerrido su mejor obra es la que desarrolla en Narcóticos Anónimos.

En esta Fraternidad, Pedro ha hallado otro sentido a su existencia; el de altruismo, apelando a su delicada sensibilidad, que por años ha solidificado en el mundo del diseño de modas, y al amor por el prójimo, desde su cargo como coordinador nacional de Relaciones Públicas.

“A través de las Informaciones Públicas (charlas), llegamos a hospitales, IPS, centros de rehabilitación, porque nos hemos dado cuenta que la adicción no es una falencia moral, sino una enfermedad que pueda atacar a cualquier persona”, comenta Pedro.

Este bumangués, graduado del colegio San Pedro, junto a su equipo de trabajo, se encarga de llevar a todos los rincones del Departamento una palabra de aliento, superación y voluntad a aquellas personas que han caído en el mundo de la adicción.

Instituciones como Isnor, San Camilo y la Clínica San Pablo, además de empresas, universidades, colegios, cárceles, veredas de los municipios más apartados del Departamento y cuatro centros de Alcohólicos Anónimos en Bucaramanga, hacen parte de los escenarios naturales en donde Pedro Ramírez comparte sus charlas.

“Narcóticos Anónimos es una fuente real de recuperación; allí pueden entrar personas de cualquier edad, condición social u orientación sexual, seguidores de cualquier religión. El único requisito para pertenecer a él es el deseo de dejar de consumir”, comenta el coordinador de Relaciones Públicas de N.A.

Según este directivo de Narcóticos Anónimos tanto al adicto como a su familia hay que revelarles de lo que verdaderamente se trata la enfermedad de la adicción y sus consecuencias físicas, sociales y espirituales, porque “para un consumidor solo quedan tres escenarios fijos: un hospital, la cárcel o un cementerio”.

Han sido dos décadas de arduo trabajo de Pedro Ramírez en una confraternidad que día a día recibe más personas; es por eso que su gran sueño es ‘tejer’ una gran red nacional de Narcóticos Anónimos, así como la diseñó y confeccionó en Santander, departamento líder en Política Pública de Drogas en el país.

“Estamos construyendo una red de conocimiento en todo el país. La idea es que en toda Colombia se replique lo que estamos haciendo en Santander, porque la sociedad en general debe conocer sobre la adicción, además, porque en la gran mayoría de familias hay un adicto”, revela el afamado diseñador.

La misión de Pedro Ramírez en Narcóticos Anónimos es brindarles una segunda oportunidad de vida, a través del sano juicio, la espiritualidad y el amor, a personas que son valoradas como un elemento de la calle, convirtiéndolos en un ser humano familiar y social.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad