viernes 07 de mayo de 2021 - 12:00 PM

El corrientazo: un plato que sufre el alza del precio del mercado en Bucaramanga

Este almuerzo, que es fácil de conseguir y se caracteriza por su cómodo precio por una buena porción, se ha visto afectado por el aumento del costo de los alimentos en la ciudad. Vanguardia le cuenta qué hacen los restaurantes para evitar pérdidas durante el Paro Nacional.
Escuchar este artículo

Freddy Armando Merchán, propietario del Restaurante El Bosque, tiene dos sedes en la ciudad. Sus corrientazos tienen un precio de $10.000, pero como los bultos de comida y diferentes alimentos han presentado un sobrecosto, afirma que no podría vender este plato a un precio menor de $14.000.

Esto lo explica un consenso de la Central de Abastos de Bucaramanga, pues desde los abarrotes, se ha dado un aumento hasta del 400% del precio inicial.

Explican que un bulto de papa costaba $70.000, entre el pasado martes y jueves alcanzó un precio de $200.000, y el bulto de arveja en cáscara, de $600.000.

La entrada de insumos ha sido reducida en los últimos días, lo que provoca el alza de los productos debido a que las cantidades que se mantienen en bodega son limitadas.

Por ejemplo, "para la actividad comercial de hoy viernes ingresaron hasta las 6 a. m., 1.070,8 toneladas de productos entre: Frutas, verduras, hortalizas, tubérculos, pescados, víveres y abarrotes, siendo lo habitual que esta cifra esté en un día de mercado fuerte (martes, jueves y sábado) entre las 2.800 a 3.000 toneladas", se indica en el reporte del estado de los productos presentado por la Central de Abastos de este viernes 7 de mayo.

El corrientazo: un plato que sufre el alza del precio del mercado en Bucaramanga

Le puede interesar: Combustibles escasean en el sur de Santander

Por ello, comerciantes como Merchán, tomaron la decisión de cerrar las puertas de sus restaurantes pues no se justifica la compra de los bultos pues puede generar pérdidas.

“Yo solo vendo los almuerzos que tengo por contrato en algunas empresas de la ciudad, pero no hay atención al público y tampoco he hecho el mercado como generalmente lo hago. Ahora uso lo que tenía en mi reserva”, agrega.

Si bien no todos los productos han tenido complicaciones, Merchán dice que le ha sido complicado comprar carne a buen precio debido al desabastecimiento. Esto ha generado un aumento de hasta el 40% en el costo final, según los comerciantes.

César Barrera, administrador del restaurante Doña Leo, dice que por su parte, aún no toman la opción de cerrar temporalmente el negocio. “Por ahora vamos a aumentar el precio a ver cómo nos va. El corrientazo subiría $1.000 y si sigue siendo difícil comprar los productos, optaríamos por cerrar más adelante”, afirma.

Es decir que el almuerzo corriente de Doña Leo costaría $11.000, y eso se debe principalmente al precio de la carne de res y de pescados.

De acuerdo con el reporte de Centroabastos, la mojarra, bagre, bocachico, cachama, trucha, dorada, camarón, salmón, atún importado, sardina importada tienen incremento en sus precios hoy y aumenta frente al día de ayer.

Además, el pasado jueves 6 de mayo, no hubo sacrificio de animales y no hubo transporte de ganado, por lo que no llegó carne a los puntos de venta de la ciudad. Este es el estado de desabastecimiento de carnes, huevo, pollo y leche.

Rosalba Sánchez, propietaria del restaurante Sabor Rovirense, dice que este tema de la carne ha sido lo que más ha afectado sus mercados. También ha comprado a sobrecosto el plátano, la ahuyama, tomate, cebolla, arveja verde y papa.

Ella mantuvo el precio del corrientazo, pero en caso de que la situación siga complicada la otra semana, asegura que tendría que aumentar hasta $5.000 al precio para no vender a pérdidas. No obstante, dice que es difícil porque puede perder la clientela.

“El Gobierno tiene que tomar medidas, porque muchos gremios nos vemos afectados. Los campesinos, vendedores, hay alimentos represados en algunos departamentos. A nivel nacional se encuentra difícil esta situación”, indica Sánchez.

Los incrementos de precios más importantes se registraron en productos como el lulo criollo, cebolla cabezona roja, frijol verde, mazorca ocañera, uchuva, ciruelas, uvas, limón común, limón Tahití, pitahaya, zanahoria, arveja verde, frijol verde, remolacha, papa amarilla, papa pastusa, papa única, cebolla junca, y lenteja importada.

“Ya todo el mundo, tiendas de barrio y frúveres se han visto afectados ante el alza en precios de alimentos, en especial aquellos denominados de primera necesidad”, expresa Alfonso Sánchez, coordinador de operaciones de Centroabastos.

Sánchez coincide con los responsables de los restaurantes que, en caso de que la situación se mantenga como está actualmente, afectaría notoriamente a los comerciantes que de alguna forma están tomando alternativas para tratar de no incrementar los precios. Pero, irremediablemente, podría aumentar si no hay una baja de precios en el mercado.

Sin embargo, la jornada de hoy viernes se caracterizó por la disminución en precios de productos como la arveja verde, zanahoria, papa amarilla, papa suprema, remolacha, pimentón, yuca, brócoli, coliflor, cebolla cabezona blanca, frijol verde, habichuela y pepino cohombro. Por ejemplo, ayer el bulto de arveja estaba en $700.000 y hoy se registró en $240.000.

Lea también: Algunos alimentos han duplicado su precio en Bucaramanga

Desde Centroabastos se explica que los precios varían según el día. Si bien hoy algunos alimentos tuvieron reducción en el costo, mañana puede aumentar si no hay ingreso de dichos productos al departamento. Esto afectaría directamente la operación de los restaurantes y tiendas de la ciudad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad