lunes 16 de septiembre de 2019 - 3:30 PM

El fin de semana en Bucaramanga hubo temperaturas cercanas a los 30 grados

Un tema que dio de qué hablar el pasado fin de semana en Bucaramanga fue el intenso calor del que muchos se quejaron, pero que también sirvió de excusa para salir a piscina en familia o disfrutar una bebida fría con los amigos.
Escuchar este artículo

Algunos en Bucaramanga extrañan los frescos vientos de agosto, pues en lo que va de septiembre ha predominado el tiempo seco. En las redes sociales se leen comentarios como que el calor en la ciudad “ya es a otro nivel”.

El pasado sábado, de acuerdo con el reporte del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ide-am, en la capital santandereana se registró una temperatura máxima de 29,4 grados Celsius , mientras que el domingo fue de 29,8.

Lea también: Segunda temporada seca deja 836 incendios en el país

Sin embargo, es de resaltar que estos datos provienen de una estación meteorológica ubicada en inmediaciones del aeropuerto Palonegro, ubicado en Lebrija, por lo que es probable que la temperatura dentro de la ciudad sea más calurosa.

El meteorólogo Elver Guzmán subrayó que este clima es normal para esta temporada del año. “El dato histórico promedio que se ha reportado en todos los meses de septiembre (entre 1980 al 2010) en cuanto a la temperatura máxima es de 30,8 grados”.

Además, los bumangueses pueden percibir una mayor sensación debido a la variación de los vientos.

Lea también: ¿Se protegen los barranqueños del sol?

La oficina de Gestión de Riesgo de Santander asegura que actualmente no hay incendios activos en el departamento. No obstante el Ideam mantiene la alerta roja por riesgo de incendios en los municipios de El Playón, Rionegro, Betulia, Lebrija, Girón, Capitanejo, Bucaramanga y Floridablanca. Entre tanto hay alerta naranja en Tona y Piedecuesta.

El Ideam pronostica que podrán registrarse aguaceros en la parte occidental de Santander, sobre el Magdalena Medio, dentro de las próximas 32 horas. El próximo miércoles también podrían registrarse lluvias en Bucaramanga.

Se aproxima la temporada de lluvias

Al parecer, quedarían pocas semanas soleadas, pues se avecina la segunda temporada de lluvias del año.

El Instituto Internacional de Investigaciones para el Clima y la Sociedad (IRI, por su sigla en inglés) declaró que las condiciones de El Niño débil de 2018-2019 han terminado, ya que desde agosto las temperaturas superficiales del mar en el Pacífico tropical disminuyeron a niveles neutrales. Las probabilidades de que ocurran los fenómenos de El Niño o La Niña son muy bajas.

En Colombia, el mes de septiembre es de transición hacia la segunda temporada de lluvias, especialmente en las regiones Andina y Caribe. Las precipitaciones para la época son influenciadas por el tránsito de ondas tropicales provenientes del océano Atlántico, la ocurrencia y paso de ciclones tropicales en el mar Caribe y la paulatina migración de la zona de confluencia intertropical del norte hacia el centro del país.

Lea también: Viene la segunda temporada de lluvias en la región

Climatológicamente para octubre y noviembre, especialmente de la región Andina, la temporada de lluvias es mucho más intensa que la primera temporada de abril-mayo.

El contexto anterior y en términos de predicción climática para la precipitación en Colombia, en octubre de 2019 se estima una mayor probabilidad de que las precipitaciones se presentan por debajo de lo normal en las regiones Caribe y Andina; estas reducciones se estiman entre el 10 % y el 20 % con respecto a los valores promedios de octubre, excepto en zonas de los departamento de Tolima, Huila y Nariño.

Allí estas reducciones de lluvias se podrían ubicar entre el 20 % y 40 %; para el resto del país se prevén lluvias cercanas a los promedios históricos. Para noviembre se esperan precipitaciones dentro de lo normal en gran parte del territorio nacional.

Lea también: ¿Por qué hay días radiantes y noches frías por esta época en Bucaramanga?

Medidas preventivas

Teniendo en cuenta la proyección de lluvias estimada para octubre y noviembre se espera un incremento de la susceptibilidad a ocurrencia de crecientes súbitas en los ríos de las regiones Andina, Pacífica y en los piedemontes llanero y amazónico, por tal razón se recomienda:

• Especial atención a los ríos de montaña, afluentes a la cuenca de los ríos Magdalena-Cauca, y a los ríos que descienden del piedemonte de los departamentos de Meta, Caquetá y Putumayo, así como a las cuencas hidrográficas a lo largo de la región Pacífica

• Estar atentos a las alertas hidrológicas emitidas en los boletines del día, los cuales los pueden consultar en la página Institucional del Ideam.

• Realizar recorridos, preferiblemente en el día.

• Si ocurre deslizamientos en una carretera, avisar a las autoridades y a los otros conductores para ponerlos en alerta.

• Evitar exponerse a zonas de crecientes y deslizamientos.

• Identificar las áreas con amenazas de deslizamientos o derrumbes.

• Realizar un plan de emergencia familiar.

• Estudiar rutas alternativas para su evacuación.

• No permita que el agua se filtre en el interior de las montañas: abra zanjas, alcantarillas y cuencas firmes que permita el desagüe adecuado.

• Evitar la acumulación de basura o desechos en suelos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad