sábado 06 de febrero de 2010 - 10:00 AM

El Granadillo aún vive con un ‘acueducto de caucho’

A pesar de que llevan mucho tiempo esperando que se cumplan las promesas de las diferentes administraciones, los habitantes del barrio Granadillo, ante la necesidad de un digno servicio de acueducto, aún subsisten de una bocatoma a punta de mangueras.

Sin embargo, la expectativa está dada. Según Alfonso Ávila, líder comunal del sector, la situación de hace algunos años atrás la situación sigue siendo la misma… 'por ahí vinieron en estos días, pero a decir lo mismo de siempre, no me gusta que vengan aquí a hacer promesas', exclamó, ante la necesidad sentida de la comunidad.  

El barrio, ubicado en la parte alta, después de San Carlos, y otros populares barrios del sector, no cuenta con una infraestructura adecuada en materia de agua potable, ya que 'para eso se necesitan muchos millones y eso está en manos de la Piedecuestana de Servicios Públicos de la Alcaldía', dice al precisar que beben y preparan alimentos de las aguas de la quebrada Suratoque.

'El barrio no ha podido despegar en su desarrollo, ya que el municipio dice que necesita de mucha plata para invertir en obras, por ejemplo para legalizarnos necesitamos tener al día todos los servicios públicos, ya logramos traer la energía eléctrica con muchas dificultades, también el alumbrado público y se logró instalar el alcantarillado, pero el acueducto ha sido nuestro dolor de cabeza, no tenemos agua potable', precisó Ávila, al manifestar que tienen una pila comunitaria de la cual se surten al barrio a través de mangueras, pero que sería mucho mejor si se logra extender el proyecto hacia el río Hato.

Según la comunidad, funcionarios de la Administración y de la Piedecuestana de Servicios Públicos ya han hecho reuniones sobre el tema en la zona.


Ya existe un PROYECTO: Municipio

El secretario de Planeación del Municipio, Javier Daza, precisó que debido a las condiciones del barrio 'se ha querido arrancar en el tema de la legalización de los predios, pero eso requiere de varios procesos; uno de ellos es poder contar la disponibilidad total de servicios, no cuentan con agua potable porque actualmente la planta de tratamiento que tiene la Piedecuestana no tiene la capacidad de llevar el agua hasta ese sector por encontrarse en una loma por encima de la cota del tanque de servicios, y eso ha dificultado, pero se ha venido trabajando en buscar una solución como es hacer una planta de tratamiento en la zona con aguas del río Hato'.

Daza reveló que el proyecto ya está en su diseño y que se presentó ante la Gobernación de Santander radicándose en Planeación Departamental para hacer parte del Plan de Aguas, proyecto que tendría un costo cercano a los $8 mil millones, 'tras la realización de este proyecto, el proceso de legalización entraría en vigencia', acotó el funcionario.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad