miércoles 10 de marzo de 2010 - 4:28 AM

El ICBF responde frente a denuncias de los miembros de restaurantes escolares

El Secretario de Gobierno, Luis Fernando Cote Peña, padres y madres de familia, trabajadoras y representantes de la comunidad se reunieron esta mañana de martes en las instalaciones de la Gobernación de Santander, con el fin de denunciar que a finales del 2008 y a comienzos del 2009 el ICBF intentó hacer un proceso de privatización de los restaurantes escolares del departamento, circunstancia que provocó una reacción de parte de las asociaciones de padres de familia de la comunidad, que anteriormente venían atendiendo estos establecimientos.

(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Cote Peña aseguró que 'Infortunadamente en diciembre del año pasado, de manera curiosa, sin que jamás el ICBF hubiese tenido la delicadeza de contarle al Gobierno Departamental que existían problemas, fue tomada la determinación de entregar a empresas privadas el manejo de los restaurantes'.

De igual forma los miembros de los restaurantes presentaron al secretario de Gobierno la pésima calidad de los productos, que en opinión de ellos, están suministrando los operadores a los niños.  

La Gobernación de Santander ha tomado la determinación, en voz de Luis Fernando Cote, de pedirle a la representación de los restaurantes, todos los soportes que evidencien lo que constituye el motivo de su reclamo para convocar con el director del Bienestar y las comunidades, un encuentro de diálogo a través del Departamento.

En el marco de la reunión, madres de familia y trabajadoras de los restaurantes entregaron al secretario de Gobierno algunos elementos de los cuales ellos argumentan sus reclamaciones: alimentos descompuestos, fotografías que evidencian la mala calidad de algunas frutas y legumbres, implementos de comedor en mal estado, cucharas oxidadas y con filos peligrosos que pueden atentar la salud de los usuarios de estos establecimientos.

Director Regional del ICBF responde:
Vanguardia.com contactó al Director Regional del ICBF, Luis Alejandro Rivero, quien aseguró que 'los restaurantes escolares nunca se han privatizado porque sencillamente se hizo una convocatoria pública para buscar un operador que manejara en dodo el departamento los restaurantes. Se hizo en las diferentes zonas para que hubiese varios organizadores y se procedió con toda la transparencia del caso. Se consiguió que los niños no pagaran cuotas de participación, teniendo en cuenta que les cobraban entre $6.000 y $7.000'.  

Agregó además que el ICBF lo que busca es que los niños no paguen un peso por los alimentos, siendo esta una de las causas por las cuales se tomó la decisión de cambiar el manejo de los restaurantes: 'El programa no es de la Gobernación, es un programa de niños y niñas y por lo tanto pertenece a la comunidad, son recursos de presupuesto nacional'.

Los restaurantes escolares estaban siendo manejados por algunas asociaciones de padres de familia, pero por no cumplir algunos lineamientos del ICBF, se tomó la decisión de cambiar las asociaciones por operadores: 'Quiero aclarar que en ningún momento el ICBF hizo ningún pacto con la Gobernación. Nosotros tomamos le decisión de cambiar las asociaciones porque se habló de algunos compromisos al comienzo que nunca se cumplieron.'.

Algunas de las problemáticas, que según Rivero, se presentaron para tomar la determinación de contar con operadores fue el no cumplimiento de los lineamientos del ICBF. 'Además se cobraban los alimentos a los niños, y lo que es peor aún, a algunos adultos que no están autorizados para estar en los restaurantes. Son sólo para los niños, pero aprovechaban docentes, padres y eso no es así'. Algunos restaurantes incluso tenían deudas con los servicios públicos, mismas que fueron asumidas por los operadores que hoy administran las instalaciones.

En el momento hay 6 operadores al frente de los restaurantes: Consorcio Málaga, Consorcio Andino, Soincop, Cooprosperar, Fundación amigo de los niños y Fundacoop. 'Estos operadores fueron escogidos mediante una convocatoria pública que estuvo en la página web de la Institución'.    

En cuanto a las denuncias expuestas por el deterioro en los alimentos, utensilios de cocina, entre otras cosas, aseguró: 'No tengo denuncias formales. Hasta el momento ningún padre de familia o docente se ha acercado a decirme que en algún restaurante está sucediendo algo mal. Nadie me ha dicho que en X restaurante está pasando algo malo. Nuestro objetivo es la salud y el bienestar de los niños y la idea es seguir trabajando por ellos'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad