lunes 30 de marzo de 2020 - 3:40 PM

El médico santandereano que comanda un laboratorio de pruebas de coronavirus en Estados Unidos

Hace 26 años, Julio Delgado llegó a Estados Unidos para especializarse después de graduarse como médico de la UIS. Ahora, dirige un laboratorio en Utah desde el cual se realizan las pruebas de Covid-19 para los 50 estados del país del norte.
Escuchar este artículo

Delgado terminó en 1993 su pregrado como médico en la Universidad Industrial de Santander, UIS. Un año después decidió irse a Estados Unidos para realizar su máster en epidemiología en el Instituto de Salud Pública de Harvard.

En la actualidad, después de más de 20 años de carrera profesional, es el director médico principal del laboratorio Arup (Associated Regional and University Pathologists, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Utah, entidad a la que ingresó como director médico del departamento de inmunología en 2006.

Este profesional, que fue residente de patología de la Escuela de Medicina de Harvard, está a la cabeza de uno de los cinco laboratorios que el Gobierno de Donald Trump autorizó para realizar test de Covid-19 a gran escala.

En épocas de no virus, el laboratorio que dirige Delgado desde 2017 puede procesar 70 mil muestras al día provenientes de 3.000 hospitales y universidades.

A principio de marzo comenzaron a recibir entre 300 a 500 pruebas diarias. Hoy procesan en 14 horas cerca de 3.000 muestras de posibles pacientes portadores de la patología que puso en jaque al mundo.

Vanguardia habló con el profesional de la salud, en Salt Lake City, para preguntarle cómo ha sido la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos y cómo califica el manejo de la crisis en Colombia.

Preguntas y respuestas

¿Cómo se trató el tema de coronavirus desde que salió de China?

A Estados Unidos le pasó lo que a casi todos los países del mundo, pensaron que eso no era con ellos, que eso pasaba solo en Asia. En las últimas dos semanas comenzaron a ver la magnitud del virus.

Todos los estamentos médicos y de salud se han preparado, pero hace falta muchos recursos. Primero vino el problema de la falta de pruebas, que comenzó centralizado por el Gobierno Trump. Hasta hace dos semanas nosotros en el laboratorio tuvimos el visto bueno para hacer pruebas a gran escala.

Pero ya era tarde, la curva de casos ya estaba muy grande.

¿Cuál ha sido el desafío más grande de Estados Unidos con el tema del Covid-19?

Los recursos. Una cosa es tener el visto bueno, pero se necesitan muchos elementos para hacer las pruebas. Las industrias que producen las pruebas se quedaron sin inventario. El Gobierno intervino y volvió a centralizar los elementos.

Así es difícil trabajar, porque las pruebas deben hacer bien, con todo el rigor posible.

Lo otro es que necesitamos hacer la mayor cantidad de pruebas para que basados en los datos se puedan tomar decisiones gubernamentales para superar la crisis. Pero si los datos no son tan amplios, porque no se aplican la cantidad de pruebas necesarias, pues las medidas que se tomen no van a ser suficientes.

¿Cómo trabaja el laboratorio en esta crisis?

Normalmente tenemos la capacidad de recibir y analizar 70.000 pruebas al día. En este momento estamos recibiendo cerca de 3.000 pruebas al día proveniente de los 50 estados. Muestra que llega, se le hace el análisis. Desde que se toma la muestra hasta que se reportan resultados pasan 14 - 16 horas. Esa es nuestra prioridad a hoy.

¿Qué tan complejo es realizar la prueba?

Hay dos complejidades. La parte técnica que exige que el laboratorio tenga instrumentos automatizados para hacer muchas muestras al mismo tiempo se vuelve lento el proceso.

La otra es la calidad de las muestras. Inicialmente se sugirieron dos muestras que requieren elementos especiales, como isopos, que se deben poner en un medio de transporte con la salubridad necesaria para que el virus no se inactive. Esto es peligroso porque puede dar lo que en medicina conocemos como falso negativo.

¿Qué debería hacer Colombia, además del confinamiento?

El Ministerio de Salud debería comenzar a realizar pruebas de epidemiología para entender las curvas de cada departamento. Así se determina cómo se deben manejar recursos y elementos. Sin eso todo va a ser reactivo.

Lo otro es que deben tomarse medidas de chequeo de temperatura en sitios públicos y privados, bancos, hospitales, mercados. Si una persona tiene fiebre, sea por Covid-19 o no, debe estar sí o sí en su hogar. No deben estar sitios donde se necesita que la gente esté sana. A los trabajadores de la salud se les puede proteger también con esta medida

Además, es necesario que se aumente la cantidad de pruebas que se realizan. El número de positivos que tiene el país actualmente es increíblemente bajo y eso solo se explica si se conocen los números de cuántas pruebas ha realizado el Instituto Nacional de Salud.

El futuro se ve lejano, pero China ya está saliendo. Y hay que entender que si China ya no tiene confinamiento es porque cuando lo decretó, el gobierno fue muy estricto en su cumplimiento. Ahí está una de las claves del éxito.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad