miércoles 02 de enero de 2019 - 12:01 AM

En 2018, lesionados con pólvora aumentaron 38% en Santander

La cifra de quemados del año que acabó de terminar superó el balance de años anteriores. Mientras que el 2017 cerró con 13 lesionados, con la fiesta para despedir el 2018 se completaron 21 casos en el departamento.

La pasada celebración de Año Nuevo dejó como saldo tres lesionados más por el indebido uso de la pólvora en Santander.

Así las cosas, la cifra de quemados en diciembre de 2018 cerró con 21 personas afectadas en el departamento.

A pesar de los llamados de atención de las autoridades de salud de Santander y de las campañas para la prevención del uso de la pólvora, el número de quemados aumentó en relación con años anteriores.

De hecho, este es uno de los peores balances en varios años. Para la vigencia de 2017 se presentaron 13 casos, es decir, hubo ocho casos más el año pasado y un aumento del 38%.

Lea también: A 21 sube el número de quemados en Santander

De igual forma, en 2016 hubo seis lesionados por pólvora y en 2015, 19 quemados.

Los lesionados del 31

De acuerdo con lo reportado por la Secretaría de Salud de Santander, en la celebración para despedir el año, Girón se sumó a los municipios con lesionados con pólvora.

Según el despacho, los casos fueron atendidos en el Hospital Universitario de Santander, HUS.

Un joven de 24 años de esa localidad presentó quemadura de segundo grado en sus dedos.

De igual forma, un hombre de 47 años sufrió quemaduras de tercer grado en una de sus manos por la manipulación de un volador. Lo mismo sucedió con otro hombre que también fue atendido en el HUS.

No hubo más menores

En las fiestas del 31 de diciembre no se presentaron más casos de menores quemados. Hasta el 30 de diciembre, se registraban siete casos de menores lesionados.

El primer quemado del mes de diciembre en el departamento fue un menor de edad, procedente del municipio de Villanueva, quien padeció quemaduras de primer y segundo grado ocasionadas por un ‘tote’.

En el cierre del año, los casos de los menores representaron el 33% del total en el departamento.

De acuerdo con Margy León, directora regional de Santander del Icbf, el balance fue muy negativo para el departamento en relación con años anteriores.

Amputados

Dos de los casos más graves registrados en el departamento se presentaron en mayores de edad.

Se trató de dos hombres de 20 y 31 años, ambos procedentes de Bucaramanga, que a causa de las quemaduras de tercer grado sufrieron amputación de los dedos en sus manos.

Los lesionados por pólvora en Santander provienen de 13 municipios: Floridablanca, Piedecuesta, Valle de San José, Socorro, San Gil, Curití, Ocamonte, Charalá, Charta, Barrancabermeja, El Carmen de Chucurí, Bucaramanga y Girón.

Un gran porcentaje SON MENORES DE EDAD

De acuerdo con un informe presentado por el Icbf regional Santander, de los 21 lesionados con pólvora, siete fueron menores con edades entre los 6 y 17 años. La cifra superó el balance de 2017, año que cerró con cinco niños quemados.

Uno de los casos más graves que se registró fue el de una niña de seis años de Barrancabermeja, que por poco pierde un ojo a causa de las lesiones por la explosión en el rostro. En los demás casos, los niños y adolescentes ya se encuentran fuera de peligro.

Lea también: Cero homicidios y ningún quemado en la noche de Navidad en Santander

En estos casos, explicó Margy León, directora regional Santander del Icbf, además de la atención médica que reciben, los padres son sancionados, pues casi todos los casos se presentaron por descuido de los padres o cuidadores de los menores.

Dependiendo del tipo de lesión y la gravedad de la misma, pueden recibir una amonestación civil, es decir, charlas y talleres para los padres sobre pautas de crianza.

En los casos más severos, donde las autoridades comprueban que hubo vulneración de derechos del menor, puede haber multas económicas y se abren procesos administrativos de restitución de derechos.

En los casos presentados en diciembre, los padres de cuatro menores recibieron amonestación civil y a los restantes se les abrió proceso administrativo. Según lo informado por León de Buitrago, tardan alrededor de cuatro a seis meses en definirse la situación de estos niños y adolescentes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad