domingo 21 de julio de 2019 - 12:00 AM

En Bucaramanga, la fiesta patria fue por cielo y tierra

La Fuerza Aérea lideró ayer una bella revista que surcó el cielo bumangués. Mientras tanto en tierra, los policías, los militares, los voluntarios, las personas cívicas, los héroes de Corea, los Willys minguerra y los miembros del Ejército desfilaron de una manera emotiva por la carrera 27.

La emotiva fiesta patriótica que se vivió en la mañana de ayer a lo largo de la carrera 27 de Bucaramanga se pudo apreciar por cielo y tierra.

De hecho, varias naves T37, adscritas a la Fuerza Aérea, surcaron nuestro firmamento. También hicieron parte de la presentación varios helicópteros, de esos que patrullan desde el aire a la capital santandereana.

Y es que el comandante de esta guarnición militar, el General Ramsés Rueda, un santandereano nacido en el municipio de El Socorro, quiso vincularse con esta celebración con su patria chica con una majestuosa revista aérea.

Según él, los aviones que estuvieron en esta bella fiesta patriótica son las naves de entrenamiento que se utilizan para formar a los militares de combate.

Ya en tierra, a lo largo de la carrera 27, los vehículos de los puestos militares así como la artillería de despliegue, usada por las fuerzas especiales del Ejército, se robaron los aplausos de centenares de personas que acudieron a observar el desfile.

Junto a ellos vimos a los carros minguerra, las motocicletas, las bandas marciales y varios estudiantes del área.

Con el paso de cada grupo se escucharon las bandas de guerra, que se ganaron aplausos por su marcialidad y rigor en su revista.

Una de las presentaciones más emotivas estuvo protagonizada por aquellos miembros de la fuerza pública, entre militares y policías, que sufrieron amputaciones o heridas por cuenta de artefactos explosivos.

Ellos, que hacen parte de esos valientes que vivieron situaciones adversas que les cambiaron sus vidas en cuestión de segundos, hicieron gala no solo de su uniforme, sino también de su actitud resiliente. Dieron ejemplo de cómo enfrentar las situaciones desesperanzadoras que la cotidianidad de una guerra deja como marca en el presente y en el futuro de los héroes de la patria.

Dato aparte: En otro desfile patrio del país, el de Bogotá, estuvo el patrullero José Fernando Carvajal, un bumangués que estaba adscrito a la Dirección Antinarcóticos y que al pisar una mina en Tarazá, Antioquia, perdió sus dos piernas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad