viernes 12 de marzo de 2021 - 12:00 AM

En Bucaramanga ofrecen lotes ilegales hasta por $300 mil

En esta oportunidad lo que llamó la atención de las autoridades es que los urbanizadores les hablaban de “garantías” a quienes mostraban interés en adquirir el terreno.

En un reciente operativo de control coordinado entre Alcaldía de Bucaramanga, Policía Metropolitana y Personería Municipal, se logró desmantelar un predio situado en inmediaciones de los barrios María Paz y Betania, en el Norte de capital santandereana. La intervención se adelantó sobre un terreno público ocupado ilegalmente, de una extensión aproximada a las dos hectáreas.

Melissa Franco García, subsecretaria del Interior, indicó que apenas “la comunidad nos alerta, hicimos un operativo a las 3:00 a.m. (del miércoles 10 de marzo), en compañía de las instituciones y nuestra Mesa Operativa Contra las Invasiones. En el momento en que llegamos no habían personas en los lotes, pero sí estaban marcados. Se trata de unos 60 lotes parcelados que estaban listos para ser comercializados de manera ilegal”.

De acuerdo con lo precisado por la funcionaria, el terreno donde se encontraron las áreas delimitadas pertenecen al Instituto de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana de Bucaramanga, Invisbu, y contiguo a este hay uno de la Cdmb en calidad de protección ambiental.

Tras la visita de las autoridades al punto denunciado se pudieron detectar graves devastaciones ambientales. “Estos invasores quemaron la montaña, cortaron y talaron especies que estaban allí desde hace mucho tiempo, y tenían delimitados bajo unas medidas específicas los lotes”, añadió.

Lea también: Lluvias podrían incrementar hasta un 40% durante este mes

Pero la situación no se detiene allí. Franco García manifestó que se ha vuelto repetitivo en la ciudad encontrar ventas ilegales de lotes, en los que casi siempre son víctimas familias vulnerables. En esta oportunidad cada uno “era vendido por $300.000 durante 10 años. Es decir, se pagaban cuotas y se garantizaba que el predio fuera suyo”.

Aunque este no fue el caso, se pudo establecer que en muchos de los operativos las familias estafadas llegan con pruebas de que ese terreno es presuntamente ahora de su propiedad, pero las noticias no son alentadoras debido a que no son documentos con validez.

“A nosotros nos muestran documentos, compraventas y pruebas que los mismos urbanizadores les entregan para hacerles creer que es un negocio legal, pero el terreno es privado y estos predios nunca se van a adquirir. Lamentablemente son víctimas de estafa”, precisó la subsecretaría.

No se descarta que lo ocurrido sea una acción más de una presunta red de urbanizadores que están engañando a las familias vulnerables con deseos de tener su propia vivienda, por lo que la situación será puesta en conocimiento de la Fiscalía.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad