sábado 16 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

En Bucaramanga, ventidós jóvenes “recomenzaron” sus vidas

Escuchar este artículo

Ellos lograron salvarse de las ‘garras’ de las drogas y también derrotaron el alcoholismo. Hablamos de 22 jóvenes, adscritos al Programa de Hogares CREA, quienes culminaron con éxito el tratamiento que los mantuvo lejos de estos ‘cánceres’.

Una vez ingresaron a dicha fundación recibieron asistencia psicológica, psiquiátrica, médica y social. ¡Fue duro el proceso, pero hoy cantan victoria!

Estos jóvenes acaban de ganarse los certificados de reeducación que, en el papel y en la vida real, ratifican que lograron recuperarse de estas penosas adicciones.

Tras una emotiva ceremonia, celebrada en el auditorio Carlos Ardila Lülle del Colegio San Pedro Claver, los rehabilitados ofrecieron testimonios de sus recuperaciones y les garantizaron a sus familiares, a sus amigos y a la sociedad en general que desde ya ‘recomenzaron’ sus vidas.

Esta entidad, sin ánimo de lucro, trabajó con ellos terapias de prevención del consumo de sustancias psicoactivas y, por supuesto, les brindó asistencia tras haber caído en este terrible flagelo.

Lo mejor de la organización es el seguimiento que se les hace a sus reeducados, una vez pasa la ceremonia de graduación: “El proceso continúa. No es que se van y terminó todo. Nosotros seguimos en contacto con los reeducados y muchos de ellos se quedan aquí para ayudarnos”, dijo Alberto Alarcón French, reconocido empresario y altruista de Santander, quien ha sacado adelante esta organización desde hace más de 30 años.

Los 22 jóvenes, al unísono, durante la ceremonia de graduación, les enviaron un mensaje a las diferentes empresas, colegios y universidades de la región para que “si conocen personas con este tipo de problemas, los ayuden a encontrar el camino hacia los Hogares CREA, donde más de 2.000 personas han sido rehabilitadas y han logrado mejorar su calidad de vida de manera voluntaria.

Lea además: HOGARES CREA

Bonita historia

La estrategia de Hogares CREA fue traída e implementada en Barranquilla, Atlántico, gracias a una ‘casualidad’ por la señora Rosita Barrera de Tcherassi. Esa fue la organización base, que permitió la creación de sedes en Manizales y Cartagena.

Vale recordar que en la capital santandereana, Hogares CREA se fundó en 1985, tras las gestiones que impulsaron personas altruistas, entre ellas, Alberto Alarcón French.

Él, con la invaluable colaboración de ciudadanos de gran corazón, como Sofía Archila de Rangel, (q.e.p.d.), Jorge Gómez y la familia Robledo Cadavid, por mencionar solo a algunos, sembraron esta semilla de esperanza.

La institución cuenta con una oficina de orientación y prevención, que funciona en la calle 49 No. 19-23.

También dispone de una sede, en donde se presta el servicio de tratamiento, conocida como Hogares CREA ‘El Puente’, situada en la entrada a Piedecuesta; de manera más exacta en la Carrera 6 No. 17-55.

En el auditorio Carlos Ardila Lülle del Colegio San Pedro, los jóvenes de Hogares CREA recibieron los certificados de reeducación.

$!En Bucaramanga, ventidós jóvenes “recomenzaron” sus vidas
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad