martes 07 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

En Bucaramanga y en Santander ‘ganó la abstención’, solo 10% de los jóvenes votó

En una jornada marcada por la abstención, por primera vez los bumangueses de 14 a 28 años eligieron a sus representantes al Consejo Municipal de la Juventud, CMJ.
Escuchar este artículo

La ‘candidata’ de la abstención, de manera literal, fue la gran ‘vencedora’ en las elecciones de los Consejos Municipales de Juventudes, CMJ, celebrados el domingo pasado en todo el país.

Con el 100% de las mesas escrutadas, 52.646 personas votaron en estos comicios en Santander; es decir, solo el 10% de los jóvenes que podían ejercer su derecho cumplieron con este deber ciudadano en la región.

El panorama fue igual en el resto de la Nación. En total, 1’279.961 jóvenes, entre los 14 y 28 años, asistieron a las urnas en todos los municipios del país para ejercer su derecho al voto y elegir a los consejeros de juventud, que ocuparán las 10.837 curules, incluidas las 19 de Bucaramanga.

Es decir, al igual que en nuestro Departamento y en Bucaramanga, en Colombia solo votó el 10% de los jóvenes que tenían la oportunidad de hacerlo.

Se registraron 523.110 votos por los partidos y movimientos políticos; 269.613, por las listas de jóvenes independientes y 134.860, por el sector de procesos y prácticas organizativas.

El Movimiento de Observación Electoral, MOE, manifestó ayer su preocupación por la “baja afluencia de los y las jóvenes en los diferentes puestos de votación” y porque sus observadores constataron que en el 33,3 % de las mesas no estaban los cuatro jurados designados por la Registraduría.

Durante la jornada ese organismo de control recibió 40 quejas de “presuntas intervenciones en política de servidores públicos, coacción electoral, doble votación y compra de votos. Todas ellas son materia de investigación”.

Lea en esta edición: ¡Así transcurrieron los comicios!

¿Por qué tanta apatía?

Michel Aranda, líder juvenil del municipio de Floridablanca, opinó que “el abstencionismo electoral por parte de la juventudes obedece, desde mi análisis, a la enorme desconfianza que existe entre nuestra comunidad por la política o, mejor dicho, por la politiquería”.

Para el joven Manuel Amézquita, “los bumangueses, cada día que pasa, sienten más repudio por el verbo votar. Sufragar está asociado por muchos jóvenes con un sentimiento de tremenda frustración. Y no es gratuita esta decepción, pues ellos ya han votado y se han sentido engañados por promesas incumplidas y por culpa de los nefastos gobernantes”.

Luis Eduardo Arce, de 22 años, aseguró que “el abstencionismo entre nuestra población podía radicar en tres causas específicas: la desinformación, la ‘flojera’ de los jóvenes para participar y la falta de credibilidad de los candidatos, quienes no se postulan con el propósito de enviar una señal de protesta explícita contra los partidos y el sistema político, sino para sacar sus propias tajadas”.

Por su parte, Gonzalo Ordóñez, catedrático de la UIS, explicó que, tras un sondeo hecho con los jóvenes, “se detecta que de manera inexplicable, muchas veces ellos califican los problemas políticos como eventos que no inciden en el ámbito de sus preocupaciones”.

De igual forma, según Ordóñez, “las contradicciones conceptuales de los jóvenes se originan en el poco conocimiento por parte de ellos hacia la política y hacia el funcionamiento del Estado, que los lleva a confundir la política con los politiqueros”, aseveró.

El catedrático fue claro en decir que en Colombia hay alrededor de 12 millones de jóvenes habilitados para votar; es decir una tercera parte del total del potencial electoral: “esto significa que los jóvenes podrían elegir hasta un Presidente en este país, pero son justamente ellos los que menos sufragan, tal y como quedó en evidencia ayer con motivo de las elecciones de los CMJ”.

“Pese a esa cantidad de jóvenes que pueden sufragar, ellos se abstienen y cada vez se interesan menos por la democracia. Solo uno de cada diez está votando o ha participado recientemente y eso es lamentable”, expresó.

“Esto se soluciona, primero poniendo sobre la mesa este drama silencioso de la abstención juvenil y logrando que sean los mismos jóvenes los que propongan las fórmulas de solución. Sin embargo, hay decepción al conocer los resultados de los comicios del pasado domingo”, añadió.

Por otro lado, Fernando Acevedo, otro líder estudiantil, argumentó que, “este tipo de comicios ‘hoy por hoy’ son más una pantalla institucional que una realidad. A los jóvenes realmente no se les está dando la responsabilidad política de promover ideas, proyectos o de encontrar soluciones, pues a la hora de la verdad los gobernantes de turno siguen liderando sus gestiones públicas a su antojo y capricho”.

$!En Bucaramanga y en Santander ‘ganó la abstención’, solo 10% de los jóvenes votó
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad