miércoles 18 de abril de 2018 - 12:01 AM

En la ciudad no hay dónde acoger a los niños violentados

Policía, comisaría de familia, Procuraduría, Icbf y Concejo le han hecho múltiples llamados de atención a la Alcaldía ante la falta de hogares de paso que, por ley, debe disponer el Municipio. Los menores están durmiendo en el suelo, sobre colchonetas y cartones.

Tendidos sobre el suelo en pasillos, sin la debida alimentación y soportando condiciones como hacinamiento, pasan las noches en las comisarías de familia de la capital santandereana decenas de niños que son violentados y vulnerados, debido a que la Alcaldía no ha habilitado los hogares de paso que, por ley, deben tener cada municipio.

Conforme con lo denunciado por el concejal Jaime Beltrán, este problema se está presentando desde el inicio de la actual Administración Municipal. O sea, desde 2016 aquellos menores de edad que son abusados o explotados y que no pueden retornar al núcleo en el que viven por riesgo de ser victimizados de nuevo, están siendo alojados en las comisarías.

Lea también: Mario Sábato y Víctor Peña son los invitados especiales de la Semana de la Bicicleta

“Cuando un niño llega al Hospital del Norte o a una comisaría de familia con indicios de abuso sexual o de maltrato, lamentablemente luego no hay a donde llevarlos para que se les garantice sus derechos y protección; los hogares de paso no existen en la ciudad desde hace más de dos años y esto es algo muy grave, pues los menores se están quedando al cuidado de los comisarios y policías.

Había cinco hogares

En gobiernos anteriores la ciudad contó con cuatro o cinco hogares de paso, que en promedio atendían a cerca de 90 infantes por año. Lo más indignante, según Beltrán, es que la Alcaldía tiene un presupuesto fijado para disponer estos lugares y aún así no cumple la ley.

“En el Plan de Desarrollo del Municipio se establecieron más de $389 millones para esta inversión y en lo corrido de este gobierno no se ha habilitado ni el primer hogar de paso. Es una situación crítica que no se puede seguir tolerando. Durante la Administración anterior se dispusieron cinco hogares de paso y se atendieron más de 340 menores vulnerados”, dijo el Corporado.

‘Buscamos hasta comida’

Según denunciaron fuentes oficiales de las comisarías de familia, los mismos comisarios y sus equipos están gestionando el alimento diario para los menores.

“Habían quedado de contratar un hogar, pero al fin no hicieron nada; desde que inició esta Administración no hay hogares de paso en la ciudad. Hemos tenido que ir a Hogares Claret para pedir que nos regalen comida para darles a los menores. Se están vulnerando los derechos de estas víctimas; es injusto y lo que más nos indigna es que ya hemos hecho miles de solicitudes al respecto”, señaló un funcionario entrevistado, quien prefirió reservar su identidad por temor a represalias.

Lea además: Informales planean protestar este viernes

Sumado a que estos menores violentados no reciben la debida nutrición, tampoco se les está brindando acompañamiento psico-social.

“Las instalaciones no son aptas para alojamiento y menos de menores, y como están acá, pues no reciben la atención en sicología y nutrición que deben tener. En promedio, cada mes nos traen más de 20 menores de edad. Por ejemplo, hay una niña que fue abandonada por su madre y no nos quedó otra opción que enviarla al Hospital Local para que la examinaran y como no hay hogar de paso la niña sigue allá”, dijo la fuente consultada.

Alcaldía no ha contratado

De acuerdo con lo asegurado por Margy León, Directora del Icbf en Santander, la Alcaldía no está cumpliendo con la normativa: “la entidad responsable de disponer estos hogares de paso es el Municipio, y para tener estos sitios se requiere una licencia de funcionamiento que expide el Icbf. Este año otorgamos licencia a un operador en la ciudad, que se llama Fulmiani, y hasta la fecha la Alcaldía no ha hecho contratación.

Hasta el mismo exprocurador regional, Édgar Fandiño, quien en enero pasado fue trasladado a otra ciudad, aseguró haber hecho varios requerimientos a la Alcaldía frente a este tema, “esos hogares de paso no están funcionando”, afirmó.

Duermen hasta 8 días en comisarías: policía

Fuentes oficiales de la Policía Nacional aseguraron que, aunque se le han hecho varias solicitudes al Municipio al respecto, hasta ahora no se ha visto respuesta alguna: “hoy no existe hogar de paso en Bucaramanga para trasladar a los niños agredidos, mientras se les encuentra un hogar sustituto. Lo que estamos haciendo es conducir al infante que rescatamos a las comisarías y ellos se quedan allí durante el restablecimiento de sus derechos; mientras esto pasa, se quedan bajo protección del comisario de familia, hasta por ocho días. De allí la importancia de habilitar este hogar.

Aunque el Municipio ha afirmado que tiene un convenio con una fundación para brindar este tipo de atención, las fuentes consultadas dudaron de tal afirmación: “Desconocemos la fundación a la que se refiere la Alcaldía; hasta ahora no hemos llevado a ningún menor allá”.

“Tenemos hogares transitorios”: Alcaldía

Jorge Figueroa, Secretario de Desarrollo Social, aseguró al respecto: “tenemos un convenio con Corpoadases, que no es un hogar de paso pero sí es como un hotel. Allí también les brindan la atención psico-social”.

Según la coordinadora de dicha entidad, en lo corrido del presente año se ha dado atención a más de cien infantes, aunque existe una gran diferencia con el hogar de paso, “debemos tener permiso del tutor para acoger al niño”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad