jueves 25 de noviembre de 2021 - 2:35 PM

En la FCV implantaron una válvula pulmonar sin necesidad de cirugía a una menor

El procedimiento se realizó en una niña de 11 años que nació con una cardiopatía congénita que afecta su válvula pulmonar, la “puerta” que permite el paso de la sangre del corazón hacia los pulmones.
Escuchar este artículo

Con 11 años, Liseth Mariana Caballero ha sido sometida a tres cirugías para permitir que la sangre fluya entre su corazón y sus pulmones. Este año, los médicos le dijeron que debía someterse a una cuarta intervención.

El riesgo de someterse a un nuevo procedimiento era muy alto, por ello, los médicos de la FCV realizaron por primera vez en Santander el implante de una válvula pulmonar mediante cateterismo cardíaco, es decir sin necesidad de abrirle el pecho.

Puede leer: ¿Qué vacuna contra el COVID-19 debo aplicarme?

Al nacer, Liseth Mariana fue diagnosticada con atresia pulmonar con comunicación interventricular, es decir que nació sin válvula pulmonar, una de las cuatro que tiene el corazón (además de la mitral, tricúspide y aórtica) y cuya función es actuar como una especie de puerta que se abre y cierra para permitir el paso de la sangre.

"En estos casos, a los pocos días del nacimiento se realiza una cirugía para generar conexión entre el ventrículo derecho del corazón y la arteria que lleva la sangre a los pulmones. Sin embargo, esta no es la única intervención porque a medida que el paciente crece, la válvula que ubicamos se va quedando pequeña y debe ser reemplazada”, explicó Claudia Flórez, cardióloga pediatra y líder del centro de cardiopatías congénitas pediátricas de la FCV.

Después de la primera conexión y dos reemplazos posteriores, Liseth sufrió una infección que complicó su situación, por lo cual se descartó una cuarta cirugía.

La solución pasó a manos de un equipo multidisciplinario de hemodinamia, anestesiología, electrofisiología, cardiología, técnicos y otros profesionales de la FCV que implantaron en tres horas la nueva válvula con el apoyo y acompañamiento del médico José Luis Zunzunegui, del hospital Gregorio Marañón (España), donde se ha consolidado como experto mundial en esta técnica.

“Lo que realizamos es un procedimiento novedoso. Hicimos una punción para ingresar a los vasos de la pierna con un catéter (una especie de manguera plástica delgada y flexible), que nos sirvió de vehículo para llevar la válvula y ubicarla en el lugar que se requería”, asegura Justo José Santiago Peña, cardiólogo pediatra y hemodinamista de la FCV, quien fue el operador del procedimiento.

Esta técnica, que puede ser empleada tanto en niños como en adultos, tiene dos condiciones: que el paciente pese más de 17 kilos y que haya pasado previamente por una cirugía de implante valvular.

“El reemplazo de válvula pulmonar mediante cateterismo cardíaco ofrece las ventajas de la cirugía, pero con menor tasa de hospitalización, una recuperación rápida y representa menos riesgos”, sostuvo Santiago Peña.

Ahora, los médicos de la FCV esperan que esta nueva válvula le sea útil a Liseth Mariana durante gran parte de su vida adulta para que no necesite reintervenciones en el futuro cercano.

“Gracias a Dios ella está muy estable y en buenas manos. Espero que pronto pueda tener una vida normal, que pueda jugar y cumplir sus sueños de ser médica para salvar muchas vidas, así como han salvado la de ella”, afirmó Milena Zafra, madre de la menor.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad