jueves 17 de septiembre de 2020 - 5:30 PM

En ranking de vigilancia en salud pública de Covid-19 a Santander le fue mal

Tras medio año de convivir en medio de la pandemia causada por el Covid-19, Investigadores colombianos, dos de ellos santandereanos, se dieron a la tarea de estudiar el manejo que se le ha dado al virus en el país.
Escuchar este artículo

Alexandra Hurtado y Alvaro Javier Idrovo, investigadores de la Universidad Industrial de Santander, UIS, José Moreno Montoya de la Fundación Santa Fe de Bogotá y Franklyn Prieto del Instituto Nacional de Salud, INS, fueron los encargados de estudiar los datos de vigilancia en salud pública relacionados al virus en los 32 departamentos del país y Bogotá.

El objetivo fue hacer una evaluación comparativa del desempeño de cada uno de los departamentos, con fundamento en la calidad de los datos y así construir el ranking nacional.

Lea también: Estos son los primeros síntomas de COVID-19 según estudio.

Dicho listado, califica el desempeño de la vigilancia en salud pública de Covid-19 de las entidades territoriales colombianas como alto, intermedio o bajo. Santander se ubicó en la casilla 28 de 33.

De acuerdo con Álvaro Javier Idrovo, investigador, doctor en epidemiología y docente de la UIS estos resultados indican que “vamos muy mal en vigilancia, aunque el departamento que lo hizo peor fue Córdoba. En el caso santandereano solo los primeros 20 días la calidad de los datos estuvo bien, después de ahí ya había problemas. Volvemos a lo mismo, el departamento debe trabajar en seguir aumentando su capacidad y eficiencia en el rastreo y aislamiento de casos y contactos, así como el aumento en las pruebas diagnósticas”.

Señaló además, que Antioquia es una de las regiones más parecidas a Santander en cuanto a la pandemia.

“Tuvimos una cuarentena muy juiciosos, hubo un momento en que los casos no crecían y luego se disparó. Sin embargo, Antioquia sigue manteniendo adecuadamente el número de casos, aquí no hemos podido”, agregó el doctor en epidemiología y docente de la UIS.

En la actualidad, en Santander el 39,57 % de sus municipios se encuentran clasificados como de Alta Afectación de acuerdo con la clasificación del Ministerio de Salud y Protección Social.

¿Por qué estudiar la vigilancia en salud pública?

De acuerdo con Idrovo, los sistemas de vigilancia en salud pública, según los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos y otras agencias similares, son evaluados en diferentes dimensiones: simplicidad, flexibilidad, aceptación, sensibilidad, valor predictivo positivo, representatividad, oportunidad, estabilidad y calidad de los datos. En este caso, el estudio se enfocó en la calidad de los datos principalmente.

Así las cosas, la vigilancia en salud pública, que incluye las actividades de los epidemiólogos y rastreadores que buscan casos y sus contactos, así como la toma, análisis y reporte de muestras de diagnóstico, entre otras, resulta crucial para iniciar la calificación de los entes territoriales.

Esta junto a unas buenas decisiones sanitarias, son fundamentales para el manejo adecuado de la pandemia de Sars-CoV-2.

“La vigilancia en salud pública más el trabajo de diagnóstico en el laboratorio son fundamentales en el manejo de cualquier epidemia en general. En los lugares donde ha habido muy buena vigilancia funciona muy bien el tema”, refirió Idrovo.

¿Cómo evaluaron?

Según los investigadores, se analizaron los casos acumulados publicados entre el 6 de marzo y el 1 de septiembre de 2020 por el Instituto Nacional de Salud.

Desde el primer caso reportado en cada departamento y cada 10 días hasta los 180 en el caso de Bogotá, se evaluó el comportamiento y se sumaron los casos acumulados.

Para ello usaron un método objetivo que evalúa la calidad de los datos, basado en la ley de Benford (también conocida como ley de los primeros dígitos), que en epidemiología ha sido útil para evaluar datos de epidemias.

Los hallazgos de este estudio sugieren que Antioquia, Tolima, Bogotá, Nariño y Valle del Cauca tuvieron los mejores desempeños en la calidad del dato en los sistemas de vigilancia en salud pública.

Un nivel intermedio de desempeño tuvieron Cauca, Cesar, La Guajira y Norte de Santander, que pese a no tener buenos datos antes de la apertura económica del 1 de junio, después de esta sí lograron tenerla, sugiriendo que lograron prepararse durante la contención.

“Sin duda, esta es una evaluación que podrá ser mejorada con datos y análisis más complejos, pero dado que el método es objetivo y rápido es posible que los gobernantes miren a los que obtuvieron los primeros lugares, y tomen decisiones más acertadas”, mencionan los investigadores en su informe.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad