jueves 06 de mayo de 2010 - 10:00 AM

En riesgo, 14 familias de la antigua cárcel

La casona donde antiguamente funcionó la Cárcel de Mujeres de Bucaramanga está cayéndose a pedazos, y las 14 familias que habitan allí corren el riesgo de que el inmueble se desplome encima suyo, en cualquier momento.  

La situación es tan seria, que la Gobernación de Santander, propietaria del predio, situado sobre la calle 37 con carrera novena, tomó cartas en el asunto. Ofreció un subsidio de arriendo por un millón 200 mil pesos para que cada una de las 13 familias tengan garantizado un techo durante seis meses, confirmó Luis Francisco Monsalve Piña, coordinador del Grupo de Prevención y Atención de Desastres del Departamento.

'El Departamento ha estado pendiente de las familias reu-nidas allí y hemos constituido un comité para atenderlas', describió el funcionario, quien se refirió a que la Alcaldía de Bucaramanga declaró el estado de ruina e inminente peligro de la edificación de 400 metros cuadrados a efectos de proceder a la respectiva orden de desalojo y demolición.


Dificultades en contratación

Sin embargo, el proceso de contratación para el pago de los subsidios ha tenido inconvenientes, reconoció el secretario de Gobierno Departamental, Luis Fernando Cote Peña.

Explicó en ese sentido que la convocatoria se efectuó por página web, pero ésta se declaró desierta.

El problema, según dijo, es que hasta la fecha ninguna aseguradora quiere expedir una póliza o seguro de manejo de recursos públicos para dar cumplimiento al contrato.

Así las cosas, Cote Peña precisó que se hizo una nueva convocatoria, en la cual una fundación de Bogotá mostró su interés en asumir el contrato.


síntesis

Antecedentes

El predio, conocido por albergue de Foncesan (Fondo de Cesantías de Santander) fue invadido en 2001 por 45 familias de desplazados que reclamaban ayuda del Gobierno.

A estas familias se les dio solución de vivienda, a través de la Administración Departamental, con el otorgamiento de un subsidio de vivienda para compra de casa usada. El problema fue, que al irse estas personas, dejaron a familiares o a terceros viviendo dentro del inmueble.

Actualmente un total de 14 familias están asentadas en dicha edificación. Es más, una de las personas recibió hace cinco años su casa pero decidió arrendarla, y continúa residiendo en la antigua cárcel.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad