martes 21 de junio de 2022 - 12:00 AM

En Santander, crecen casos de maltrato a los menores de edad

Algo muy preocupante es que muchos casos de agresiones ocurren al interior de las familias de los menores, las cuales deberían ser los entornos protectores por excelencia.

Las cifras de violencia contra niños, niñas y adolescentes en Santander son preocupantes. Por citar solo la estadística de casos de agresiones contra los menores de edad del año pasado, en nuestro Departamento se registraron 37 maltratos por cada cien mil menores de edad.

Tal cálculo representa una tasa de casos más alta que la del promedio nacional, la cual está en 35 abusos por la misma cantidad de población.

La información, entregada por el Centro de Investigación en Cultura y Sociedad, CICS, incluye una comparación de las agresiones a los menores de edad por Departamentos. (Ver tabla)

El 16% de los menores de 18 años en Santander han sido víctimas de algún tipo de violencia: física, psicológica o sexual.

De hecho, el año pasado se abrieron en la región más de 300 procesos de protección para niños, niñas y adolescentes víctimas de algún tipo de violencia, siendo la agresión sexual la que más casos reporta: 48,7%. Mientras tanto los reportes de violencia física son del 38,3% y los psicológicos alcanzan el 13%.

Lea además. ¿Qué tan violentos somos los santandereanos?

Para Yany Lizeth León Castañeda, experta del CICS, “la estadística ubica a Santander en el departamento número 12 en casos de violencia contra los menores. Y si bien las cifras no son tan alarmantes como las que se presentan en ciudades como Bogotá, aquí lo importante es que como sociedad tengamos claro que un solo caso de violencia contra la niñez tiene que alertarnos y llevarnos a emprender acciones para evitar que siga sucediendo”.

“Padres de familia, cuidadores y educadores, instituciones y los ciudadanos en general tenemos el inmenso reto de cambiar esa gris situación, pues esta es una corresponsabilidad del Estado y de la misma sociedad. Tenemos que emprender campañas para la prevención de todas esas conductas contra la niñez y la adolescencia”, señaló.

Ella recordó que hay canales para denunciar las vulneraciones contra la niñez, a través de las líneas 123 del ICBF y 141 de la Policía Nacional.

$!En Santander, crecen casos de maltrato a los menores de edad
EL MALTRATO
PSICOLÓGICO
El maltrato psicológico a los menores es tan grave como cualquier otro tipo de violencia.
Siempre que se conocen denuncias al respecto, el Icbf activa lo que la entidad define como “la ruta para el restablecimiento de derechos”.
Con ella se hace la respectiva verificación para evidenciar las causas y así puede determinar la medida de protección más idónea para el niño, la niña o el adolescente.
Con frecuencia las primeras señales muestran desconfianza, inseguridad y miedos irracionales y a veces la violencia psicológica puede estar acompañada de señales como las lesiones e incluso autolesiones.
Cuando eso se detecta, un equipo especializado le brinda apoyo psicológico con operadores del Icbf y adelanta procesos terapéuticos articulados con el sector salud y con el programa de asistencia a la familia.
Muchas veces la violencia psicológica es producto de la ausencia de pautas de crianza y habilidades familiares.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad