jueves 29 de abril de 2010 - 10:00 AM

En tres meses han muerto 27 personas en las vías

En los tres primeros meses del año, en las vías del área metropolitana se han registrado 27 víctimas fatales en accidentes de tránsito, es decir, un promedio que supera las dos muertes semanales.

Además, se estima que 8 de cada 10 de estas víctimas han sido peatones y motociclistas: cerca de 39% de las ‘estrellas negras’ registradas a la fecha corresponde a motociclistas y 31% fueron transeúntes.

Las cifras fueron presentadas ayer por el Comité  Metropolitano de Seguridad Vial, durante un análisis de la accidentalidad en el área metropolitana y el departamento.

Si bien las cifras presentadas por el Instituto de Medicina Legal muestran que al comparar el primer trimestre del año pasado con el mismo periodo de 2010, las muertes en accidentes de tránsito han presentado una leve reducción pasando de 30 víctimas a 27, para las autoridades esta disminución no es significativa.

Hernán Darío Alzate, consultor en temas de seguridad vial y uno de los miembros del comité, sostuvo que 'el área metropolitana tiene un balance positivo en reducción de víctimas en accidentes, sin embargo, el crecimiento del parque automotor ha traído consigo una alta de accidentalidad donde la mitad de los muertos por percances de tránsito estuvieron involucrados con motos'.

Asimismo, Alzate manifestó que 'desafortunadamente el volumen de personas que sabe mover una moto, pero no conducirla, es muy alto, al igual que el desconocimiento de las normas… las imprudencias hacen parte de la cotidianidad, así como el irrespeto a las normas de tránsito y la intolerancia en las vías'.

Por su parte, Saúl Martínez Gómez, director de la regional Nororiente del Instituto de Medicina Legal, aseguró que la reducción en la tasa de mortalidad 'es un impulso para continuar con las campañas, diciéndoles a los conductores de motos, las principales víctimas letales, que hay que entender que la moto es un vehículo de transporte y economía doméstica pero no un vehículo de zigzagueo en las calles'.


Los peatones

En cuanto a los peatones convertidos en víctimas fatales en las vías, los miembros del Comité de Seguridad Vial coincidieron en señalar como posibles causas de esta realidad al insuficiente volumen de la infraestructura vial, sumado a que la mayoría de los puentes no son utilizados adecuadamente.

Así lo demuestran las estadísticas presentadas, pues se estima que al momento de cruzar una calle aproximadamente 20% de las personas prefieren pasar por debajo de los puentes peatonales, mientras que cerca de 35% de las zonas semafóricas no son utilizadas como un indicador que les permita cruzar de manera segura.

Para concluir, los expertos en seguridad vial afirmaron que la petición a las autoridades municipales y departamentales es incrementar las acciones pedagógicas y campañas de cultura ciudadana que garanticen la convivencia sobre las vías.


Conductores sin capacitación

Aunque las normas establecen que para poder obtener la licencia de conducción las personas deben ir a una escuela de conducción y hacer un curso de 10 a 20 horas teóricas y entre 10 a 15 horas prácticas, al parecer los conductores que circulan por las calles de la ciudad sólo cuentan con la capacitación mínima.

Según las estadísticas presentadas ayer, se estima que 1 de cada 4 conductores de vehículos, y 1 de cada 7 motociclistas del área metropolitana ha sido instruido en una escuela de conducción.

'En Santander no es nada extraño que la persona pague o compre la licencia de conducción pues es parte de la cultura del atajo. Es un tema en el cual la gente tiene que entender que hay normas a cumplir, que es necesario adelantar unas acciones que garanticen su vida', manifestó Hernán Darío Alzate, asesor en temas de seguridad vial.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad