miércoles 05 de junio de 2019 - 5:34 PM

En video: Juan Manuel, el exhabitante de calle de Bucaramanga que ahora está en la universidad

Cursa primer semestre de Electromecánica en las Unidades Tecnológicas de Santander.
Escuchar este artículo

Son muchas las historias que a diario se nos cruzan por el frente y las dejamos pasar, algunas están tendidas en los andenes, en las esquinas, a pleno sol o lluvia, ‘consumiéndose’ entre licor, pegante, bazuco o marihuana... Son ‘in...visibles’ porque están ahí, pero no las vemos.

La vida de Juan Manuel es uno de esos relatos que merecen ser contados. Pasó de vivir “llevado” en las calles del centro de Bucaramanga, a sentarse en el aula de una universidad donde cursa primer semestre de electromecánica. El camino no ha sido fácil, pero tampoco imposible.

Después de 20 años en esa vida, cambió la ‘pipa’ por un lapicero y ahora sus únicos ‘vicios’ son su trabajo, su estudio, su familia y el fútbol, otra de sus pasiones.

Es un hombre nuevo, bien vestido, camina sin miedo a pesar de que en la calle ganó muchos enemigos y tomó malas decisiones. Fue testigo de esas historias escondidas, vio parir a mujeres en andenes, presenció y participó en riñas a muerte. La droga lo consumió desde los 12 años.

Desde enero asiste a las Unidades Tecnológicas de Santander, “me ha ido bien”, dice orgulloso. Hace algunos años ni siquiera se le pasaba por la mente ingresar a una universidad.

Lea también: En video: Mujer dio a luz en plena calle de Bucaramanga

A las seis de la tarde es su cita con el saber. Luego de trajinar en su trabajo como mensajero, llega a clases. Un morral negro en su espalda le da esa apariencia estudiantil y juvenil a pesar de que casi ‘toca’ los 40... Pero nunca es tarde para estudiar y menos cuando la calle le robó gran parte de su juventud.

Mientras camina por los amplios pasillos de la ‘U’ cuenta que le va bien en cálculo, en dibujo. En química no tanto. Espera con ansias tomar clases de circuitos, pero tiene claro que el primer semestre es para reforzar bases. “Retomar los estudios después de tantos años no es fácil pero todo es cuestión de cogerle el hilo de nuevo”, dice optimista.

Sonríe al contar que su hijo, de 16 años, casi le gana en su ingreso a la universidad. “Él está en undécimo y quiere estudiar negocios internacionales, es un pilo para el inglés”. Ahora sus compañeros de estudio son casi de la edad de su hijo. Ni ellos ni los profesores saben de su difícil pasado. Es el mayor de la clase y lo miran con respeto por ese esfuerzo para superarse.

Sus antiguos compañeros de calle lo admiran, lo ven como un ejemplo a seguir. Tanto ha sido el cambio de Juan Manuel, que muchos ni lo reconocen.

A Juan Manuel le faltan varios años para alcanzar la meta de ser un profesional, pero sabe que lo puede lograr porque su mayores retos se los ha puesto ‘la universidad de la vida’... y de esos ha salido victorioso.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad