viernes 31 de enero de 2020 - 12:00 AM

Enero, mes trágico para los motociclistas de Bucaramanga y su área metropolitana

De las diez víctimas fatales, tras accidentes viales ocurridos durante enero de 2020 en el área metropolitana, seis eran motociclistas, uno era un pasajero, dos eran peatones y uno más era ciclista.
Escuchar este artículo

Enero concluye hoy con estadísticas negras en cuanto a la accidentalidad se refiere en el área metropolitana de Bucaramanga, sobre todo para los motociclistas.

Si bien se presentó una reducción de tres muertes respecto al año anterior, pues en enero de 2019 ocurrieron 13 siniestros fatales, en lo que va corrido de este primer mes de 2020 han fallecido seis motociclistas, un pasajero de moto, dos peatones y un ciclista.

Las cifras ratifican que los motociclistas son los actores viales que más se accidentan y que más mueren en las vías del área.

Ellos representan el 60 % del total de fallecidos en la ciudad en incidentes de tránsito y además ‘aportan’ el 58,6 % de la cifra de los lesionados.

Los mayores porcentajes de conductores que perecieron o resultaron heridos en accidentes de tránsito siguen siendo los motociclistas jóvenes; y son los días del fin de semana los más neurálgicos en materia de siniestros.

Causas

Según la Policía de Tránsito, la mayoría de accidentes trágicos ocurrieron por los excesos de velocidad.

Sin embargo, otras de las causas de la fatalidad ‘sobre ruedas’ fueron: La imprudencia al volante; el evidente mal estado de las vías, que están llenas de huecos y de trampas mortales; la poca pericia a la hora de manejar; y las fallas mecánicas de los vehículos.

También es preciso decir que la accidentalidad se ha disparado como efecto del aumento del parque automotor: dos de cada tres vehículos que hay en las cuatro ciudades del área metropolitana son motocicletas.

Las zonas más críticas en cuanto a accidentes en el área metropolitana siguen siendo la Prolongación de la Calle 45, la salida a Morrorrico, la Autopista a Girón y la salida de Piedecuesta, donde los motociclistas siguen siendo las principales víctimas.

Dos estrategias preventivas realizarán las autoridades para tratar de frenar estas negras cifras:

1. Campañas pedagógicas: consiste en la ‘reflexión’ a través de actividades educativas, que podrían llegar a sensibilizar a los ciudadanos.

2. La aplicación al pie de las letras de las normas del Código de Tránsito, lo que implica aplicar comparendos a los infractores para corregir el comportamiento.

Lea además: Registro de un fuerte accidente

Línea de tiempo fatídica

* Una mujer de 26 años murió el 5 de enero, luego de sufrir un accidente sobre la vía Bucaramanga-Girón. Iba en una Yamaha, de placa BIT-16D.

* El pasado 13 de enero, el motociclista Yerman Alonso Velasco Serrano, de 32 años, perdió la vida tras un accidente ocurrido en la salida de Piedecuesta.

* El 15 de enero fue fatal en materia de accidentes. Primero, en la autopista Piedecuesta-Floridablanca, una joven de 23 años, quien conducía una motocicleta Yamaha, falleció luego de un siniestro.

Luego Humberto Delgado Barrios, quien conducía una motocicleta Honda, entre la vía de Bucaramanga y San Alberto, perdió la vida en otro siniestro vial. Y la seguidilla de accidentes trágicos incluyó a Ulpiano Flórez Romero, de 50 años, quien perdió la vida a bordo de su motocicleta, en un accidente ocurrido en Colseguros Norte, de Bucaramanga.

* El 16 de enero una nueva tragedia ocurrió en el barrio Albania. Una menor, que viajaba como parrillera en una motocicleta Kymco Agility 125, de placa ZKI-78D, falleció. Al mando de este vehículo iba un jovencito de 16 años quien, de acuerdo con las autoridades de Tránsito, no tenía ningún documento en regla.

* El 19 de enero, el motociclista Édinson Alveiro Reyes Abril, de 29 años, falleció luego de sufrir una colisión en la prolongación de la calle 45, frente al Centro de Resocialización de Mujeres.

* El 22 de enero, con apenas 21 años, el motociclista Julián Felipe González Carreño murió arrollado por un camión cisterna, en la vía a Chimitá.

Para tener en cuenta

* De acuerdo con los estudios hechos por el Fondo de Seguridad Vial, el riesgo que tiene un motociclista de fallecer en un accidente de tránsito en la ciudad es 8,2 veces mayor que el de un conductor de un carro particular.

* La mayor imprudencia que puede cometer un motociclista, después de viajar a velocidades exageradas, es no utilizar el casco. Ese descuido le puede costar como mínimo una lesión craneoencefálica severa, donde puede quedar en estado vegetativo, sin movilidad o en el peor de los casos fallecer de forma instantánea.

* En el 60% de los casos de muertes en tránsito en Bucaramanga, los accidentes fueron protagonizados por motociclistas con menos de 10 meses de experiencia al volante.

* Movilizarse en forma de ‘zig zag’ caracteriza a los motociclistas. Ellos hacen maromas entre los carros, sin importar golpear los espejos y cerrar uno que otro que se esté acomodando. Pero lo que es aún más preocupante es el actuar de algunos que realizan esta peligrosa maniobra en movimiento, con el riesgo de involucrar a varios vehículos en el mismo accidente.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad