jueves 03 de diciembre de 2020 - 11:00 AM

Enfermedades cardiovasculares: La próxima pandemia del sistema de salud

Las enfermedades isquémicas del corazón representan un porcentaje alto en la totalidad de muertes que se registran en Santander y son la primera causa de muerte en Colombia. En medio de la pandemia del Coronavirus se han convertido en la comorbilidad más importante de quienes fallecen por la enfermedad.
Escuchar este artículo

16 mil muertes entre 2012 y 2016 se registraron en Santander a causa de las enfermedades cardiovasculares, las mismas que de enero a julio del 2020, según el Dane han cobrado la vida de 14.662 personas, por encima del promedio de los últimos cinco años.

Sumado a ello, por la contingencia del COVID-19 se presentó una disminución en la atención de casi un 70% en los pacientes hospitalizados por problemas cardiovasculares, además de los pacientes que por miedo al contagio han dejado de asistir a sus consultas médicas, conllevando a un aumento en los eventos agudos como la insuficiencia cardíaca.

Los expertos estiman que esta situación representará una carga significativa para el sistema de salud en los próximos meses.

Lea también: ¿Por qué aumentó el número de casos diagnosticados de COVID-19 en Santander?

De hecho, Fernán Mendoza, presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología explicó que “antes de la pandemia atendía mensualmente 220 consultas por insuficiencia cardíaca, y hoy en día solo se atienden entre 80 y 100 consultas mensuales. En pisos hospitalizados, en la actualidad, se disminuyó la atención a estos pacientes en un 40%, ya que debemos dedicarnos a la atención de personas con COVID-19. En medio de la pandemia también se evidenció que la consulta externa disminuyó en un 60%, aunque gracias a la virtualidad hemos tenido la posibilidad de seguir atendiendo a las personas con insuficiencia cardíaca desde la modalidad de telemedicina”, afirmó.

Agregó que los pacientes con problemas cardiovasculares están ingresando a los centros médicos con diferentes complicaciones por la desatención de la enfermedad.

“Se ha evidenciado un gran porcentaje de pacientes que presentaron un infarto a raíz de que suspendieron su medicación, quienes son propensos a presentar nuevos eventos coronarios que conducen incluso a la muerte sin que el sistema pueda detectarlos”, dijo.

Además de la inasistencia, hay que sumar las diferentes estadísticas que se han reportado entorno a las comorbilidades más importantes en los pacientes fallecidos por Coronavirus, las cuales están directamente relacionadas con la hipertensión arterial y varios problemas cardiovasculares.

Las personas con estas patologías son más propensas a este virus, debido a su vulnerabilidad y a las pocas reservas que tienen para enfrentar una infección que en algunos casos es severa.

“Las estadísticas del primer semestre del año demuestran que las enfermedades isquémicas del corazón siguen siendo la principal causa de muerte en Colombia, pero aparecen otras enfermedades infecciosas como COVID-19, siendo la segunda causa importante, el aumento de mortalidad de este año definitivamente va a estar reflejado por esta infección”.

En Bucaramanga, según el Observatorio Digital de Salud, entre 2013 y 2016 hubo 2.530 muertes por enfermedades isquémicas del corazón, siendo la primera causa en los decesos del municipio.

Según la Sociedad Colombiana de Cardiología, se estima que seguirán incrementando los casos de pacientes con estas patologías, además de sus muertes. Por esta razón los especialistas recomiendan continuar con los tratamientos, pues la pandemia no debería generar temor a continuar con las terapias, sino motivar a un mejor autocuidado y seguimiento de las recomendaciones médicas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad