Publicidad

Bucaramanga
Martes 27 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Este es el gran legado de Hortensia Galvis Ramírez

Hortensia Galvis Ramírez fue una de las mejores pianistas de Santander de Colombia y del mundo Era columnista de Vanguardia

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

Hortensia Galvis Ramírez (q.e.p.d.) (Archivo / VANGUARDIA)
Hortensia Galvis Ramírez (q.e.p.d.) (Archivo / VANGUARDIA)

Hortensia Galvis Ramírez (q.e.p.d.) (Archivo / VANGUARDIA)

Hortensia Galvis Ramírez, escritora, una de las más destacadas pianistas de Santander y de Colombia, pintora, periodista, ambientalista, experta en temas de liderazgo y de espiritualidad, además políglota, falleció en la noche del pasado lunes, 26 de febrero, en Bucaramanga.

Su personalidad era arrolladora y lo que acometía lo hacía con enorme convicción y decisión.

Era pianista concertista graduada en la Universidad de Antioquia, con estudios posteriores en Viena, Austria. Fue una gran escritora y decía que ese amor por las líneas comenzó de manera inadvertida, pues siendo apenas una adolescente fue enviada a un internado en Inglaterra, para continuar su educación. Desde allí escribía con alguna frecuencia a sus padres y hermanos, pero nunca pensó que su correspondencia alcanzara a otras personas fuera del ámbito familiar.

Años más tarde se enteró de que algunos apartes de sus cartas fueron publicadas en este periódico, en una columna titulada ‘Diario de una colegiala’.

Su padre, el periodista y escritor Alejandro Galvis Galvis, fundador de Vanguardia, encontró que la narrativa de Hortensia Galvis Ramírez era agradable, pues poseía una prosa muy fluida.

Galvis Ramírez decía que esa fue la motivación que la impulsó a colocar sus escritos ante el escrutinio público. Y su pluma dejó un gran legado en el mundo de las letras con varios artículos publicados y una buena cantidad de libros.

Entre sus obras literarias más conocidas están ‘Somos Barí’, sobre los indígenas Motilones. También escribió ‘Recetas vegetarianas selectas’ y ‘Colores para el jardín tropical, libro en el que hizo gala no solo de sus dotes como escritora, sino también de su sensibilidad como fotógrafa. En su libro “Noticias de la Ascensión” recopiló sus mejores apuntes sobre la espiritualidad, un tema que permanentemente desarrolló en sus columnas.

Hortensia Galvis Ramírez era una amante de la naturaleza. De hecho, desarrolló importantes conocimientos en materia ambiental y patrocinó e impulsó muchas acciones en esa temática.

Cada ser humano guarda en el corazón un sueño que en algún momento de la vida desearía poder realizar, y el de ella era cultivar un jardín lleno de flores, según decía. Dedicó entonces seis años de su vida a investigar sobre plantas.

Recibió formación profesional de pianista concertista. Cursó estudios en el “Guildhall School of Music”, de Londres. Luego de contraer matrimonio, continuó en la Facultad de Música de Universidad de Antioquia, donde en el año 1979 obtuvo su diploma. En 1981 viajó a Viena y por casi una década complementó sus conocimientos musicales con estudios más avanzados.

Paralelamente todos estos años siempre estuvo activa como columnista. Además de sus artículos en Vanguardia, sus textos fueron publicados en el periódico El Colombiano, de Medellín.

Hortensia Galvis fue la creadora de la Página Espiritualidad en Vanguardia, en febrero de 2001. Mucho antes, en la década de los años 60, ya había iniciado su búsqueda espiritual con el curso de Física Mental, dirigido por Don Pedro Espinoza de los Monteros, en Ciudad de México.

Simultáneamente tomó algunos cursos de budismo tibetano, con el lama Sherab en Viena. Estuvo también interesada en sufismo y asistió a varios talleres con el maestro sufi, Pir Vilaiat Khan.

Luego de investigar estas religiones tradicionales, su interés se concentró en la espiritualidad de la Nueva Era. Tomó cursos con Valery Fraser (Inglaterra) y durante un año tuvo instrucción privada canalizada para ella por Irene Schida (Austria).

En Colombia siguió el camino de la Meditación Trascendental de Maharishi Mahesh Yogui (India), alcanzando el nivel de Sidha dentro de esta disciplina.

También se interesó por las prácticas enseñadas por el maestro Drúnvalo Melquisedec. Asistió a los talleres de “La Flor de la Vida” y de “Cielo y Tierra”, este segundo en Ciudad de México.

En 1992 ya había escrito otra columna semanal sobre Espiritualidad, firmada con el seudónimo de Karma Sherav (Su nombre tibetano). A partir de ese año inició su labor de servicio dirigiendo grupos de meditación y coordinando cursos y talleres.

A sus hijos, Joaquín y Gisela Ruiseco Galvis, a la familia Galvis Ramírez y en general a todos los empleados de Vanguardia, así como a todas las personas que conocieron a esta gran artista, les enviamos nuestras más sentidas voces de condolencia.

Algunos de sus libros

‘Noticias de la Ascensión’ es una recopilación de los artículos escritos por Hortensia Galvis Ramírez para la página de “Espiritualidad”, publicada por el diario Vanguardia, entre febrero del año 2000 y junio del 2005.

El libro es un manual de sabiduría, donde se exponen verdades universales en un lenguaje claro, fluido y ameno. Es una propuesta dirigida a cada uno de los lectores para que emprendan su viaje interno, que los conducirá a encontrar los tesoros dentro de su propio corazón.

El libro ‘Somos Barí’ recoge en palabras la sensibilidad y gran espiritualidad de los indígenas Motilones. Relata su forma de vivir en maravillosa armonía con la naturaleza y en perfecta sintonía con las dimensiones superiores del espíritu. Este libro contiene narraciones inéditas, proporcionadas a la autora por los mismos indígenas. La oportunidad de observar fotografías ilustrativas de la vida diaria en una comunidad Barí fue, para la autora, una forma de enfocar la vida.

‘Colores para el jardín tropical’ es una guía para conocer y cultivar las plantas ornamentales más comunes, tanto las nativas como las foráneas que ya están adaptadas a nuestras latitudes. Presenta información de 71 familias y 292 especies que abarcan plantas rastreras, arbustos medianos, árboles de florecimiento ornamental y enredaderas, además de orquídeas y bromelias. Tanto para aficionados como para conocedores, el libro es perfecto para darle color, belleza y vida a su entorno.

‘Recetas Vegetarianas Selectas’ es una colección extraordinaria de recetas vegetarianas gourmet, un capítulo completo sobre las semillas retoñadas y algunos datos útiles sobre nutrición, y el balance adecuado de los alimentos, en función de promover la salud y el equilibrio del cuerpo.

Voces

Eduardo Muñoz Serpa, quien también es columnista de Vanguardia, al conocer su fallecimiento dijo: “Hortensia Galvis Ramírez fue una persona con una exquisita sensibilidad cultural; fue ambientalista, cuando aún nadie sabía qué era eso; dedicada pianista; buena periodista, con la gran virtud de no gustarle el protagonismo. Paz en su tumba. A sus familiares, el sentimiento de pesar de quienes la conocimos”.

A su turno, el ex rector de la Unab, columnista de Vanguardia y exalcalde de Bucaramanga, Alberto Montoya Puyana, dijo: “La partida de Hortensia Galvis Ramírez enluta a los santandereanos, en especial a sus hijos, la familia Galvis y a Vanguardia. Hortensia poseía una gran sensibilidad por la música interpretando el piano, por los temas culturales, por el cuidado del ambiente, columnista del periódico, en fin... por temas que cultivó con dedicación y profundidad”.

Para Eduardo Durán Gómez, presidente de la Academia Colombiana de la Lengua y quien también es columnista de este diario, “Hortensia Galvis Ramírez fue un ser humano de una enorme sensibilidad, que se tradujo en su capacidad artística como intérprete del piano, arte que desarrolló y para el cual se capacitó en las mejores instituciones de Viena, ciudad en la que vivió varios lustros, hasta convertirse en una concertista de talla internacional. Conjugaba la personalidad fuerte de su padre, con la sensibilidad materna que tanto recordamos los santandereanos. Ella supo ser amiga de sus amigos y además una santandereana a carta cabal que amaba su tierra y la valoraba en toda su dimensión. Tal vez por eso se sustrajo del mundo europeo que la acogió con su talento, para regresar a la ciudad natal y de sus mayores. Sin lugar a dudas, extrañaremos mucho su pluma y su atrayente personalidad”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Euclides Kilô Ardila

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad