lunes 12 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Exigen control a ambulantes que contaminan alrededores del sector de La Universidad

Un creciente malestar viene generando la presencia de ventas ambulantes y estacionarias en el sector de La Universidad y el estadio Alfonso López, ya que la comunidad responsabiliza a los comerciantes informales por la contaminación, la invasión del espacio público y el desaseo que aqueja a esta zona.

Al respecto, David Lizarazo Castillo, quien reside desde hace 34 años en el barrio La Universidad, expresó que la situación es compleja debido a que estos vendedores informales son ajenos al sector, ya que no sólo no viven allí sino que en su gran mayoría no les interesa en lo más mínimo mantener libre de basura el espacio que ocupan en las calles y andenes. Eso, agregó, sin contar el mal aspecto que ocasionan en perjuicio de la Comuna 3 de Bucaramanga, en donde habitan cerca de 32 mil 150 personas.

En opinión del representante de la comunidad, se trata de una problemática a la que las autoridades deben prestarle la debida atención, aunque reconoce que no se le puede poner un policía a cada ambulante y atribuye la situación a la falta de cultura ciudadana.

Vale señalar, que en diciembre próximo entrará en vigor el ‘Comparendo Ambiental’, el cual impondrá multas a aquellos que contaminen y ensucien cualquier sitio público de la ciudad.


Compromiso, ‘a medias’

Si bien la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab, firmó un contrato con los comerciantes situados en los alrededores de la UIS y del estadio para ofrecerles la recolección de residuos de una manera formal, 32 de un total de 50 asumieron tal compromiso.

Así lo indicó Abelardo Durán Leiva, profesional de Facturación de la Emab, quien señaló que a cada uno de ellos se le factura $10 mil en contraprestación por el servicio: 'pero como algunos quedaron mal, pues el contrato terminó haciéndose por $320 mil'.

Anotó que pese a que son grandes generadores de desechos sólidos, hay un grupo de vendedores ambulantes a quien no le interesa que la ciudad esté sucia, y mucho menos sacar dinero del bolsillo para que le retiren la basura que ellos mismos producen.

Por esa razón, Durán Leiva hizo un llamado de atención a la Secretaría de Gobierno Municipal a fin de que ejerza controles más severos porque ya este tipo de ventas, especialmente de comidas callejeras, se han tornado en un verdadero problema social.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad