sábado 11 de enero de 2020 - 1:00 PM

Falleció Diana Silva de Parra, presidenta del Woman´s Club de Bucaramanga

El fallecimiento de Diana Silva de Parra, conmueve a la sociedad santandereana, por todo lo que ella supo significar, con su activa presencia, y con sus sobresalientes dotes, siempre dispuestos para ser dirigidos en favor de una causa.
Escuchar este artículo

Había nacido en San Gil, cuna de la cual se sentía muy orgullosa, pero se radicó en Bucaramanga desde edad temprana, en donde contrajo matrimonio con el importante ingeniero Eduardo Parra Gómez, quien precisamente fue el gran impulsor y primer director de la Corporación Autónoma de la Meseta de Bucaramanga, CDMB.

En esta ciudad, aprendimos a apreciarla, siempre con su contagiosa sonrisa y con una enorme disposición para contribuir en cualquier causa que se le requiriera: ella sabía a quién llamar, qué decir y qué hacer; la hiperactividad que manejaba le permitía pensar en todo al mismo tiempo.

Tal vez por eso el Woman´s Club la acogió dentro de sus miembros, y pronto la hizo su presidenta, en donde se convirtió en uno de los elementos fundamentales para todas las causas sociales que emprendían sus afiliadas. Allí, en esa organización pronunció una frase conmovedora “Las mujeres de este siglo queremos hacerlo todo, al mismo tiempo, y bien hecho”. Así era ella, ostentaba un dinamismo tal, que nada la perturbaba, ni la minimizaba, ni la limitaba. Quería hacerlo todo, porque para ella, todo era posible si se le colocaban las ganas y el talento.

En ese escenario, que manejaba a muchas revoluciones, hablaba del papel de la mujer en la sociedad de hoy, y del suyo como dirigente de esa organización social y de género, y decía con toda claridad al referirse al papel de la mujer “mucho se ha logrado, pero falta mejorar las condiciones de trabajo, tener igualdad de oportunidades, abolir toda forma de discriminación, y erradicar por completo la violencia contra la mujer”.

Sin duda un catálogo de objetivos, que expresaban toda la tarea internacional por la reivindicación del papel de la mujer en la sociedad. A eso estuvo ella dedicada y por eso supo embarcarse en infinidad de propósitos, hasta llegar a las comunidades del río Amazonas, en los límites con el Perú, a donde terminó vinculándose por un periodo como cónsul de Colombia en Iquitos, en donde desarrolló una admirable labor.

Una de las grandes tareas que desarrolló por los barrios populares de Bucaramanga, fue la creación de bibliotecas, ella entendía que la educación y la asimilación de la cultura eran las mejoras armas para que la mujer pudiera asumir su verdadero papel en la sociedad, y a su vez todas las gentes podrían tener acceso al manejo de la información, que es lo que permite abrir los caminos para el desarrollo del ser humano.

Sin duda una mujer fundamental en nuestro medio, que entendió su existencia como una oportunidad de acción sin pausas ni claudicaciones. Mucho la van a extrañar las organizaciones a las que perteneció, y mucha falta hará, cada vez que haya que emprender una causa en donde se requiera el protagonismo y la preponderancia de la mujer.

Paz en su tumba y nuestro sentimiento de inmenso pesar para su esposo Eduardo Parra Gómez, a sus hijos y demás familiares, así como al Woman´s Club de Bucaramanga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad