miércoles 03 de julio de 2019 - 12:00 AM

Falleció intelectual santandereano Jaime Posada

Fue escritor, parlamentario, diplomático, gobernador de Cundinamarca, ministro de Educación y director de la Academia Colombiana de la Lengua.
Escuchar este artículo

Después de haber disfrutado una extensa vida, falleció a los 96 años de edad en Bogotá, el destacado intelectual santandereano Jaime Posada.

Nacido en El Socorro, fue un hombre de muchas ejecutorias: escritor, parlamentario, diplomático, gobernador de Cundinamarca, ministro de Educación, fundador y rector de la universidad de América y Director por 25 años de la Academia Colombiana de la Lengua.

Había iniciado su carrera en el diario El Tiempo en donde desarrolló diversas actividades periodísticas hasta llegar a ser director del suplemento dominical y posteriormente asesor de la Dirección. Desde allí tuvo contacto con los más destacados intelectuales del país que llegaron también a enriquecer las páginas de ese importante suplemento, hasta que Alberto Lleras decidió llamarlo para ocupar el ministerio de Educación, en donde hizo una gran labor en beneficio de la cultura nacional, impulsando a su vez de manera especial el sector de la educación superior.

Sus condiciones intelectuales y muy especialmente sus calidades como escritor, plasmadas en miles de páginas traducidas en artículos de revistas, periódicos, conferencias y un buen número de libros, lo hicieron ungir como presidente de la Academia Colombiana de la Lengua, en donde acababa de cumplir 25 años en el cargo, convirtiéndose de paso en unos de los máximos guardianes de la lengua Castellana.

Esa labor le mereció un protagonismo internacional, pues su nombre es respetado en todos los países de habla hispana, en donde de manera frecuente era invitado a participar en exigentes foros, acompañado siempre por grandes escritores. En España se le consideraba el Decano de los directores, y la Real Academia lo hizo en su momento miembro de la misma.

Fue un gran señor en todo el sentido de la palabra: hombre pausado, reflexivo, con muy buen sentido del humor, acucioso en todas las tareas que se proponía y con una profunda vocación de servicio.

El mundo académico y cultural del país lamentan este fallecimiento.

Desde esta Casa Periodística, enviamos nuestro sentimiento de pesar para su esposa, Maryluz García-Peña de Posada, a sus hijos y nietos.

Nota escrita por Eduardo Durán Gómez.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad