jueves 01 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Familias en Bucaramanga denuncian obra que habría agrietado sus viviendas

Dos familias en Bucaramanga aseguran que una obra ocasionó múltiples grietas y filtraciones en sus viviendas. El responsable de dicha construcción afirma que se trata de averías “normales” que se presentan en un proceso de construcción y que quiere repararlas.

Ese edificio se construyó con muchas irregularidades y sin cumplimiento de las normas. Desde que inició esa obra, en mi apartamento comenzaron a aparecer grietas y las paredes empezaron a presentar humedad”.

Este testimonio es de Miguel Reyes Ferro, habitante del barrio Terrazas en Bucaramanga. Él denunció que una construcción, que está por concluir en dicho punto de la ciudad, ocasionó múltiples daños en su vivienda.

Lea también: Vía en mal estado en Girón genera riesgo a varias viviendas

Aseguró el ciudadano que en 2014 comenzó a notar numerosas fisuras en su apartamento, que colinda con dicha obra en cuestión, ubicada en la carrera 44 N° 57-27. El denunciante afirma que desde ese año en su vivienda aparecieron esporas y moho, producto de la humedad que comenzó a afectar su domicilio.

“Esa obra se inició sin planos aprobados, sin estudios de suelo, ni actas de vecindad. Las columnas del edificio que se hizo, de 12 pisos, fueron apoyadas sobre las viviendas contiguas. Por esto es que en mi apartamento y en la casa de una vecina aparecieron grietas y filtraciones”, aseveró Reyes Ferro.

En la visita realizada por Vanguardia a la residencia de la familia Reyes, se observaron, a lo menos, 15 grietas y se pudo percibir el problema de hongos que existe en dos cuartos del apartamento.

“Nos quitaron la tranquilidad”

La otra familia que se declara perjudicada a raíz de dicha construcción, ocupa una casa multifamiliar ubicada al lado del edificio que está por terminarse. Ellos también aseguran que desde 2014 comenzaron a notar múltiples fallas en su vivienda.

“Aparecieron tantas grietas en la casa que incluso solicitamos una evaluación por parte de expertos. Hay fisuras hasta en las vigas. El ingeniero que hizo el diagnóstico nos dijo que lo mejor era demoler y construir nuevamente la vivienda”, aseguró una integrante de dicho núcleo familiar, quien solicitó la reserva de su identidad.

El concepto de expertos

En 2014 un experto de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, SSI, inspeccionó la casa referida y emitió un diagnóstico sobre las averías y fallas que halló.

Parte del concepto producido indica que “la problemática generada por la construcción del edificio tiene sus orígenes en errores del proyecto, al no haber adelantado los estudios de suelo por parte de un geotecnista...

También le puede interesar: Cinco obras por $400 mil millones que se quedaron en el papel en Bucaramanga y el área

No hay muro que separe la casa de la construcción... La casa fue usada, en las áreas de contacto de las placas de entre piso del edificio, como formaleta... Hay contacto de la viga del edificio con la casa”, señala dicho diagnóstico emitido por la SSI.

¿Qué dice el Municipio?

En septiembre de 2014 la Secretaría de Planeación de Bucaramanga ordenó la suspensión preventiva de dicha obra en Terrazas, por “no contar con licencia de construcción”.

La observación más reciente del Municipio se realizó el pasado 16 de julio. La Inspectora de Policía Urbana informó sobre dicha obra que “no presenta infracciones urbanísticas, que los construido en el sitio corresponde con la licencia expedida por la Curaduría Urbana N°1 de Bucaramanga...

Razón por la cual mediante resolución 240 del 20 de septiembre de 2018 se ordenó levantar definitivamente la medida de suspensión de obra”, aseguró por escrito tal despacho.

¿Qué dice el constructor?

Luis Mantilla Hernández, constructor de dicha obra en Terrazas, respondió a lo denunciado por la comunidad, afirmando que “el edificio sí se construyó con muros de separación entre los predios aledaños. Es falso que las vigas se hubieran apoyado en las viviendas contiguas. Los daños que se causaron en la casa y el apartamento son normales. Las grietas aparecieron, tal vez, porque en la obra se usaron taladros y eso pudo causar algunas fisuras superficiales”.

Mantilla Hernández también aseveró que “ya he tratado de conciliar con los afectados. Un perito valuó los arreglos del apartamento por cerca de cuatro millones de pesos y los de la casa por otros $16 millones. Pero no hemos llegado a un acuerdo porque ellos quieren que les dé más de mil millones de pesos”.

En su defensa, el constructor también señaló que “hasta ahora no tengo ningún pendiente ni con la justicia ni con las autoridades. La obra está en regla y ha cumplido con todas las normas exigidas”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad