martes 06 de junio de 2017 - 12:01 AM

FCV busca mejor terapia del estrés postraumático

Esperando mejorar los efectos de la terapia psicológica para el tratamiento del estrés postraumático, la FCV lidera una investigación convocada por Colciencias, para activar los circuitos de la memoria en el cerebro y motivar el olvido del instante que genera este estrés.
Escuchar este artículo

Teniendo como base que el conflicto armado en Colombia ha involucrado a la población en eventos de diversa índole como secuestro, homicidio, tortura, desplazamiento y desapariciones forzosas, no sólo estando directamente afectados, sino escuchando los relatos de las situaciones, provocando así efectos de trauma psicológico en algunas de las personas, Colciencias hizo una convocatoria para mejorar el tratamiento del estrés postraumático, que fue ganada por la FCV.

La propuesta de la FCV fue la mejor calificada, por argumentar que para mejorar los tratamientos farmacológicos y psicoterapéuticos para el tratamiento del Trastorno de Estrés Postraumático, Tept, es necesario el desarrollo de una alternativa terapéutica, que proponen en asociación con investigadores de la Universidad de Harvard y de la Universidad Fundación Universitaria Ciencias de la Salud, de Bogotá.

El Tept es una enfermedad de alta frecuencia en poblaciones expuestas a la violencia, que Colombia experimenta por la traumatización repetitiva a grandes grupos, asociada al conflicto armado, estimando que su porcentaje de afectación en comunidades desplazadas puede llegar al 21%.

Y debido a que el trastorno puede causar problemas como Flashbacks, es decir, la percepción de que el evento está sucediendo nuevamente; dificultad para dormir o pesadillas; sentimiento de soledad; explosiones de ira; sensación de preocupación, culpa o tristeza, la investigadora principal del proyecto, Ligia Clemencia Rueda, psiquiatra del Instituto Neurológico del Hospital Internacional de Colombia, HIC, argumenta que se busca motivar y regular los sistemas cerebrales involucrados en los mecanismos fisiopatológicos, como la memoria, que comprometen el recuerdo anormal de los eventos traumáticos, para que eso sea superado.

“Pretendemos con técnicas no invasivas, modificar el funcionamiento del sistema nervioso sin generar lesiones y como alternativa terapéutica novedosa, con bajo riesgo de tener eventos adversos para el tratamiento de diferentes enfermedades” expuso la investigadora.

En definitiva, se busca aumentar la efectividad de la psicoterapia cognitivo comportamental, por medio de una estimulación no invasiva, para contribuir con el desempeño de los pacientes en el ámbito laboral y social, favoreciendo el proceso de adaptación del país hacia el posconflicto.

Actualidad de la investigación

Para esta investigación serán cerca de 100 personas las estudiadas, para lo cual la investigadora Rueda, dice que “ya arrancamos con los dispositivos para su aplicación en pacientes y esperamos en el segundo semestre ubicar a los interesados en recibir el tratamiento, quienes deben ser personas que vivan o decidan estar cerca a la ciudad para ser tratadas, independientemente de que sean desplazados o no, pues lo importante es que tengan la enfermedad, teniendo como base que todos hemos estado inmersos en el conflicto nacional, de una forma u otra”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad