viernes 19 de abril de 2019 - 12:00 AM

Fundación que atiende a 800 venezolanos al día en Bucaramanga requiere ayuda

La Fundación Entre dos tierras, que opera en Bucaramanga y que a diario ayuda a un promedio de 800 venezolanos, atraviesa una crisis económica y de escasez de alimentos. Por eso, acude a la solidaridad de los santandereanos para solventar la difícil situación.

Desde hace dos años, Alba Pereira, a través de su fundación ‘Entre dos tierras’, se encarga de brindar ayuda humanitaria a cientos de venezolanos y colombianos que llegan a Bucaramanga huyendo de la crisis que afronta el vecino país.

Es así como diariamente atiende entre 700 y 800 personas, entre mujeres embarazadas, adultos mayores, hombres y niños, que no tienen otra forma de sustento ni cómo sobrevivir día a día en una ciudad que para ellos es desconocida.

Sin embargo, la falta de apoyo de empresas públicas o privadas tienen en crisis a este refugio que ahora busca la solidaridad de los santandereanos, para continuar brindado el acompañamiento a quienes lo necesitan.

“Nosotros entregamos a diario entre 700 y 800 almuerzos que preparamos en el Fundación, para ayudar a estas personas. Aunque la mayoría son venezolanos, también hay muchos colombianos y familias mixtas que regresaron al país pero que, a pesar de tener los papeles en orden, no tienen trabajo. Todavía nos queda un poco de alimento, pero tenemos escasez de agua y una deuda de $1’600.000”, contó la mujer.

La deuda a la que hace referencia Pereira, es por compromisos relacionados al arriendo y servicios, los cuales, de ser suspendidos, impediría que se continuara con esta labor humanitaria.

Una mano amiga para los venezolanos

Además de la entrega de los almuerzos, ‘Entre dos tierras’ brinda ayuda psicológica, asesoramiento migratorio y ayuda médica para los más necesitados.

Del mismo modo, atiende tres rutas semanales, donde brinda ayuda a más de 400 inmigrantes que se dirigen a Santander u otros departamentos del país.

“Cada semana acompañamos a las personas en la ruta Bucaramanga - Pamplona; Bucaramanga - Curití y Bucaramanga - Barrancabermeja. Les damos un poco de alimento, mucha hidratación, comida para los niños y, si podemos, ropa para que puedan pasar el frío y zapatos. También curamos las heridas de sus pies y atendemos a los niños, que muchos de ellos son de brazos”, explicó Pereira.

Por este motivo es que la mujer hace un llamado a la solidaridad de las empresas y particulares.

¿Cómo ayudar?

Los interesados en colaborar y aportar monetariamente, lo podrán hacer a través de la cuenta de ahorros N° 291-861148-23 de Bancolombia, a nombre de la Fundación Entre dos tierras, NIT: 901105772.

Además, se podrán acercar a la calle 18 N° 28-56, barrio San Alonso de Bucaramanga, entre las 8 de las mañana y las 6 de la tarde, para donar alimentos no perecederos, botellas de agua, energizantes, compotas, barras energéticas, ropa usada en buen estado, preferiblemente en tallas pequeñas (debido al bajo peso de los caminantes) y zapatos deportivos.

“Somos la única organización de Santander que ayuda a los venezolanos. En este momento no tenemos los recursos para seguir operado porque llegan muchos niños menores de siete años y de meses. Este es un espacio abierto para ayudarlos a todos, si cerramos, serán 800 personas que no tendrán en dónde comer. Por eso acudimos a la solidaridad de las personas”, concluyó la mujer.

La Fundación también abre las puertas para quienes quieran ayudar en las jornadas de alimentación y acompañamiento en las rutas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad