miércoles 24 de febrero de 2021 - 12:00 AM

Galería: Así se pierde la movilidad de la calle 61 en Bucaramanga

A un solo carril se redujo la movilidad vehicular en ambos sentidos de la calle 61. Quienes van a pie también sufren la invasión de los andenes. El desorden de automotores mal parqueados se extiende por cinco cuadras. Piden controles y estrategias para recuperar el espacio público que permanece invadido.
Escuchar este artículo

La doble calzada de la calle 61, entre la diagonal 15 y la carrera 17, se convirtió en otro punto neurálgico de Bucaramanga que registra varios problemas en materia de movilidad, debido a los desórdenes de vehículos que parquean en sitios indebidos.

En dicho corredor, que permite el paso entre el sector de la carrera 15 y Real de Minas, diariamente se ven filas de automotores aparcados que se extienden por cinco cuadras, en cada sentido vial.

Lea también: Piden acciones para frenar los trancones por filas de taxistas en Bucaramanga

El problema es permanente. En cualquier momento del día, en horarios laborales, se pueden observar los vehículos estacionados en cada costado de la vía, mientras se forman represamientos vehiculares que se agudizan durante las ‘horas pico’.

Estos desórdenes también perjudican a los peatones. De forma descarada, muchos ciudadanos dejan sus vehículos aparcados sobre los andenes, ocasionando que aquellos que van a pie se bajen al asfalto para continuar su camino.

“Un caos la movilidad en la zona”

Conductores, habitantes y hasta los mismos comerciantes del sector, consideran que “faltan planes o estrategias” por parte de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga para frenar o mitigar los problemas de parqueo indebido que se agravan con el pasar del tiempo.

Dicho punto de la calle 61 se consolidó con el transcurrir de los años en una zona que actualmente alberga decenas de establecimientos comerciales relacionados con el sector de la construcción, en donde se encuentran ferreterías, bodegas para materiales, locales de pinturas, negocios de albañilería, entre otras actividades similares.

Andrés Sandoval, quien habita en la zona neurálgica de la calle 61, manifestó a Vanguardia que “gran parte de los andenes son bloqueados a diario por los vehículos que van a descargar o a recoger materiales en las bodegas. Tenemos un problema que, además de afectar la movilidad, expone a los peatones a sufrir accidentes.

“Como queda un solo carril para los carros, cuando alguien aborda transporte de una vez se forma el trancón. En las ‘horas pico’, tipo ocho de la mañana, al mediodía y hacia las cuatro de la tarde, se vuelve un caos la movilidad en la zona”, agregó Sandoval.

Los vecinos de la calle 61 señalan que están cansados de las ‘pitazones’ que se generan en los embotellamientos y que irrumpen con la tranquilidad.

Igualmente, la comunidad también advierte que gran parte de los andenes están estropeados, con huecos y resquebrajados, debido a los vehículos de carga que diariamente se suben a las aceras.

“Solicitamos una zona de parqueo”

El desarrollo comercial de la calle 61 tomó por sorpresa a las autoridades locales, señalan comerciantes y los mismos compradores que frecuentan la zona.

Ellos manifiestan que ante el crecimiento y consolidación de negocios relacionados con la construcción, nunca se tomaron acciones ni planes en materia de movilidad frente a la dinámica de actividades como la descarga de materiales.

Gracialiano Lizarazo, cliente de una ferretería de la calle 61, expresó que “en esta zona no existen bahías ni lugares de parqueo disponibles. Se necesita que habiliten parqueaderos porque la mayoría de los compradores llegamos con nuestros vehículos y así poder llevar las compras, que normalmente son de gran tamaño”.

Patricia Macías, administradora de un establecimiento que fabrica componentes metálicos para edificaciones, señaló que “falta que la Dirección de Tránsito habilite en este sector un parqueadero para los vehículos que hacen acarreos. De modo tal que estos automotores puedan estar allí mientras les sale el servicio y no sobre la calle 61 haciendo trancón”.

Otro comerciante, Giovany Contreras, indicó que “faltan controles de Tránsito. En la calle 61 estaciona gente que ni siquiera entra a nuestros negocios y sí dejan sus vehículos durante horas. Ya se le ha dicho a la autoridad, pero no vemos resultados”.

¿Qué dice Tránsito?

Andrea Juliana Méndez, jefe de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, indicó que el parqueo indebido en la calle 61 se controla mediante la Unidad de Bloqueo al Infractor, UBI, equipo de agentes que inmoviliza los automotores con cepos.

“La estrategia de la UBI es con la que se atienden este tipo de problemas relacionados con la invasión del espacio público”, precisó la funcionaria.

Sobre los espacios de parqueo que solicitan comerciantes y compradores, la Directora de Tránsito Local informó que “la estrategia que está planteada a mediano plazo son la zonas Zert (Zonas de Estacionamiento Regulado), que regularían las área de cargue y descargue para este sector y la ciudad, y lugares de estacionamiento. La idea es que el Concejo nos ayude”.

Conforme con lo explicado por Méndez, en estos momentos se analizan y se definen las ‘Zonas Zert’ que se reglamentarían; un proyecto que posteriormente deberá recibir la aprobación del Cabildo Municipal.

opine
Leonardo Vera, quien diariamente camina la calle 61 para hacer compras, relató las incomodidades que sufren los peatones debido a la invasión de andenes. “Este problema no ha tenido la suficiente atención de las autoridades y cada día es peor. La constante en la zona es que haya vehículos sobre los andenes y que los peatones se deban exponer en la vía a posibles accidentes.
“Si los andenes no están bloqueados por carros, están ocupados por materiales y no se puede pasar”, agregó.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad