miércoles 03 de marzo de 2021 - 6:47 PM

Gobernación de Santander explica las trabas que se han registrado en el proceso de vacunación

La Secretaría de Salud respondió a las dudas sobre el avance del Plan de Vacunación.
Escuchar este artículo

Pese a que desde el 17 de febrero empezaron a llegar las vacunas contra el COVID-19 en Santander, se han aplicado menos de la mitad de las dosis recibidas. Tras las críticas por la lentitud del proceso, la Gobernación de Santander dio algunas explicaciones.

En diálogo con Vanguardia, el secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar, aclaró cómo avanza el Plan de Vacunación en el departamento.

El funcionario reiteró que el 17 de febrero aterrizaron en el aeropuerto Palonegro las primeras 2.388 dosis de Pfizer, que se empezaron a inyectar al día siguiente a personal médico del área metropolitana de Bucaramanga. Cinco días después, es decir, el lunes 22 de febrero pasado, se terminaron de aplicar.

Seguidamente, pasaron cuatro días en los que no se aplicaron vacunas, pese a que la segunda entrega de los biológicos se registró el jueves 25 de febrero. En esta ocasión se trataba 6.887 de Sinovac y de otras 2.466 dosis de Pfizer, cuya distribución a los hospitales inició el pasado sábado 27 de febrero.

"Aunque llegaron el jueves, su aplicación empezó el sábado porque el Ministerio de Salud no había cargado la información en la plataforma. No se pueden empezar a administrar apenas llegan porque no están inventariadas o asignadas, faltaba legalizarlas", dijo Villamizar.

Es decir, debido a los trámites administrativos, realmente en Santander solo en 10 días ha habido jornadas de vacunación, en los que se han aplicado 5.936 dosis según el balance entregado en la tarde de este miércoles. Esto equivale al 50,5% de las 11.741 vacunas recibidas en el departamento.

¿Qué se está aplicando ahora?

De las 9.353 vacunas que llegaron el pasado jueves se ha avanzado en la aplicación de aproximadamente 3 mil vacunas desde hace cinco días.

Para el caso de las 6.887 vacunas de Sinovac se destinaron 3.056 para el personal de salud de primera línea que, en un principio, se debían distribuir en hospitales de alta y mediana complejidad. "El domingo se distribuyeron 2.121 para las provincias".

Según Villamizar, solo hasta la noche del pasado martes, el Ministerio de Salud autorizó administrar vacunas en centros médicos de baja complejidad de los diferentes municipios. "Inicialmente solo cobijaba a Málaga, San Gil, Vélez, Socorro y Barrancabermeja. Por eso solo fueron 740 dosis que se distribuyeron el domingo".

Por esta razón, este miércoles se empezaron a distribuir el resto de las 2.316 vacunas a las cabeceras de provincia para este jueves arrancar con la vacunación del personal de salud en otros municipios. "El tema en las provincias es muy demorado por las distancias".

Entre tanto, para la vacunación de adultos mayores de 80 años, se destinaron las otras 3.831 vacunas de Sinovac. De estas, se distribuyeron 2.121 el domingo pasado y este miércoles se enviaron otras 44 dosis, junto a 10 vacunas para mayores privados de la libertad. Es decir, 1.656 permanecen guardadas en el centro de acopio porque no se han reportado más abuelos.

¿Por qué no se han asignado en su totalidad? Villamizar asegura que es labor de los centros de larga estancia realizar los listados, pero hasta el momento las dosis asignadas son las únicas que han solicitado.

"Para el caso de personal de salud, las IPS son las responsables de elaborar las bases de datos al Ministerio de Salud, nosotros solo verificamos si hay inconsistencias. En cambio, para el caso de adultos mayores, son los representantes de los centros de bienestar deben hacer el reporte al municipio y este a su vez lo pasa a nosotros en el área de Promoción Social para remitirlo al Ministerio de Salud", detalló.

¿Y las de Pfizer?

El segundo lote de Pfizer, compuesto por 2.466, se distribuyó el lunes y se terminaría de aplicar este miércoles en el área metropolitana de Bucaramanga.

Nada se ha perdido

El Secretario de Salud de Santander comentó que si bien el proceso ha avanzado lentamente, en ningún momento los biológicos han estado en riesgo de perderse, pues no han ocurrido situaciones como en el caso de Tolima. "A veces la gente quisiera que todo fuera más rápido, pero tenemos que acogernos a las resoluciones del Gobierno Nacional. Si allá no autorizan, no podemos despachar. Las mantenemos guardadas para no tener inconvenientes".

Villamizar aseguró que no se tiene precisión de cuántas vacunas se aplicarán en Santander durante la primera etapa, pues "las bases de datos cada día van a crecer. En un principio se anunció que la primera fase tardaría un mes, pero todo depende de las vacunas que reciba el Gobierno Nacional".

El funcionario indicó además que las dinámicas en cada departamento son diferentes, porque algunas regiones tienen más ventaja. "Cundinamarca y Bogotá pudieron avanzar al día siguiente de la llegada de las vacunas, en cambio en Santander pudimos arrancar una semana después. El tema es de logística".

Villamizar indicó que nombró líderes para cada provincia para estar atentos a lo que sucede en municipio. "Hacemos todo lo posible para que la vacunación sea rápida, incluso estamos administrándolas sábados y domingos si es necesario. Ningún día hemos parado; da la sensación que estamos retrasados, pero hemos trabajado dentro de los tiempos establecidos en las circulares que nos obligan a seguir paso a paso la directrices del Gobierno".

Se espera que en las próximas horas lleguen a Santander 5.700 vacunas de Pfizer, que al parecer con estos biológicos se garantizaría la segunda dosis de los primeros vacunados. "No hay claridad porque el Gobierno Nacional en reunión dice una cosa y luego dicen otra en la resolución".

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad