sábado 14 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

¿Ha mejorado el ambiente en Bucaramanga con actual medida del Pico y Placa?

La respuesta quedó revelada en un estudio que realizaron tres investigadores de la Udes, donde se tuvo en cuenta la calidad del aire, modelos de restricción vehicular aplicados en la ciudad y casos de enfermedades respiratorias.
Escuchar este artículo

Frente a otros esquemas de movilidad que se han implementado en Bucaramanga, la actual medida del Pico y Placa genera un 48% de ganancia ambiental, específicamente cuando se habla de material particulado PM10, denominación técnica que reciben las partículas respirables.

Este porcentaje fue dado a conocer por un grupo de investigadores de la Universidad de Santander, Udes, tras un estudio, que empezaron a desarrollar desde 2016, sobre la ‘Calidad del aire y enfermedades respiratorias bajo diversos esquemas de circulación vial en Bucaramanga’.

Su objetivo, comparar niveles de material particulado PM10 y ozono troposférico O3, a través de tres esquemas de movilidad que, en los últimos años, se han propuesto en la capital santandereana. Asimismo, evaluar su efecto sobre la calidad del aire y el impacto de esta sobre la incidencia de enfermedades respiratorias.

Miguel Oswaldo Pérez Pulido, uno de los investigadores del proyecto, explicó que “se tomaron los tres esquemas de restricción vehicular: uno que iba de 6:00 a 9:00 a.m. y de 4:00 a 8:00 p.m.; el otro fue cuando quitaron el Pico y Placa; y, el último, es el que se mantiene actualmente de 6:00 a.m. a 8:00 p.m. Entonces comparamos y concluimos que con el actual esquema se permitió una ganancia ambiental. Sin embargo, ningún esquema contribuye a reducir las bajas concentraciones de O3 (un contaminante atmosférico que puede provocar sobre la salud de las personas tos, irritaciones en la faringe, cuello y ojos, y dificultades respiratorias)”.

Lea también: AMB propone cambio de combustible para contaminar menos el ambiente

Para Pérez, el resultado más importante es que cuando hay caída del PM10 se logran disminuir los casos de enfermedades respiratorias entre la población. Se habla de alrededor de un 5,6%.

“Esta es quizá una de las conclusiones más importantes que fue evaluado bajo una metodología estadística para llegar a ese resultado. Indica que se favorece la adopción del esquema del Pico y Placa actual”, subrayó Pérez Pulido.

Dentro del documento también quedó consignado que, independientemente, del esquema de control de movilidad vehicular que se aplique en la localidad, existen dos momentos de mayor nivel de emisiones. Para el PM10, un primer momento es en la mañana, generalmente entre las 7:00 y las 10:00 a.m., alcanzando su pico a las 8:00 a.m. El segundo, de menor intensidad, está al final del día, entre las 7:00 y las 10:00 p.m.

¿Por qué solo PM10?

De acuerdo con información suministrada, el proyecto avanzó solo con las mediciones de PM10 porque la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, era la única entidad que se encontraba adelantando mediciones de calidad de aire. Y sus equipos de monitoreo, instalados en Cabecera y Real de Minas, solo tomaban registro del material particulado PM10 y O3.

Por eso, la intención ahora es poder ampliar esta investigación con estudio del material particulado PM2,5, que son las micropartículas más peligrosas para la salud de las personas. El Área Metropolitana de Bucaramanga es el único que cuenta con estaciones para medir este material particulado.

Parte de las conclusiones de esta investigación es que les corresponde a los gobiernos locales adoptar medidas encaminadas a una movilidad sostenible. Son más de 700 mil vehículos los que transitan por el área metropolitana.

Lea también: Transporte público, el que más se ‘raja’ en las pruebas de gases

Sobre el proyecto

*El proyecto de investigación fue liderado por Giampaolo Orlandoni Merli, en co-investigación con Josefa Ramoni Perazzi y Miguel Pérez Pulido, con el apoyo de la Subdirección Técnica de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga.

*Las muestras para esta investigación fueron tomadas desde las estaciones meteorológicas ubicadas en Cabecera y Real de Minas en tres esquemas distintos:

- PP1 (esquema de restricción enero-abril de 2017, de 5:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 4:00 a 8:00 p.m.),

- PP0 (abril-agosto 2017, sin pico y placa)

- PP2 (agosto de 2017 a hoy, 6:00 a.m. a 8:00 p.m.) que según la investigación debe ser adoptado para favorecer el medio ambiente.

*La información de las variables ambientales pertenece al Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam.

*Las comparaciones de los niveles contaminantes se realizaron con base en estadísticas descriptivas, pruebas Anovas y funciones de densidad.

*El análisis de los factores que afectan la incidencia enfermedades respiratorias se basó en un Modelo Lineal Generalizado de Regresión Poisson, con las variables climatológicas combinadas en factores obtenidos través de análisis de componentes principales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad