viernes 19 de junio de 2020 - 12:00 AM

Han impuesto 1.754 multas por ‘piratería’ en Bucaramanga

En 2020 se duplicaron las sanciones por transporte informal de pasajeros en la capital santandereana. Tránsito de Bucaramanga informó las gestiones que se adelantan en asuntos como el mejoramiento de las rutas de bus e Sitm.
Escuchar este artículo

Entre enero y mayo de 2020, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga impuso 1.754 ‘comparendos’ por infracciones relacionadas con la ‘piratería’. En dicho lapso, las sanciones por transporte informal se duplicaron en la ciudad, en comparación con el mismo periodo de 2019.

En el presente año, 507 conductores han sido multados por conducir automotores particulares para servicios no autorizados, como el cobro para la movilización de pasajeros, falta que se denomina con el código D12 en la norma Nacional de Tránsito Terrestre.

Lea también: Transportadores exigen restricción del parrillero

De acuerdo con lo informado por Tránsito de Bucaramanga, en 2020 también se han impuesto 1.247 ‘comparendos’ por infracciones vinculadas a la ‘piratería’, como el parqueo ilegal en puntos en donde operan los denominados ‘terminalitos’, o por carros y motos que técnicamente no están aptos para circular y que representan riesgos por un inminente accidente.

Cálculos de las autoridades y de expertos locales en movilidad, advierten que en la capital santandereana alrededor de 10 mil ciudadanos ejercerían actividades de transporte informal. También se han identificado cerca de 50 puntos en donde se implementaron paraderos irregulares por parte de ‘piratas’.

De hecho, este año ya se registró un aumento en las multas por D12. Entre enero y mayo de 2019 en Bucaramanga se contabilizaron 252 sanciones por dicha infracción, mientras que en 2020 en el mismo lapso se reportaron 507; se duplicaron.

El Parque San Pío, el puente de Provenza, el CAI de La Virgen, el Parque del Agua, la carrera 15 con calles 45, 41, 36, 34 y 33, son algunas de las zonas neurálgicas, por mencionar la situación que ocurre en la meseta de la ‘Ciudad Bonita’.

Juan Pablo Ruiz, director de Tránsito de Bucaramanga, indicó que “todos los días ejecutamos operativos en los diferentes puntos de la ciudad para sancionar a infractores”.

El funcionario resaltó que a las labores de vigilancia y control también se suman “campañas pedagógicas que constantemente realizamos, para advertir a los ciudadanos sobre los riesgos que existen en el transporte informal, como el contagio de COVID-19. Les entregamos precauciones a tener en cuenta”.

Deficiencia en el transporte público

En barrios y asentamientos periféricos de la capital santandereana este fenómeno creció, al punto que las comunidades ya prefieren usar el servicio informal que esperar el bus o la ruta de Metrolínea.

Incluso, en vecindarios apartados como Los Colorados y El Pablón ya ruedan motocarros en los que caben hasta tres personas. Tanto pasajeros como comerciantes se las ingenian para sortear las necesidades en materia de movilidad.

En dichas poblaciones, la mayoría de sus habitantes se cansaron de la deficiencia y de la intermitencia que desde hace años existe en las rutas del transporte público urbano de pasajeros en el área metropolitana de Bucaramanga.

La crisis que sufren Metrolínea y las empresas de buses convencionales es aprovechada por quienes ven en la ‘piratería’ una forma de sustento y rebusque.

El Director de Tránsito afirma que ha participado en reuniones para analizar y discutir alternativas y soluciones para el mejoramiento del sistema de transporte público en la capital de Santander.

Ruiz señaló que con “la Administración Municipal se mantiene una mesa de trabajo constante, con el objetivo de optimizar la prestación del servicio; el Alcalde y su equipo de Gabinete han liderado esta labor”.

Es preciso mencionar que la Alcaldía de Bucaramanga gestionó la creación de un fondo de estabilización para el fortalecimiento del Sistema Integrado de Transporte Masivo. El Municipio ha manifestado que tiene proyectada una inversión cercana a los $30 mil millones para Metrolínea.

El Gobierno Local también ha recibido propuestas en los últimos meses por parte de expertos en movilidad, para que también se pueda fortalecer la prestación del servicio en las rutas de buses tradicionales.

A inicio del presente mes, conductores y empresarios de buses y busetas del servicio convencional le solicitaron a la Alcaldía de Bucaramanga la restricción del parrillero. La intención de los transportistas es que se reduzca la ‘piratería’ en moto o ‘mototaxismo’. Sin embargo, aún no se evalúa tal planteamiento.

Dato: $937 mil deberá pagar un conductor sancionado por ‘piratería’, sumando la multa, la estampilla y la factura.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad