domingo 12 de julio de 2009 - 10:00 AM

‘Hubo otra embarazada en cautiverio’

También asegura que la ex secuestrada política fue amante del jefe de las Farc, ‘Alfonso Cano’ y que el gobierno de los Estados Unidos sí participó en las operaciones ‘Jaque’ y ‘Fénix’.

Otro embarazo, además del que dio como fruto a Emmanuel (hijo de la ex secuestrada Clara Rojas), se habría producido en un campamento de las Farc a raíz de una relación entre una de las llamadas secuestradas políticas y un miembro de este grupo al margen de la ley. La afirmación la hizo a Vanguardia Liberal la periodista bumanguesa, Olga Cecilia Vega Cubillos, quien desde su exilio se abstuvo de revelar la identidad de la ex secuestrada política.

Olga Cecilia fue vinculada con el jefe de las Farc ‘Raúl Reyes’, muerto en desarrollo de la operación ‘Fénix’ el primero de marzo de 2008 en un campamento en Ecuador, cerca de la frontera con Colombia.

Vega Cubillos, conocida con el alias de ‘Juliana’, al interior de las Farc, es señalada por organismos de inteligencia norteamericanos y colombianos como 'amante' del entonces segundo hombre de las Farc.

Sin embargo, ella niega tal afirmación y advierte que su relación con él obedeció a su labor periodística y humanitaria para liberar a los tres secuestrados norteamericanos, a quienes además identifica como agentes de la CIA.

Olga Cecilia aseguró que la información del embarazo la recibió de 'algunos mandos del Secretariado de las Farc' y luego fue confirmada por un 'reconocido director de un hospital del Huila y médico de confianza de la guerrilla, quien atendió a esta persona en cautiverio'.

La periodista y hermana de Baruch Vega, fotógrafo e intermediario entre la DEA y narcotraficantes del país para negociar con la justicia en Estados Unidos, agregó que 'a la supuesta embarazada se le señala como la amante del actual jefe de las Farc (Alfonso Cano)'.

Olga Cecilia Vega Cubillos afirma que esta información, con pruebas, será narrada en su libro 'Raúl Reyes, si la montaña hablara'.

Por considerarlo de interés público, Vanguardia Liberal dialogó con Olga Cecilia Vega Cubillo sobre su revelación.

Embarazo de unasecuestrada

V.L.: Usted dijo que su libro hablará de las actuaciones en cautiverio de algunos secuestrados. ¿De quiénes y qué tipo de actuaciones?
OLGA CECILIA VE-GA: Durante algún tiempo en calidad de periodista y en desarrollo de mi proceso de mediación humanitaria en nombre del gobierno de los Estados Unidos, que permitió mi acceso a los campamentos guerrilleros, logré averiguar el estado en que se encontraban los secuestrados.
Adicionalmente, escuché de boca de algunos mandos del Secretariado de las Farc delicados rumores como el supuesto embarazo de otra secuestrada, aparte de Clara Rojas. Luego esta información me la confirmó un reconocido director de un hospital del Huila y médico de confianza de la guerrilla quien atendió a esta persona en cautiverio.

V.L.: ¿Usted se refiere a una de las secuestradas políticas?
O.C.V.: Sí.

V.L.: ¿Me dice el nombre?
O.C.V.: En el libro, claro. Allí hablaré de la supuesta embarazada. Di-go supuesta porque no la observé, pero tengo el nombre del médico que la atendió, por eso ya no deja de ser supuesta. Usted sabe que en el periodismo uno se tiene que cuidar en estos aspectos. 

V.L.: ¿Por qué no se conocía esa versión?  ¿Cree en el llamado pacto de silencio de las personas que llegaron de la selva?
O.C.V.: No sé si exista un código de silencio. Pero puedo decir otra cosa más de la supuesta embarazada. A ella se le señaló como la supuesta amante del actual jefe de las Farc, ‘Alfonso Cano’. Es más, era el rumor más fuerte porque ella estuvo en la zona donde él estuvo.

V.L.: ¿Tiene pruebas de esta afirmación?
O.C.V.: No le puedo decir más por los compromisos que tengo con mi editorial (La Oveja Negra). Esos temas se contarán en el libro.

V.L.: ¿Cuándo se conocerá el libro?
O.C.V.: Se lanzará el próximo 30 de julio en Colombia. Este libro debió publicarse hace tres meses, pero a raíz de varias amenazas que recibí, debimos aplazar la publicación.

V.L.: ¿Quién la amenazó? 
O.C.V.: No sabría decir. Sé que son personas que a lo mejor saben el contenido del libro y temen que se ventile la verdad. El libro contiene algunos secretos de personas que conocí que se encontraban en cautiverio y de algunos políticos.

‘Raúl Reyes’

V.L.: A usted la vinculan sentimentalmente con ‘Raúl Reyes’ y ha desmentido tales versiones. No obstante, usted ha dicho que lo apreció porque la 'trató humanamente como nadie'. ¿A qué se refiere?
O.C.V.: Sobre mi relación con ‘Raúl Reyes’ se ha venido especulando demasiado. Mi cercanía con él obedecía al campo periodístico. Esta relación la aproveché para una mediación humanitaria por la liberación de secuestrados. ‘Raúl Reyes’ depositaba mucha confianza en mí.
Tal relación creó unos celos muy fuertes dentro del gremio de periodistas que estuvimos en la zona del despeje. Infortunadamente para mi vida, pero afortunadamente para mi profesión logré exclusivas. Por eso algunos periodistas colombianos les dieron a los organismos de inteligencia colombiana informes falsos. Ellos dijeron que era la supuesta amante de ‘Raúl Reyes’.

V.L.: ¿Quiénes son esos periodistas?
O.C.V.: Son cuatro periodistas colombianos que menciono en el libro. En la actualidad realizan su ejercicio profesional en el país.

V.L.: En mayo pasado Noticias RCN publicó un informe donde asegura que tuvo acceso a varios correos del computador de ‘Raúl Reyes’ en los que se evidenciaría la relación sentimental de usted con el jefe guerrillero. Ellos trascribieron el siguiente correo de mayo de 2005: 'Mi adorado Raúl, intento ser fuerte pero existen días e instantes en que siento que el ánimo se baja a mis pies, pues las cosas como tú bien sabes, para mí no son fáciles'. ¿Usted escribió ese texto?
O.C.V.: Esta información de RCN salió posterior a que diera la cara en los medios de comunicación e informara que iba a publicar un libro donde sustentaré que la operación ‘Fénix’ y ‘Jaque’ fue coordinada y dirigida por organismos de inteligencia militares norteamericanos en Colombia. Después de que doy a conocer esta realidad, es cuando aparece esta desinformación.

V.L.: ¿Pero escribió esos correos?
O.C.V.: Dije que con ‘Raúl Reyes’ me escribí varios correos. Fueron 10 años de comunicación. A parte de eso porque estaba en un proceso de mediación humanitaria a nombre de Estados Unidos para la liberación de los tres norteamericanos. ¿Qué sucede? Esos correos están siendo manipulados.

V.L.: Según otra publicación de Noticias RCN usted: 'estaba amenazada por su cercanía con las Farc y además no tenía trabajo, por eso le pidió ayuda a ‘Reyes’  para obtener pruebas  de supervivencia de los tres militares  estadounidenses secuestrados por las Farc'.
Además  RCN transcribe otro correo: 'Por favor considera mi petición de obtener una pequeña prueba de los tres señores del norte. Mira que tú no alcanzas a imaginar cuánto representa y favorece esta situación, debido a que se cambian muchas cosas de la imagen de nuestra empresa a nivel internacional y de paso solucionar muchos aspectos de mi vida personal'. ¿Usted recibió dinero por su gestión humanitaria?

O.C.V.: Con el jefe guerrillero crucé decenas de correos con el pseudónimo de Juliana. Le puedo asegurar que antes de que aparecieran en el supuesto ‘PC de Reyes’, que por cierto parece la caja de Pandora porque tiene más información ahora de muerto que cuando estaba vivo, ya estaban siendo monitoreados por organismos de inteligencia colombianos y peor aún, extranjeros. Esto no implica que el contenido de los correos que muy amablemente entregan las autoridades de Colombia a los medios de comunicación, sean textuales a los que crucé con ‘Reyes’. 

V.L.: ¿A quién le interesa manipularlos?
O.C.V.: No soy antigobiernista, por el contrario, estoy de acuerdo con las acciones del Presidente Uribe, pero al Gobierno Nacional no le conviene en este momento que se conozca que Estados Unidos participó en estas dos operaciones militares.

V.L.: Usted afirmó en una entrevista hace unos meses que no descarta que ‘Raúl Reyes’ estuviera enamorado de usted de acuerdo a propuestas que recibió del jefe guerrillero. ¿Qué propuestas fueron esas?
O.C.V.:  ‘Raúl’ nunca me manifestó que estuviera enamorado de mí.

V.L.: ¿Entonces qué le propuso?
O.C.V.: Una de ellas fue que me vinculara a la comisión internacional de las Farc.

Operaciones ‘Fénix’ y ‘Jaque’

V.L.: Usted lo dijo, las operaciones ‘Fénix’ y ‘Jaque’ fueron organizadas y planeadas con ayuda del gobierno de Estados Unidos. El ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, consideró su declaración como  'estrambótica' y 'nada creíble'. ¿Qué pruebas tiene?
O.C.V.: Publicaré videos y correos electrónicos como pruebas. Daré a conocer los nombres exactos de los oficiales que trabajaron en esas operaciones.

V.L.: Pero el Gobierno lo negó.
O.C.V.: Sí, por un interés político. Son dos trofeos de mostrar de Uribe. Estoy diciendo que lo hizo el Ejército y lo hizo muy bien, pero fue ayudado por el gobierno de Estados Unidos.
V.L.: ¿Cuántas personas de la CIA y el FBI participaron en las dos operaciones?
O.C.V.: Había un comando que pasaba de 50 personas.

Muerte de ‘Raúl Reyes’

V.L.: ¿Quién traicionó a ‘Raúl Reyes’ para señalar la ubicación del campamento?
O.C.V.: A la CIA le interesaba más ‘Raúl Reyes’ que Manuel Marulanda. Él era considerado el estratega de las Farc. A ‘Raúl Reyes’ lo seguían desde hacía más de cinco años. Él siempre evadía el rastreo de la inteligencia norteamericana.
Dicen que gracias a mí localizan a ‘Raúl Reyes’. Eso no es cierto. La última vez que me reuní con ‘Raúl Reyes’ fue el 2 de enero de 2006 y él no estaría dos años en el mismo sitio.

V.L.: ¿Cómo lo localizan?
O.C.V.: Se conocía que ‘Raúl Reyes’ estaría en uno de los campamentos satélites porque sostendría un encuentro con unos emisarios franceses para hablar de la liberación de Íngrid Betancourt. Para ubicar el campamento tuvo que llegar una persona de mucha confianza de ‘Raúl Reyes’.

V.L.: ¿Quién era?
O.C.V.: No sé. En mi concepto debió morir en el bombardeo. Esa persona tenía que estar radiada para ubicar el punto exacto de ubicación del campamento. De lo contrario era imposible localizar en la selva.
Ahora, no creo que haya salido del lugar. Si una persona llegaba donde ‘Raúl Reyes’ y buscaba salir de forma inmediata, él ordenaba seguirlo. ‘Raúl Reyes’ era exageradamente desconfiado.

V.L.: De acuerdo a lo que conoció, ¿qué tanta fue la permisividad de las autoridades de Ecuador con ‘Raúl Reyes’?
O.C.V.: Los campamentos satélites estaban en Ecuador. Cuando llegaba a un campamento de las Farc pasaba por retenes del ejército de Ecuador y me tenía que identificar. Los militares hacían recorridos por esas zonas. Me parece que sería casi imposible que el gobierno ecuatoriano y sus  fuerzas militares no se dieran cuenta de la presencia de guerrilla colombiana.

V.L.: ¿Conoció algo de la relación de las Farc con gobiernos extranjeros?
O.C.V.: ‘Raúl Reyes’ decía que si el señor Uribe Vélez pedía ayuda a Estados Unidos, ellos no se quedarían con las manos cruzadas y buscarían gobiernos que los apoyen.

Farcpolítica

V.L.: ¿En el tiempo que usted estuvo en contacto con ‘Raúl Reyes’, conoció vínculos entre políticos y las Farc? 
O.C.V.: A nadie se le puede impedir que hable con otras personas. Independientemente de que sean guerrilleros, paramilitares, militares o narcotraficantes.
Sí conocí a aspirantes a concejos, alcaldías, gobernaciones, Congreso y hasta la misma Presidencia de la República que llegaron a negociar con los grupos al margen de la ley. Quedé aterrada con la corrupción interna que se maneja en estos sectores. Se juega a dos caras.

V.L.: ¿Tiene nombres?
O.C.V.: No doy nombres irresponsablemente porque darlos es ponerle una soga al cuello a la gente. 
V.L.: ¿Qué visión llegó usted a conocer de las Farc respecto al trabajo de Piedad Córdoba?
O.C.V.: Piedad Córdoba no tenía contacto con ‘Raúl Reyes’ hasta que logró conseguirlos. Piedad Córdoba es el salvavidas de comunicación político de las Farc.
Obviamente su labor es muy positiva, pero detrás hay una estrategia política. Me reservo algunas cosas sobre Piedad Córdoba porque prefiero que la gente descubra una serie de circunstancias que están por venir. Es positivo luchar por los secuestrados, pero cuando eso se convierte en estrategia política, no sé, hay un juego de por medio. 

V.L.: ¿De ambas partes?    
O.C.V.: Sí. Por eso digo que sus acciones son la mejor estrategia para las dos partes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad