domingo 21 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Incubaxion irá a México en representación de Colombia

El grupo Incubaxion Teatro de Piedecuesta, lleva 12 años en la formación de jóvenes apasionados por diferentes expresiones del arte, como acrobacias, show de zancos, malabares, comparsas, entre otras, que han unido a más de 150 personas que por curiosidad o interés han pretendido vincularse al grupo, pero que en sí, al menos 60 han sido más dedicadas, y de las cuales sólo siete aún continúan en el proyecto cultural.

En el grupo de los siete está el director Weymar Quintero que 'suele ponerse de mal genio', según sus pupilos, aunque según él, más bien es 'exigente y serio', ha descubierto el talento de los niños que llegan a formar parte de Incubaxion.

Como lo es Lorena Anaya, Jessica Morena, Yulieth Rodríguez, Eduard Bastidas y Édgar Sambrano, quienes ahora pueden asegurar que el teatro es su vida, y por eso han estado allí más de una década.

Lorena y Eduard tuvieron la oportunidad de viajar a Dubai para quedarse a trabajar en shows comerciales, pero los espectáculos no llenaron sus expectativas, por eso regresan a Colombia y especialmente a Incubaxion. 'No todo es recoger plata, es hacer lo que a uno le gusta, hacer realmente teatro que es lo que me gusta, por eso volví' dijo Lorena.

El caso de Eduard es similar, con la firme convicción de que 'se tiene una misión con la sociedad de llevar un mensaje, además allá me sentía muy sólo, acá se trabaja en equipo se comparte y eso no se ve allá'.

Pero la unión y permanencia de un grupo de teatro, no es fácil en el país y en el departamento. Para Weymar la disciplina, la dedicación en los ensayos es uno de los valores agregados que los mantiene vigentes.

Todos ensayan de lunes a sábado de cuatro de la tarde a diez de la noche, y los domingos deben cumplir con trabajos, lo que los forja a estar tiempo completo, dedicados a su pasión como artistas. 'Practicamos malabares, acrobacias y la parte musical para tener dos trabajos montados para después de junio', señaló Weymar.

Pero antes de llegar a mitad de año, el grupo de teatro tendrá una parada en México. Cuatro de sus integrantes fueron invitados a participar en el Festival de Puebla que se desarrollará el próximo mayo.

La gestión la realizó el grupo, pero la selección la hicieron desde ese país, teniendo como base las muestras que dieron a conocer, cuando estuvieron allá hace algunos años.

'Ellos ya conocen lo que hacemos, estuvimos en 2007 y se vio el talento', agregó el director, quien recalcó que en esta ocasión viajan con recursos que destina el Festival, pero en otro tipo de funciones realizadas, ellos mismos han tenido que buscar el dinero para viajar, pues no han contado con apoyo de Alcaldías o del Departamento, pese a que a cualquier lugar al que llegan, no dudan en decir que son de Piedecuesta, Santander.


El escenario

Además de la constancia en los ensayos, el grupo cuenta con un espacio amplio en el colegio Carlos Vicente Rey, de donde es egresado Weymar, y algunos de sus mejores compañeros de grupo.  La comunidad de la institución educativa es la privilegiada en observar el lanzamiento de las obras, que dan a conocer ante 500 estudiantes, y 'los docentes que son difíciles de convencer, por eso es muy gratificante, y siempre lo hacemos porque el colegio ha sido un gran apoyo para nosotros', puntualizó Weymar.

Ahora están en la cuenta regresiva, en dos meses alistarán maletas, y de nuevo, como suelen hacerlo, darán muestra de su talento, no sólo como Incubaxion Teatro, sino como artistas colombianos.


teatro en zonas apartadas

Desde 1999 lideran un proyecto artístico, pero ante todo social. Es el festival Alfredo Camargo Acevedo, ACA, que se realiza cada agosto en veredas de Piedecuesta. Las personas de la zona rural no debe pagar por las obras y funciones que ven, pues el proyecto que ideó Weimar está financiada por el gobierno local de turno.

'La primera vez que hicimos el festival tuvimos pérdida, nadie nos apoyo, pero luego ya recibimos ayuda y ese festival lleva ya once años', manifestó Weymar.


Quieren tener su propia sede

A corto plazo tienen en mente ubicarse en una nueva sede, donde puedan tener su propia escuela de arte. Weymar proyecta que en abril puedan tener definido el lugar, que con certeza 'será en Piedecuesta, no necesito la capital, acá se pueden hacer buenas cosas'.


No ha faltado el peligro

Como recuerdos del pasado, piensan en algunos hechos que experimentaron detrás del telón y otras en escena. Un evento peligroso sucedió durante una presentación en la cárcel, cuando ante los presos, una de las integrantes que fue alzada cayó al piso de cabeza.

La artista estuvo varios minutos inconciente, la obra quedó paralizada y 'todos los presos corrieron a ver, que pasaba que le den espacio para que entre aire, el susto fue tenaz, pero cobró el sentido y se paró y ella quería seguir con su función, yo no la dejé, era muy arriesgado', Weymar añadió, 'pero duró varios días con un chichón enorme'.

Como si fuera parte de la muestra, un día, cuando estaban ante los integrantes del colegio Carlos Vicente Rey, uno de sus estudiantes, Édgar Sambrano quien iba a dar muestra de su talento, cayó con todo y batería al suelo, luego de que la zorra que manejaba Weymar pasara por un pequeño hueco.

'Yo por sacarla del hueco la levanto y cae con todo y eso estaba sujetado con nylon y cada vez que intentaba pararse se caía, todo el mundo se reía. Los amigos de él que estaban sentados en la primera fila, querían verlo en su primer acto. Finalmente lo levanto, pero se enreda en un pie y vuelve y cae, luego continuamos con todo y duró más tiempo'.

Cuando se acabó la función, muchos quedaron convencidos de que las caídas, fueron parte del espectáculo.

Una de las más preocupantes, sucedió hace ocho años en Girón. Mientras caminaban rodeados de muchas personas que los observaban, un señor que tenía una caja llena de pólvora se descuidó y encendió todos los voladores que pasaron sobre el piso.

Las personas en su intento por esquivar la pólvora corrían. Ese día hubo varios lesionados, una menor terminó con una herida en un ojo;  la función se suspendió.

'El Señor estaba tomado, no tuvo cuidado y todo se prende, yo creí y muchos que había sido un atentando, porque el ruido fue muy fuerte', recordó el director.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad